La respuesta irónica de Alfredo Leuco a las críticas de Ernesto Tenembaum y Reynaldo Sietecase

·6  min de lectura
Alfredo Leuco cruzó a Ernesto Tenembaum y Reynaldo Sietecase: "Ustedes abrieron las hostilidades y no tengo más remedio que recoger el guante"
Alfredo Leuco cruzó a Ernesto Tenembaum y Reynaldo Sietecase: "Ustedes abrieron las hostilidades y no tengo más remedio que recoger el guante"

Este viernes, luego de que los periodistas Ernesto Tenembaum y Reynaldo Sietecase cuestionaran su postura crítica contra el kirchnerismo, Alfredo Leuco recogió el guante y les respondió con ironía en su ciclo radial.

“Esta es una columna de agradecimiento a Ernesto Tenembaum y Reynaldo Sietecase. Son kirchneristas vergonzantes pero tienen una gran vocación docente. Deberían afiliarse al gremio de Roberto Baradel a quien admiran y respetan tanto. En una charla que tuvieron en radio, me explicaron cómo ser un buen periodista y no decir cualquier barbaridad como habitualmente digo. Por suerte fueron a fondo y además, me estuvieron aleccionando acerca de cómo ser una persona inteligente como son ellos que, como todo el mundo sabe, son brillantes”, comenzó en tono sarcástico el editorial de Le doy mi palabra (Radio Mitre).

La ironía de Feinmann mientras cumple su cuarentena: “Va a salir en libertad Boudou antes que yo”

“Dice Tenembaum que yo planteo que estamos viviendo un Cristinato y que él ve otra cosa totalmente distinta. Mil disculpas, Tenembaum, si vos ves una cosa distinta. Pero yo opino que estamos en un claro Cristinato. Es una manera de rebautizar el ‘Unicato’, concepto que desde 1886, con la presidencia de Miguel Juárez Celman, resume el abuso y la concentración de poder basado en prebendas y castigos. Aquellos niveles de opresión parieron la ‘Revolución del Parque’, conducida por la naciente Unión Cívica de Leandro Alem, Hipólito Yrigoyen, Marcelo T. de Alvear, Bartolomé Mitre y Aristóbulo del Valle, entre otros. El Cristinato no tiene piedad ni contemplaciones con nadie. Avanza en forma autoritaria, a paso redoblado y tambor batiente. A eso también se le puede llamar nacional populismo o autocracia, como prefiere el presidente [de los Estados Unidos] Joe Biden. No alertar sobre este peligro real y latente, relativizarlo todo el tiempo, también podría conducirnos a la palabra ‘cómplice’”, sostuvo.

En su ciclo radial, Leuco reaccionó con sarcasmo al ataque de Tenembaum y Sietecase: "Me estuvieron aleccionando acerca de cómo ser una persona inteligente como son ellos que, como todo el mundo sabe, son brillantes”
Matias Aimar


En su ciclo radial, Leuco reaccionó con sarcasmo al ataque de Tenembaum y Sietecase: "Me estuvieron aleccionando acerca de cómo ser una persona inteligente como son ellos que, como todo el mundo sabe, son brillantes” (Matias Aimar/)

Tras citar al abogado constitucionalista Daniel Sabsay, quien define al gobierno de Alberto Fernández como un “régimen vicepresidencial” y asegura que esa es la principal violación de la Constitución, Leuco reafirmó su posición de que el Poder Ejecutivo está, en la práctica, en manos de Cristina Kirchner.

Además, el conductor criticó a Sietecase por el caso de Santiago Maldonado. “Sigamos con las enseñanzas que gentilmente me ofrecieron ‘los Salieri de Horacio Verbitsky’. Lo digo porque ‘Seissieteochocase’, como lo llama Jorge Lanata, fue gran operador de esa mentira gigantesca llamada ‘Macri tiene su primer desaparecido’ por Santiago Maldonado. Pocas cosas le hicieron tanto daño a la sagrada causa de los verdaderos desaparecidos como esa burda acción psicológica”, afirmó.

El lapidario comentario de Jorge Lanata contra el becario del Conicet que defendió el gobierno de Cuba: “¿Se puede ser tan bo...?”

Sobre Tenembaum, puntualmente, Leuco se refirió a la enorme cantidad de entrevistas que le concedió el Presidente y el tono de esos reportajes: “Debe ser la persona que más entrevistó amigablemente a Alberto Fernández y más contribuyó a otra falsedad gigantesca llamada ‘Alberto es bueno, moderado y va a contener la agresividad de Cristina’. ¿Cuántos reportajes le concedió Alberto a Ernesto? ¿50? ¿Estoy exagerando? ¿40 o 30? No tengo tiempo de hacer la cuenta. Pero es el periodista que más lo entrevistó y por el trato amable que le dio, Alberto, que es un pésimo presidente pero no come vidrio, siempre lo eligió como interlocutor. Es su preferido y todos sabemos por qué”.

Volviendo a Sietecase, el periodista refutó la idea de que sus programas tienen poca llegada. “Experto en audiencia, dice que son los tres puntitos de rating de ese segmentito que quiere escuchar un discurso poco inteligente como el mío. Le cuento que trato de expresar lo que pienso, sin eufemismos ni gambetas al lenguaje. Y que eso que él desprecia es mucha gente, ciudadanos que están angustiados por el rumbo autoritario y decadente del país. Y, tal vez, sospecho que esos argentinos sienten que los respeto y no les miento. Que hablo con franqueza y que no me interesa ser políticamente correcto. Son miles y miles los oyentes y los televidentes. Y la inmensa mayoría de ellos, son laburantes honestos y patriotas. Salvo que crean que a mí me escuchan los oligarcas y a ustedes el proletariado industrial concentrado, vanguardia de la revolución bolchevique de Palermo Hollywood. Por el amplio espectro, veo que son ciudadanos de todos los barrios y todas las clases sociales que se interesan por mis programas. De hecho, hace años que lidero mi franja en audiencia tanto en radio como en televisión“, expresó.

La sorpresa de Jony Viale al ver lo que tenía Feinmann en su casa: “¿Me estás cargando? No te puedo creer”

En otro fragmento, Leuco parafraseó el comienzo de la marcha peronista y los acusó de haber lanzado un ataque personal en su contra. “Los muchachos cristinistas dicen que mis opiniones les producen risa porque son ridículas. Me alegro que se diviertan barato. Siempre es más sano y menos perverso que banalizar la pedofilia. Nunca me metí con ellos porque prefiero dar batallas de mayor envergadura. Discutir y criticar a los poderosos, por ejemplo. Y sobre todo cuando están en el poder, como el caso de Cristina, que es la más poderosa de todas. Pero ustedes abrieron las hostilidades y no tengo más remedio que recoger el guante. Retroceder nunca, rendirse jamás. Como si esto fuera poco, esta inocente conversación de estos dos militantes oficialistas fue simultánea con una campaña feroz, casi con los mismos argumentos de ‘pautatraficantes’ como Diego Gvirtz y Roberto Navarro”, dijo.

Ernesto Tenembaum y Reynaldo Sietecase se cruzaron por las declaraciones de Horacio Pietragalla
Ernesto Tenembaum y Reynaldo Sietecase se cruzaron por las declaraciones de Horacio Pietragalla


Leuco calificó a Tenembaum y Sietecase de "kirchneristas vergonzantes"

Luego de considerar que con sus palabras defiende los valores de la democracia, manifestó: “Por eso soy tan implacable con la dictadura cubana, con el chavismo o el tirano [Daniel] Ortega que se convirtió en [Anastasio] Somoza. ¿A propósito, Sietecase y Tenembaum condenan esos regímenes criminales o les perdonan la vida porque son progres? Pregunto, nomás”.

“Castigo lo más fuerte que puedo con sustantivos y adjetivos a los que instalaron la corrupción más grande de la historia democrática, como fueron Néstor y Cristina Kirchner. ¿Sietecase y Tenembaum creen lo mismo o adhieren a la teoría del lawfare de Cristina? ¿Es un invento de los medios el enriquecimiento ilícito de Cristina, Máximo, Lázaro Báez, Cristóbal López, Daniel Muñoz y siguen las firmas? Pregunto, nomás”, enfatizó.

Alejandro Fantino reveló la impensada razón por la que repite el “pará, pará, pará” en sus entrevistas

Sobre el final de su extenso editorial, el conductor volvió a criticar al Gobierno y mencionó a otros periodistas. “Todos los problemas más complejos que estamos atravesando los argentinos derivan de ese pacto espurio entre Cristina y Alberto: vos me das la impunidad y yo te doy el sillón de Rivadavia. Eso es de imposible cumplimiento. No hay manera de hacer zafar a Cristina de su cleptocracia sin romper el régimen democrático. Insisto, hemos entrado en una pendiente resbaladiza que nos conduce a un abismo institucional. Es hora de decirlo con todas las letras. De hablar sin disfraces. Carlos Pagni lo denomina ‘proyecto cesarista’, Marcelo Longobardi habla del comienzo de una autocracia. Muchos venimos denunciando un rumbo hacia el chavismo o el feudalismo de Santa Cruz o Formosa. Obviamente, esto es muy grave”, consideró.

Y concluyó: “Como si esto fuera poco, nadie fue tan duro con Cristina como Alberto. Nadie le hizo tanto daño. Dijo que todo su gobierno fue deplorable, que ella era patética y psicópata y se la pasó recorriendo los canales, las radios y los diarios más críticos del kirchnerismo. Ojalá Dios y la patria se lo demanden. Creo firmemente, como dijo San Martín, que el grito de una sola persona se escucha más que el silencio de miles y que a todo puede renunciar el hombre sin dejar de ser hombre menos a la libertad”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.