Ricardo Centurión en San Lorenzo: necesidades mutuas para encauzar la carrera de un talento errante

·6  min de lectura
Ricardo Centurión con Leandro Romagnoli, entrenador de la reserva en San Lorenzo; el mediocampista tendrá otra oportunidad en un grande tras sus pasos por Racing y Boca
Twitter @SanLorenzo

Con necesidades similares, la vida colocó en el mismo camino a San Lorenzo y a Ricardo Centurión. De ambas partes, es imprescindible de una buena vez encontrar un poco de paz. Algunas sonrisas, un puñado de alegrías. Reinventarse. Será una nueva oportunidad para el futbolista, rebelde en su vida privada y hábil en el campo de juego. A Boca llegó Darío Benedetto. A River, Juan Fernando Quintero. Edwin Cardona pasó a Racing. El Ciclón y Pedro Troglio también tendrán lo suyo con Centurión, que el miércoles cumplió 29 años. A pesar de su clase y gambeta, tal vez sea esta la última posibilidad para que el extremo se luzca, se asiente y perdure en uno de los grandes del fútbol argentino. Una vez más, todo queda en sus manos. O en sus pies.

Su carrera fue ciclotímica y su personalidad le cerró las mismas puertas que le abrió su talento con la pelota. En varios mercados de pases llegó a ser el exponente más buscado. A tal punto que en sólo 5 años, Centurión lució -y lucirá- en la espalda la camiseta N° 10 de tres de los cinco clubes más populares del país. El Ciclón será el tercero que lo tendrá en sus filas, tras Racing y Boca. Sin dudas, se trata de un refuerzo de jerarquía más allá de los tropiezos en su vida privada. Y en el horizonte asoma como un desafío mayúsculo para el rebelde gambeteador. “Mi primer deseo era llegar a San Lorenzo, el segundo vestir la camiseta 10 y el tercero... me lo guardo para mí”, aseguró el jugador nacido 19 de enero de 1993. “Mi motivación es que me quieren. Fueron al frente por mí”, añadió apenas pisó el Nuevo Gasómetro.

Tras la negociación con Vélez, Centurión firmó un vínculo a préstamo por un año sin cargo y con una opción de compra de dos millones de dólares por el 50 por ciento de su ficha perteneciente al Fortín. Así, el jugador se realizó la revisión médica y se convirtió en el tercer refuerzo de Boedo, tras los arribos de Adam Bareiro y Malcom Braida. Un detalle: ninguno de ellos podrá ser usado hasta que San Lorenzo levante la inhibición vigente por la deuda con Palestino, de Chile, por una parte del pase de Paulo Díaz (alrededor de 1.500.000 de dólares).

En este derrotero, Racing y Boca han sido dos estaciones importantes en la carrera de Centurión. En la Ribera jugó la temporada 2016/17, posiblemente el pico de su fluctuante carrera. Con goles (8 gritos en 24 partidos), gambetas y carisma se ganó a la hinchada Xeneize, además de haberse declarado simpatizante. Se marchó en julio de 2017 después de haber salido a la luz algunas de sus desventuras. En tanto que en la Academia, donde debutó en la primera división en mayo de 2012, transitó tres etapas. Es la institución en la que más partidos ha jugado: 93, con 19 goles en la cuenta. Se le cerraron las puertas luego del empujón que le dio al técnico Eduardo Coudet en pleno estadio Monumental, en febrero de 2019.

Mauro Cetto, director de fútbol de San Lorenzo, en la firma del contrato de Ricardo Centurion; el vínculo será un préstamo por un año
Twitter @SanLorenzo


Mauro Cetto, director de fútbol de San Lorenzo, en la firma del contrato de Ricardo Centurion; el vínculo será un préstamo por un año (Twitter @SanLorenzo/)

Su poca continuidad se acrecentó aún más desde su último partido en la Academia, a tal punto que llegó a disputar apenas nueve juegos en San Luis, de México, y ocho en Vélez en un año y medio . En 2020, Centurión sufrió golpes más fuertes que el parate por la pandemia. A comienzos de marzo murió su abuela “Yaya”, quien lo crió desde muy pequeño, cuando a los 5 su padre Luis murió calcinado en el incendio de la fábrica de pirotecnia ilegal de Lanús en la que trabajaba. Poco después también perdió a su novia, Melody, quien sufrió un paro cardíaco mientras manejaba su auto.

“Ricky” encontró cobijo y un lugar en Vélez, donde habían puesto algunas fichas en un posible resurgimiento dentro del campo de juego. Llegó en enero de 2020 de la mano de Gabriel Heinze. “Tengo muchas ganas de ayudarlo y aportarle cosas futbolísticas y de las otras también. Yo me voy a hacer responsable de todo lo externo que pase con él”, dijo el DT aquella vez. Pero el jugador perdió terreno entre un pobre nivel futbolístico y algunos desplantes . Quizás como nunca en sus distintas etapas en el fútbol argentino, el paso del talentoso futbolista por Liniers estuvo apagado y lejos de los flashes. Asimismo, fruto de su relación con Jenifer Lauría, en junio de 2021 Centurión se convirtió en papá por primera vez. Aunque ya en esta última etapa el desgaste en la relación con el entrenador Mauricio Pellegrino era público.

En diciembre del último año el propio Pellegrino, que lo había apartado del plantel, confirmó que las horas del futbolista estaban contadas en Vélez. “Hablé con Ricky y le dije que si tiene la posibilidad de salir a jugar y tener minutos, bienvenido sea. Le comenté que veía a otros compañeros que estaban muy bien para ser titulares”, indicó.

Ricardo Centurión tampoco encontró su lugar en Vélez; ahora, San Lorenzo parece ser su última oportunidad
AGUSTIN MARCARIAN


Ricardo Centurión tampoco encontró su lugar en Vélez; ahora, San Lorenzo parece ser su última oportunidad (AGUSTIN MARCARIAN/)

En total, Centurión disputó 37 encuentros de los 55 que jugó Vélez en el 2021: en 13 fue titular y en 24 ingresó desde el banco de suplentes; marcó 5 goles. Es cierto que comenzó ese año como un valor importante, pero en el segundo semestre tuvo pocas oportunidades. Su último partido resultó el 19 de noviembre, contra Talleres: allí ingresó a los 41 minutos del segundo tiempo por Juan Martín Lucero.

Este año, el futbolista no había comenzado la pretemporada con Vélez y antes de sumarse al Ciclón estaba entrenando por su cuenta. “Es un tema hablado y terminado”, había dicho Christian Bassedas, manager del Fortín. Apareció Troglio y asomaron nomás los vientos de cambio. “Hace cinco meses que no juego, quiero ponerme a punto y a disposición del técnico. Tengo detalles físicos. Él me verá. No tengo mucho drama en ese sentido”, explicó el jugador apenas llegó al Ciclón.

Ricardo Centurión tendrá la camiseta número 10 en San Lorenzo; todo un símbolo de la confianza que Pedro Troglio tiene en él
Twitter @SanLorenzo


Ricardo Centurión tendrá la camiseta número 10 en San Lorenzo; todo un símbolo de la confianza que Pedro Troglio tiene en él (Twitter @SanLorenzo/)

Centurión ya forma parte del mundo azulgrana. Llegó predispuesto, feliz. “Vengo a sacarle una sonrisa al hincha”, aseguró. La bienvenida se la dio uno de los grandes emblemas de la historia de esta institución: Leandro Romagnoli. El actual entrenador de la reserva le entregó la camiseta con el número 10. “Es mi número favorito, desde chiquito. No estoy ajeno al 10 que pasó por acá, por San Lorenzo, y lo que logró. No me lo esperaba... Cuando lo vi me puse contento de que me recibiera él, que es un ídolo del club. Ya es mucho para mí”. Una vez más, la pelota está en los pies de Centurión.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.