Rihanna tiene su propia calle en Barbados

Ri recorriendo la calle donde creció y que ahora lleva su nombre. Instagram @marieclairetw

Rihanna es sin duda una de las personalidades más importantes de Barbados y su isla natal decidió honrarla renombrado una calle como ‘Rihanna Drive’. Bajo una insistente lluvia la artista aceptó el honor de parte del Primer Ministro y recorrió la calle en la que creció hasta que decidió perseguir sus sueños artísticos a los 16 años que anteriormente se conocía como Westbury New Road en el área de St. Michael.

Durante la ceremonia. Instagram @fitchxfenty

El honor fue bien recibido por sus compatriotas y algunos decían que el nombramiento no se tenía que limitar a donde ella creció, que cualquier lugar en la isla podría llamarse Rihanna Drive y la gente lo aceptaría.

La artista hizo el corte de cinta junto al Primer Ministro Freundel Stuart. Instagram @diaryrihanna

La embajadora más famosa de la isla dijo querer visitar con más frecuencia y desfiló entre banderines azules y amarillos saludando a todos los que dijeron presente para la ocasión. El evento coincidió con el 51 aniversario de la independencia del país.

La artista colgó esta estampa en Instagram.

Ri lució un vestido camisero sin hombros en brillante amarillo, uno de sus colores favoritos que es un reconocimiento a la bandera nacional. El diseño de Hellessy contó con un nudo en la cintura. La artista de 29 años llevó un mini bolso de Jacquemus y tacones en el mismo color con tobilleras doradas.

Ella lució accesorios dorados. Instagram @sade_s2_riri

Su arreglo personal consistió de un moño alto, que ayudó a resaltar su profundo escote, y maquillaje con tonos amarillos con elementos de brillo.

La artista compartió con niños en la calle. Instagram @robzslayage

La artista recurrió a Instagram para expresar su emoción y agradecimiento a su gente y a la calle que la vio crecer con un emotivo mensaje:

La cantante se veía claramente feliz. Instagram @badgalriri

“¡Un día que mi gente y yo nunca olvidaremos! Todas las lecciones, correr descalzos, vestidos entrometidos, trenzar el pelo, caminar por la playa, cantar, el karaoke de la tiene que nos tenía a todos despiertos hasta las 4 am, rogarle a mi mamá que me dejara ir a la tienda porque tenían meriendas de Estados Unidos, vendiendo latas y botellas para comprar esas meriendas, tener mi cabello estirado con plancha para las fiestas de cosecha de la iglesia, haciendo tarea en el escalón del frente de la casa, apurándome a lavar los trastes cuando escuchaba que mi mamá estaba llegando a mi casa al escuchar sus tacones al bajarse del bus… todo eso mismo en WESTBURY, más que una comunidad, somos una familia. ¡Gracias por todo lo que han traído a mi vida y por la mujer que soy! Se necesita un pueblo y estoy feliz de que hayan sido ustedes, A Dios sea la gloria! #RiRiDrive, agregó.