Anuncios

Sandra Polop comparte con nosotros las fotos de su boda y nos cuenta los detalles más divertidos

Hace algo más de un año, Sandra Polop nos contó lo ilusionada que estaba con su boda. Por diferentes motivos, la que cantante valenciana tuvo que aplazar sus planes y el enlace se retrasó más de lo previsto, pero finalmente ha conseguido casarse con el hombre de su vida, Javi, el cirujano con el que quiere compartir el resto de sus días. "En primer lugar, quería daros las gracias a todo el equipo de ¡HOLA! por permitirme compartir una de las experiencias más bonitas de mi vida. Es un día que llevabamos esperando mucho tiempo... y por fin se pudo hacer realidad. Y como una de las cosas más guays que hay es poder compartir, para mí es un privilegio poder dedicar este ratito con vosotros", nos cuenta emocionada.


HAZ CLIC PARA VER TODAS LAS FOTOS

La boda de Sandra Polop
La boda de Sandra Polop

- ¿Podría decirse que fue la boda de tus sueños?
La realidad es que siempre pensando en el concepto de 'la boda de tus sueños', pero luego pasan muchísimas cosas por el camino que hacen que las cosas cambien. No quiero decir con ello que tenga que ir a peor, quiero decir simplemente que siempre son diferentes a lo que te imaginas. Hay veces que tienes que cambiar cosas de última hora para adaptarte a las circunstancias y en otras ocasiones superas expectativas. Yo creo que todas las bodas reúnen esos puntos, puntos en los que nos tuvimos que adaptar y puntos en los que las expectativas eran altas, porque cuando uno sueña tiene las expectativas altas, pero yo creo que las cumplimos muy muy por encima, dejando un sabor de boca fantástico. Recientemente acabamos de recibir las fotos de de la boda y seguimos reviviendo momentos que quizá ese día pasaron un poco por alto porque hay un aluvión de cosas que van pasando de manera simultánea y que no puedes vivir al 200%, pero que sí que vives a posteriori, como es el caso, y que siguen cumpliendo expectativas y que simplemente a lo mejor es una foto.

- ¿Tenías claro qué cosas querías incluir en tu boda y qué cosas no?
Teníamos clarísimo que queríamos música en directo todo el rato. Queríamos que fuera algo fuera de lo común, algo donde el hilo conector entre mi pareja y yo, que evidentemente es la música, estuviera constantemente y, sobre todo, que fuera en directo, porque nosotros somos muy fans de la cultura y nos gusta ir a conciertos, consumir conciertos y en nuestra boda no podía ser de otra forma. Con lo cual tuvimos, podríamos decir, un festival. Fue un festival con forma de boda: tuvimos música en directo en la ceremonia, música en directo en el cóctel y varios grupos en la fiesta. Disfrutamos muchísimo, todos con una esencia muy rock, también es verdad, porque nos gusta mucho ese género. Tuvimos a Pau Monteagudo en la ceremonia y en el cóctel; luego tuvimos a Karaoke Rock Band, que es un karaoke de música en directo donde sus componentes se disfrazan y es algo superdivertido y maravilloso, y alternan canciones interpretadas por ellos con canciones que interpretan los propios invitados; y luego tuvimos a Grupo Eñe, que es el grupo de unos amigos, y fue fabuloso. También teníamos claro que no queríamos que fuera una boda típica, una boda de estas de manual, de primero va esto, después tiene que ir esto otro, esto tiene que hacerse de esta forma por protocolo... Nosotros lo que hicimos fue crear un festival que se llamaba El MauPolop Fest e inventarnos nuestras normas.

VER GALERÍA

La boda de Sandra Polop
La boda de Sandra Polop

- ¿Nos puedes contar un poco cómo fue la ceremonia? 
La ceremonia también tuvo un toque musical con música en vivo, como ya os he dicho, pero también la esencia, el speech, el tipo de ceremonia que llevó a cabo una de mis mejores amigas, Lidia Villalba, era todo con símiles relacionados con el mundo del espectáculo, los conciertos, la música, los festivales... Había comparaciones con todo este sector y fue muy muy divertida. Hubieron gritos, aplausos, hubieron cuernos en el aire al estilo rock and roll... Al final también la gente que estaba invitada en la boda era nuestra gente más, más, más cercana. Y cuando digo más cercana es porque no fue una boda multitudinaria para nada, éramos muy poquitos. Queríamos una boda íntima en la que cuando nos saltáramos todas las normas de protocolo y e hiciéramos el tipo de boda que queríamos hacer, que tuviera nuestro sello particular, propio y diferente, pues la gente que estuviera ahí no les extrañara para nada y al final fueran personas de nuestro día a día.

- ¿Fue más bien tradicional o incluisteis detalles originales?
Creo que nos escapamos al 100% de ser una boda tradicional y incluímos muchísimos detalles para que fuera diferente y sobre todo muy muy divertida. Intentamos juntar nuestras dos vocaciones, nuestras dos pasiones: la música por mi parte y por parte por parte de Javi, el mundo de la medicina, puesto que él es cirujano. Había muchísimos detalles de guiño musical, de guiños artístico y, por ejemplo, uno de los detalles, el clásico Candy Bar, no era un Candy bar, era un Candy Pharmacy y todo eran chucherías vinculadas con dentaduras, corazones, cerebros, cosas así un poco como más del cuerpo humano, más de medicina, y los cuencos en los que se encontraban también tenían mucho vínculo con el campo quirúrgico. También, en lugar de poner las zapatillas de cambio para el dolor de pies de los invitados, pusimos Crocs, que son las que se utilizan en todo el ámbito sanitario. Ya te digo, íbamos mezclando un poquito de todas las cosas, de todas nuestras vocaciones.

VER GALERÍA

La boda de Sandra Polop
La boda de Sandra Polop

- Hemos visto que tu mascota también tuvo un papel protagonista 
¡Por supuesto! Lola formó parte de la boda, puesto que es nuestra familia, y desde el minuto uno sabíamos que queríamos que formara parte. No teníamos muy claro en qué momento o de qué forma, puesto que queríamos que fuera lo más divertido para ella, pero que no fuera difícil ni traumático, ya que a ella le siempre le da mucha alegría cuando ve a la gente y toda la gente que iba a ver era conocida e iba a estar muy emocionada. Pero bueno, cuando nos vio fue algo superbonito, la gente también se emocionó muchísimo al verla, porque Javi y yo allá donde vamos siempre vamos con Lola, y ese día fue maravilloso poder compartirlo con ella.

- ¿Vivisteis muchos momentazos? ¿nos puedes contar alguno?
La verdad es que yo creo que la boda en sí fue un momentazo tras otro, no solamente creado por nosotros para la boda, sino que todos los invitados que vinieron también son peculiares y cada uno de ellos hicieron que cada cosa pareciera más especial aún. Pero bueno, tuvimos de todo, desde un bingo hasta la fiesta; el baile no lo abrimos con un baile clásico, sino que mi pareja, Javi, también canta superbonito y abrimos el baile cantando en directo con los músicos tocando en vivo de fondo y fue maravilloso. Amigos que tocaban con nosotros y eso fue superemocionante. Como buen festival musical no podía faltar el Glitter Bar o el fotomatón, o cuando entró el resopón de McDonald's y de David Esteve, que también es muy conocido aquí en Valencia, y Utopik chocolates, que me hicieron bombetas de chocolate rellenas de cazalla, margarita, ron, petacetas... y eso animó mucho a los invitados. No sé.. fueron muchísimos momentos. También entrega de ramos y regalos de cumpleaños... Y luego, evidentemente, uno de los momentos más divertidos pasó por por ese karaoke que, como ya he comentado antes, hace partícipe a todos los invitados de una manera muy loca.

VER GALERÍA

La boda de Sandra Polop
La boda de Sandra Polop

- ¡Estabas radiante! Háblanos un poco de tu look de novia
Jo, muchísimas gracias. La verdad es que yo estaba superfeliz y encantada con el look que seleccionamos para ese día. Pero es que estoy más contenta incluso a posteriori, porque yo me veía espectacular, me veía muy bonita, me veía muy yo y me representaba muchísimo, pero cuando he visto fotos y vídeos después, he confirmado que fue una buena elección. El vestido era de corte más bien tirando a clásico pero con mucho diseño, de Josefina Huerta. Un diseño precioso, con una tela, una caída, un cuerpo espectacular... Yo tenía claro que quería mostrar mis tatuajes porque forman parte de mí, y tenía un escote asimétrico con manga abullonada, en un blanco roto ideal que todo el equipo de Josefina Huerta tuvo a bien hacer con todo el cariño y el corazón. Alicia, la capitana de Josefina Huerta, lo tuvo claro desde el primer momento que me lo vio puesto y la verdad es que fue un superacierto. El maquillaje también es una parte bastante emocionante, porque formó parte una de mis mejores amigas, Sandra Acosta, que además de ser compañera cantante en el mundo del espectáculo, también es maquilladora. Y ese momento fue un momento emocionante y muy muy para nosotras. El peinado vino a cargo de Paloma Barba, que también es una mujer increíble, está puesta en las últimas tendencias en todos los campos. Ella me invitó a hacer una fusión de un recogido que podría parecer algo más clásico con la incorporación de perlas pegadas en el pelo, símil de tocado. Y la verdad es que creo que la combinación fue superexplosiva y maravillosa. Llevé varios zapatos: los primeros eran de un color rosa nude de la firma de Santiago Abad, que son de aquí de la Comunidad Valenciana y tienen un taller propio; los segundos también eran de ellos, pero más un estilo cuña y también comodísimos a la par que elegantes y sexys, conseguían lo que quería, combinar el ser clásica a la par que ser moderna. Las alianzas eran de Cosa de dos, también de la Comunidad Valenciana. Cada uno llevábamos una alianza diferente porque nos unen muchas cosas pero también somos muy diferentes y lo queríamos reflejar en las alianzas. Y mi ramo de novia y el porta alianzas son de La prometida, de aquí de Valencia. Hicieron un diseño exclusivo para mí donde combinaron varias gamas de colores en flor preservada y el ramo tenía una parte especial y es que llevaba dos medallitas con los nombres de mis abuelas.

- ¿Llevabas algo prestado, algo viejo, algo azul y algo nuevo?
Pues llevaba algo azul, que ahora todos los vestidos de novia ya llevan una lazada azul en el interior del forro, y también lo tenía en la liga. Como algo viejo te podría decir algo que no es viejo pero sí que es una reliquia familiar, que son los pendientes, y algo nuevo, pues todo.

VER GALERÍA

La boda de Sandra Polop
La boda de Sandra Polop

- ¿Qué sentiste al decir 'si, quiero' a tu marido?
Buah... fue hiperemocionante. Llevábamos tiempo queriendo llegar a ese momento, a ese momento del 'sí quiero', de poder disfrutar de nuestra gente, de poder compartir con nuestra gente de ese momento... Y yo estaba pletórica cuando me acercaron el micro para decir el 'sí quiero'. Creo que es la vez que más miedo me ha dado un micro a la vez que más felicidad también he sentido. Dije 'sí, quiero' de manera rotunda, contundente, alta, fuerte, sonriente... Diría mil veces más 'sí, quiero' y estoy tremendamente agradecida a Javi, porque él es una persona muy vergonzosa, una persona que que cuida mucho su intimidad, y llegar a ese momento y compartirlo con todo el mundo... Yo sé que para él fue un esfuerzo y yo no puedo estar más agradecida, de verdad.

- ¿Es el hombre de tu vida?
Javi es la mejor persona que he conocido jamás. Es respetuoso, sincero, honesto, comprometido, bondadoso, vital, familiar, que para mí eso es importantísimo. Tiene, ya te digo, un sinfín de virtudes que hace que yo no haya conocido a nadie igual y que sea maravilloso sentir que estoy compartiendo, que he compartido y que voy a compartir el resto de mis días con él. Y hay una cosa que nos une más que nada si cabe, y es que los dos sentimos un gran amor, una gran vocación por lo que hacemos, con lo cual siempre estamos el uno para el otro, apoyándonos en nuestras respectivas profesiones, en la música y en la medicina. Dos profesiones que requieren de tantísima vocación, de tantísimo apoyo, de tantísimo respeto, de tantísima admiración... Y yo creo que nosotros nos miramos con esos ojos.

- ¿Tuvisteis muchos invitados? ¿Estuvieron algunos de tus compañeros de Operación Triunfo?
Para la cantidad de familiares, amigos, conocidos, compañeros que tenemos ambos, la realidad es que hicimos una boda muy muy íntima. Como ya he comentado antes, hemos pasado por varios procesos, varias fechas, varias oportunidades de celebración... sin poderlas llevar a cabo, con lo cual llegamos a un punto en el que lo que nos apetecía era hacerlo muy pequeño, muy privado, muy con la gente del entorno, del día a día, con la gente con la que compartimos WhatsApps, con la gente con la que compartimos cenas, comidas, fines de semana, escapadas... Fue muy pequeñito, pero creo que fue perfecto para la situación que nosotros buscábamos. En el camino no solamente no pudimos hacerlo por la pandemia, sino que también sufrí la pérdida de mi abuela, uno de mis pilares, cosa que también hizo que quisiera más si cabe que todo fuera muy íntimo y muy cercano.

VER GALERÍA

La boda de Sandra Polop
La boda de Sandra Polop

- Habéis elegido Argentina para vuestra luna de miel, ¡menudo viaje!
Siiiiiiii, Argentina ¿viste? Argentina era uno de los sueños de Javi y los dos somos superviajeros, que es otra de las cosas que también nos une muchísimo. Nos encanta viajar, descubrir nuevos lugares, nueva gastronomía, nuevas culturas y, bueno, teníamos como finalistas Japón, que es un viaje que nos quedó a punto de hacer justo antes de la pandemia, también estuvimos barajando la posibilidad de África, pero finalmente nos decantamos por Argentina, uno de los sueños de Javi. Estuvimos 21 días recorriendo todo el territorio, tanto argentino como parte de Chile. Y bueno, es un país con una riqueza natural espectacular. Pasas de un clima tropical a un clima glaciar en ríos, lagos, volcanes, cataratas... Es un país que voy a recomendar siempre y que, evidentemente, parte de su fuente de ingreso es el turismo, y nosotros pues también quisimos aportar nuestro granito de arena. Es un país maravilloso, con gente maravillosa, con gente que no pasa una situación política fácil, una situación económica para nada fácil tampoco, pero que su gente sigue siendo maravillosa e igual de bonita, al igual que todo el entorno.

- ¿Qué tal la vuelta a la rutina como mujer casada?
La vuelta a la rutina ha sido también supermaravillosa. La verdad es que llevamos un inicio de año frenético, pero que no nos permite quitar la sonrisa de la cara, puesto que en enero abrí las puertas de mi nueva Escuela de Artes Escénicas Sandra Polop Musical Coach, con lo cual cumplí uno de los sueños que tenía desde hace ocho años que llevo formándome, que llevo trabajando para otras escuelas. Es una escuela donde no solamente se enseña a cantar, sino que también se enseña a ser artista. Desde la disciplina de coaching artístico y escénico, se apoya y se mentoriza a la nueva generación de artistas, se les apoya psicológicamente, se les apoya también de manera contractual, con posibles contratos laborales... Se les apoya de muchísimas formas tan necesarias que los artistas no disponen en una escuela habitual, que yo sentía que ese hueco lo teníamos que cubrir y teníamos que ofrecer ese tipo de ayuda. Luego llegó la boda, que fue algo fantástico, y el viaje a Argentina. A la vuelta llegamos directamente en plenas Fallas en Valencia, con un montón de conciertos con mis formatos, el tributo de Pop Ladies, que es un tributo a las voces femeninas nacionales e internacionales; Zulu, que es un grupo que hacemos covers de pop rock, también superbonito y superdivertido y donde vamos a un montón de eventos privados, fiestas populares y bodas. Y actualmente la vuelta a la rutina pasa por estos dos formatos personales, pasa por la escuela, pasa por Javi de nuevo volviendo al hospital La Fe, donde el es cirujano hepatopancreático y tiene un equipo maravilloso al cual también ha echado muchísimo de menos. Y ahora ya también preparándome para la temporada estival, donde además de hacer gira con Pop Ladies y con Zulu, también estaré en un musical que va por la Comunidad Valenciana que se llama Hollywood, que va de la mano de Excelsior.

VER GALERÍA

La boda de Sandra Polop
La boda de Sandra Polop

- ¿Os habéis planteado ampliar la familia?
Oy oy oy oy.... Acabamos de aterrizar y, como os he comentado, desde enero, vamos a un ritmo superfrenético que aún queremos seguir disfrutando. Pero sí que es verdad que uno de nuestros proyectos como pareja, es tener familia.

- Tras la boda, ¿qué nuevos proyectos tienes para este año?
Los proyectos que tengo para este año. Algunos ya empezaron hace tiempo como Pop Ladies y Zulu, y otros son noveles, como mi nueva escuela, también el musical de Hollywood y una nueva faceta que estrené hace relativamente poco tiempo y estoy superfeliz. Son charlas de coaching emocional, de coaching empresarial... no solamente para artistas sino para para más público, en el que es un poco de motorización, en el que también son charlas de liderazgo, charlas de perspectiva... y que son superbonitas, superenriquecedoras y que me hacen muy muy feliz. Muchas veces cuando pienso en describirme o cuando alguien me pregunta: '¿Cómo te describirías? o ¿quién es Sandra Polop?', me da miedo describirme porque siento que si me describo me limito. Siento que me estoy poniendo yo a mí misma límites, techo, topes... y no es así. Estoy en un punto superbonito en el que quiero seguir creciendo, quiero seguir aprendiendo, quiero seguir arriesgándome, atreviéndome, ser valiente, querer avanzar, querer equivocarme, querer rectificar, pero siempre seguir para adelante y, sobre todo, no ponerme límites, no ponerme frenos y crecer.