Anuncios

Robertino Tarantino habló sobre la salud de su madre, Pata Villanueva: “La pasó muy mal”

Robertino junto a su madre
instagram.com/robertinot

Gracias a su desenfado, su sensualidad y su simpatía, Pata Villanueva ocupa un lugar en los medios desde los años 70. Primero, como modelo, luego como la pareja del entonces niño terrible de la selección, Alberto Tarantini, y luego por su vocación de decir lo que pensaba, muchas veces sin pensar en las consecuencias. El 5 de febrero de 2021, una noticia conmocionó al mundo del espectáculo: Pata cayó por la escalera de su casa en Punta del Este y debió ser internada de urgencia. Estuvo en coma varios días con una fractura de cráneo y, al mes, debió ser operada para reemplazar el hueso craneal.

El 5 de octubre, su hijo Robertino Tarantini le dedicó en su cuenta de Instagram un mensaje por el día de su cumpleaños en el que daba cuenta de su lenta recuperación. “¡Feliz cumpleaños mamita! La vida te dio una nueva oportunidad. Hoy estamos todos seguros que con tu energía, fuerza, sonrisa, tu buena voluntad y toda la gente que te ama, ya pronto te recuperarás. Todavía falta, pero estás acá y nos haces feliz día día” , escribió el músico y conductor.

Pata Villanueva se recupera del accidente que casi le cuesta la vida
Instagram: @robertinot


Pata Villanueva se recupera del accidente que casi le cuesta la vida (Instagram: @robertinot/)

Este jueves, a poco más de un año de aquel accidente, Robertino habló por primera vez con la prensa sobre el estado de salud de la exmodelo. Lo hizo en una emotiva una entrevista realizada por Gisela Busaniche y emitida por Telefe Noticias, en el segmento “Herederos”. Allí, el conductor comenzó dando un pantallazo de cómo fue su vida. “Yo lo viví de manera espectacular ser hijo de mis padres. Mi padre tuvo la posibilidad de jugar en varios países; yo nací en Barcelona, mi hermana [Bernardita] en Inglaterra... Nací allí de casualidad, porque mi vieja estaba ahí, y al toque nos fuimos a vivir a Francia. La primera lengua que aprendí fue el francés. ¡A los 14 años ya sabía hablar cinco idiomas!”, recordó.

Conejo Tarantini y Pata Villanueva
Conejo Tarantini y Pata Villanueva


Conejo Tarantini y Pata Villanueva

Luego, explicó que la fuerte personalidad de su mamá por momentos lo llenaba de orgullo y en otros lo avergonzaba: “Ir a la escuela era raro... Mi vieja me pasaba a buscar con una Ferrari... ¡Tocaba bocina y yo me moría de vergüenza! Los subía a todos mis compañeros, iba al kiosco y nos compraba de todo... Era muy liberal. Muy libre. ¡Nos preguntaba sobre minas!”.

Robertino recién nacido junto a sus padres, Pata Villanueva y Alberto Tarantini
instagram.com/robertinot


Robertino recién nacido junto a sus padres, Pata Villanueva y Alberto Tarantini (instagram.com/robertinot/)

“Ella fue la primera botinera, pero mis abuelos no querían saber nada. Imaginate que mi mamá era de clase media alta, de San Isidro... Encontrarse con un jugador de fútbol... En esa época era jodido. Hasta que nació Bernardita, la relación era distante. Después, lo amaron, porque mi viejo es un tipazo” , reveló. Y agregó: “Lo que tenían de divertido ellos, en su época, era que mezclaban gente. Hacían fiesta y estaba Dolores Blaquier hablando con J. J. López; el contraste era increíble”.

“Cuando nosotros nos mudamos en los 90 acá, vivía enfrente de Daniel Passarella e iba a jugar al fútbol en su casa con sus hijos. Después, estaba Ramón Díaz en la otra esquina, también estaba [Américo] Gallego. Esto era en San Isidro, en el barrio de La Horqueta. Se mudaron todos uno al lado del otro”, siguió recordando.

Una postal de su infancia que Robertino compartió en su cuenta de Instagram
instagram.com/robertinot


Una postal de su infancia que Robertino compartió en su cuenta de Instagram (instagram.com/robertinot/)

El conductor y exmodelo se refirió, también, al momento en el que matrimonio entre la modelo y el futbolista llegó a su fin: “Mis viejos estuvieron juntos 15 años. Después, mi mamá estuvo cinco años con David Lebón y después, con el último marido [el empresario mexicano Martín Dernt], 15. Así que ella estuvo afuera del país 30 años, pero fue una especie de emblema del jet set argentino. La pelea con Carolina de Mónaco, salía con Philippe Junot, era amiga de la realeza... Era otra movida, y ella hizo películas con Alberto Olmedo, hizo cosas acá, pero se fue 30 años, la mitad de su vida. Afuera tenía una agencia de modelos y también tenía un nombre. Es muy raro. Es una energía que ella tiene y que es muy particular ”.

Ese ángel que llevaron a su madre a las primeras planas de las revistas de moda y del corazón los primeros años de su carrera, parece estar intacto. “Es increíble el levante que tiene, hasta ahora, de grande. La tirotean tipos que tienen desde 35 años hasta 80. Me dice: ‘Estoy conociendo a alguien. Un tipo bárbaro’. Le pregunto: ‘¿Qué edad tiene?’. Me responde: ‘Un tipo bárbaro. De mi edad’. Le insisto: ‘¿Pero qué edad tiene?’. Y ahí me dice que tiene 45. Y yo le digo: ‘¡Vos no tenés 45!’. Esas cosas son las que amo de mi mamá” , explicó Robertino.

También recordó el tiempo en el que su madre comenzó a convivir con Lebón. “En la época en la que mi mamá estaba viviendo con David, un día llego del colegio, y está la puerta de mi cuarto trabada. ¡Estaba Charly García durmiendo en mi cama! Mi vieja me dice: ‘Está Charly ahí, boludo. Tirá las cosas y andá al cuarto de tu hermana’. Así, mil. Charly se quedaba en casa, hacía con David asados interminables. Venía Juanse, también”, graficó.

Pata Villanueva y su hijo Robertino Tarantini
Pata Villanueva y su hijo Robertino Tarantini


Pata Villanueva y su hijo Robertino Tarantini

Robertino también abordó la relación que su padre mantuvo con las drogas en los años 90, y que derivaron en la intrincada “Causa del jarrón” que involucró, también, a Guillermo Coppola: “Cuando mi papá tuvo problemas con las drogas, yo tuve una relación muy directa con eso. Yo viví mi adolescencia viendo su ‘evolución’... Por suerte, fueron pocos años, pero fueron fuertes. Y creo que por eso yo nunca me drogué” .

“De mamá, heredé la forma de ser, más que nada. Creo que soy una persona agradable. Y de papá, los rulos. Y a veces, soy terco con algunas cosas. A los dos les agradezco haber nacido al lado de ellos, que me hayan dado la vida que me dieron y que estén vivos”, expresó en un momento de la entrevista, y la emoción se convirtió en llanto.

Y entonces, llegó el momento de hablar sobre el accidente. “La pasó muy mal, pero se repuntó. Estuvo al borde de la muerte, muy cerca; mucho más cerca de lo que la gente piensa. El día que tuvo el accidente, me escribieron de todas partes del mundo. Gente que rezaba... Es una mina que dio mucho y yo creo que la vida te lo devuelve. El amor. Yo creo que la sacó la gente”, reflexionó.

“Mi mamá es un toro”, agregó, otra vez entre lágrimas. Y explicó: “Tengo una conexión muy fuerte con ella, y todos los días aprendo de ella cada vez más. Es el ser más maravilloso de este mundo” .