Anuncios

El sabor de las tradiciones: platillos preparados en Día de Muertos

En México las tradiciones saben diferente según la región, por eso hoy te compartimos diferentes platillos para celebrar Día de Muertos.

El Día de Muertos es una celebración mexicana, pero no por eso se lleva a cabo de la misma manera en todos los estados. Según las costumbres de los pueblos originarios de estas zonas las festividades, música e incluso la comida es diferente. ¡Sí! En el sureste, por ejemplo, las celebraciones giran en torno al Hanal Pixán, mientras que la huasteca se rige por el Xantolo. Las técnicas de cada lugar y sus ingredientes también van moldeando la riqueza gastronómica de este.

Vamos a hacer un sabroso recorrido por algunos de los platillos para celebrar Día de Muertos de diferentes regiones del país.

Platillos de Día de Muertos

Xec de la península de Yucatán

Durante el Hanal Pixán, que es la comida de las ánimas del pueblo maya, se monta una enorme mesa con platillos tradicionales que comparten vivos y muertos. En este nunca debe faltar el xec, una ensalada de jícama con cítricos, como mandarina, toronja, naranja y chile en polvo. Además de ser una botana para los altares, esta se consume por la tarde en los hogares.

Mole de huitlacoche de Tlaxcala

En México tenemos moles de casi cualquier ingrediente, pero sin duda el mole de huitlacoche de Tlaaxcala es uno de los más peculiares. Tradicionalmente se prepara en Día de Muertos, justo después de la temporada de hongos, con huitlacoche seco o fresco. Como resultado se obtiene un mole negro como la noche, el cual recuerda las cenizas de los que ya no están en este plano terrenal.

Tamales de muerto de Querétaro

En la sierra queretana también cuentan con un tétrico platillo de Día de Muertos que es único en su tipo: los tamales de muerto. Esta preparación se elabora con masa de maíz azul, ya que es un color que se asocia con la muerte. Algunas leyendas cuentan que antiguamente los tamales se preparaban con el agua del último baño del difunto, pero actualmente —y afortunadamente— esto no ocurre.

Bolín de San Luis Potosí

Durante el Xantolo, los teenek de la huasteca potosina celebran el final del ciclo de maíz, una festividad en la que se abren los puentes del más allá y es posible convivir de manera simbólica con otro plano. Para esta celebración se preparan platillos como los tamales bolín, de tamaño pequeño y rellenos de carne ligeramente adobada. También se prepara una variedad dulce hecha con piloncillo.

Tamales de tonto de Tlaxcala

También desde la bella Tlaxcala vienen unos tamales que tratan de engañar a los más glotones. Los tamales de tonto son un platillo tradicional que se prepara para acompañar el mole de huitlacoche, así que siempre se ven en las ofrendas de Día de Muertos. Su nombre se debe a que no llevan relleno, sólo son tamales de masa que hacen la función de una tortilla.

Mucbi pollo de la península de Yucatán

El pib yucateco —la técnica de cocinar bajo tierra— no es exclusiva de la cochinita pibil. En esta temporada se prepara un enorme tamal relleno de carne de pollo y cerdo condimentados con un adobo de jitomate, chiles y especias, el cual se cocina enterrado. Por lo general el mucbi pollo se cocina en la víspera de la visita de las ánimas, integrando a toda la familia en su preparación.

Tanchucuá de la península de Yucatán

Para acompañar el mucbi pollo o pibi pollo se prepara un delicioso atole que las ánimas disfrutan durante su retorno el Día de Muertos. En Tanchucuá es una bebida a base de chocolate molido, masa de maíz nuevo y anís, un cálido apapacho que une a las familias con ascendencia maya.

Zacahuil de Veracruz e Hidalgo

En la huasteca veracruzana el Día de Muertos comienza con enormes altares que son decorados por un arco de flores de cempasúchil y pan de muerto con forma de animales. Estas ofrendas también se caracterizan por incluir platillos de la región, como el zacahuil, un enorme tamal —literalmente enorme— hecho con carne y un adobo de chiles secos. Si bien es característico de estas fechas, también se consume en fiestas patronales y en bodas.