Renuncia una integrante de alto rango del equipo del rey Carlos por acusaciones de racismo

Una de las principales integrantes del equipo que asiste al rey Carlos III renunció a sus deberes luego de ser acusada de racismo por una invitada a una recepción en el Palacio de Buckingham ofrecida por la reina consorte Camilla.

La activista Ngozi Fulani asegura que fue víctima de preguntas de tono racistas por la ayudante, que insistentemente preguntó por su origen y de dónde venía "realmente" su "gente", pese a que Fulani le explicó que había nacido en Gran Bretaña.

A través de sus redes sociales, Fulani detalló la conversación que se llevó a cabo 10 minutos después de su llegada al acto, que se celebraba para resaltar la lucha contra la violencia de género. La activista, que asistió en representación de la organización Sistah Space, aseguró que fue cuestionada varias veces sobre su origen y nacionalidad.

"¿Cuál es tu nacionalidad?, ¿de dónde vienes realmente?, ¿de dónde viene tu gente?, ¿de qué parte de África eres?", comentó que fueron algunas de las preguntas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ante la situación, el Palacio de Buckingham informó en un comunicado que la ayudante en cuestión y de la que no se facilitó la identidad, había renunciado y ofreció disculpas por lo sucedido.

"Tomamos este incidente extremadamente en serio y lo hemos investigado inmediatamente para establecer todos los detalles", declaró el palacio a través de un comunicado, según People.

"En esta ocasión, se hicieron comentarios inaceptables y profundamente lamentables. Hemos contactado a Ngozi Fulani sobre esto, y la invitamos a charlar sobre todos los elementos de su experiencia en persona si así lo desea. Por el momento, la persona involucrada desea expresar su profunda disculpa por el dolor causado y ha renunciado a su papel honorario con efecto inmediato. A todos los miembros de la Casa se les ha recordado las políticas de diversidad e inclusividad que se requiere que sigan en todo momento".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Los príncipes de Gales, William y Kate Middleton, que se encuentran en una visita oficial a Boston, MA, también abordaron el incidente en un comunicado.

"Fue realmente decepcionante escuchar la experiencia de la invitada. El racismo no tiene espacio en nuestra sociedad. Estos comentarios son inaceptables y que la persona involucrada renuncie inmediatamente, es lo correcto", expresó la pareja.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Por su parte, la reina consorte envió un mensaje personal a través de la cuenta de Twitter de la familia.

"Hoy, un extraordinario grupo de gente se reunió en el Palacio de Buckigham con una meta: ver el fin de la violencia contra las mujeres y niñas. Estuve profundamente conmovida e inspirada por sus historias. Con determinación y valor, veremos el fin de estos atroces crímenes para siempre", escribió firmando el mensaje con su nombre.

Este incidente ha vuelto a poner a la Casa Real británica en la mira, luego de que en el pasado afrontara alegaciones sobre el mismo tema, particularmente las que compartió Meghan Markle en su famosa entrevista con Oprah Winfrey.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO: Carlos III se presenta como un hombre 'terriblemente ambicioso' en un nuevo documental