Las rutinas de belleza que han convertido a las mujeres coreanas en referentes del cuidado de la piel

Adriana Terán
·5  min de lectura

Es común que los especialistas en belleza con quienes conversamos los periodistas dedicados a esta fuente siempre dejen colar una referencia de la piel de las asiáticas. Tradicionalmente son mujeres muy cuidadosas de su apariencia, pero en especial las coreanas son las dueñas absolutas de los secretos de belleza para pieles radiantes.

El libro “Rutinas de belleza coreana” de las mexicanas Ale y Ceci Young es un best seller en materia de cuidado personal y guía absoluta para quienes quieren lucir no menos que la perfección en su piel. En él se recogen algunos consejos y tradiciones que comparten también a través de redes sociales de Momiji, su tienda especializada en K beauty, como se le conoce a las rutinas de cuidado de la piel provenientes de Corea del Sur.

Para estas emprendedoras, la K beauty no se trata solamente del uso de determinados productos sino también una forma de vida que contempla el tiempo para mimarte.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Otros libros exitosos, como “Secretos de belleza coreanos para una piel radiante” de Charlotte Cho, videos, productos, foros, miles de publicaciones en redes sociales muestran desde hace algunos años un paraíso de opciones y rutinas para lograr un ideal: una piel saludable y hermosa. Sin contar que Seúl es un destino fijo en los planes de viaje de las amantes de la belleza. Estrellas como Naomi Campell visitan spas en esa ciudad para recibir sus dosis de cuidado intensivo y lucir como evidentemente es, espectacular.

Las características de la belleza coreana son los goles a anotar para lograr el objetivo. Estas son, según Ana y Ceci Young, una piel radiante, luminosa y sin manchas; un look natural que requiere poco maquillaje; cuidado de la piel para todos, hombres y mujeres; y finalmente, ser constante con una rutina eficiente.

¿Pero qué tienen siempre en común las recomendaciones de los libros y las de los expertos? En primer lugar, la obsesión por la limpieza del cutis. Esta es la primera gran recomendación que podemos recoger.

Limpieza minuciosa del cutis

Este paso consiste en usar desmaquillante con base de aceite. Hay muchos productos bifásicos en el mercado y otros enteramente oleosos que contribuyen a eliminar hasta el maquillaje más denso. Recomendando énfasis especial en los ojos y la aplicación suave con los dedos, el aceite se lleva impurezas y suciedad acumulada.

Pero la limpieza no termina aquí. La doble limpieza es determinante en el acabado radiante de la piel coreana. Para este segundo paso se recomiendan productos jabonosos con base de agua. Refrescan, purifican y eliminan cualquier resto de grasa que pueda quedar en la piel.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Una vez a la semana, se recomienda exfoliar la piel con productos específicamente diseñados para el rostro y aplicarlos con gentileza puesto que este es un proceso más agresivo para la piel. La exfoliación en la rutina de limpieza es muy beneficiosa puesto que se encarga de eliminar células muertas y liberar los poros de suciedad acumulada.

Preparar la piel y disfrutar

Una vez completados los pasos de limpieza, se procede a tonificar. El tónico, como ya lo hemos mencionado, ayuda a calmar, equilibrar y prepara la piel para la absorción de productos hidratantes. El paso del tónico suele ser saltado, pero es fundamental en el logro de la meta. Incluso, existen opciones naturales para tonificar la piel que pueden ser muy beneficiosas.

Hasta aquí, todo suena muy familiar, pero es justamente en este paso donde se revelan los misterios. La rutina de belleza coreana incorpora las esencias justo después del tónico. Este producto se aplica con las yemas de los dedos y aporta firmeza, elasticidad y luminosidad a la piel. Estas esencias pueden contener ácido hialurónico, componentes de miel, e incluso baba de caracol.

El siguiente paso es aplicar un sérum o suero. Es ideal que este sea acorde a las necesidades de la piel y edad. Suele ser recomendado para la noche, pero lo más conveniente es consultar con un experto sobre los requerimientos específicos de cada tipo de piel.

Finalmente, se consideran los pasos hidratantes. En primer lugar, se aplica contorno de ojos con mucho cuidado y específicamente con el dedo anular. Arrugas diminutas, ojeras, bolsas y las temibles patas de gallo se evitan y minimizan con este producto que debe aplicarse tanto de día como de noche.

El hidratante del rostro cierra con broche de oro la rutina de belleza, sobre todo si tiene factor de protección solar superior a 15. Si no, se suma el protector como un paso más después del hidratante. Las BB cream son ideales para completar el trabajo puesto que además de hidratar y proteger aportan color, emparejando el tono de la piel. Debemos aplicarlo en la cara y en el cuello.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Las mascarillas, un toque divertido

Un paso que se incluye para usarlo dos veces por semana en la rutina de belleza coreana es la mascarilla. Hay una amplia variedad y aporta 20 minutos de quietud dedicada solo para ti. Las mascarillas son un boom mundial gracias a la rutina coreana y su variedad es ilimitada. Deben usarse después de la limpieza y el tónico, y antes de la esencia, el suero y los hidratantes.

Es muy importante que las mascarillas sean adecuadas para el tipo de piel. Solo así, y con constancia se verán los resultados esperados.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

(EN VIDEO) La actriz de ‘Parásitos’ que se convirtió en una estrella de la moda y la belleza

De los 20 a los 50: las rutinas de belleza que se recomiendan según tu edad

Cómo llevar el spa a tu casa: fórmulas con ingredientes naturales para disfrutar mimándote

Frutos secos, cítricos y otros alimentos que estimulan la producción natural de colágeno