Anuncios

Sarah Michelle Gellar nunca contará todo lo que pasó en 'Buffy Cazavampiros'

Sarah Michelle Gellar credit:Bang Showbiz
Sarah Michelle Gellar credit:Bang Showbiz

El legado de 'Buffy Cazavampiros' quedó empañado para siempre después de que el año pasado comenzaron a salir a la luz historias acerca del ambiente tóxico que supuestamente perpetuaba su creado Joss Whedon en el plató. Varias de sus estrellas le acusaron públicamente de someterlas a distintos tipos de acoso laboral, incluida su protagonista Sarah Michelle Gellar.

La actriz de 45 años, que interpretó a Buffy Summers en las siete temporadas

del clásico televisivo, se pronunció en apoyo de su antigua compañera de reparto Charisma Carpenter cuando denunció al creador de la serie por crear un ambiente de trabajo tóxico en el plató. La actriz, que interpretaba a Cordelia Chase, aseguró en 2021 que Whedon amenazaba con despedirla con frecuencia y que la llamaba "gorda" cuando estaba embarazada de cuatro meses, además de preguntarle si planeaba interrumpir la gestación.

Sin embargo, Sarah Michelle prefiere guardarse su experiencia para sí misma porque no cree que ajustar cuentas con el pasado vaya a serle de ayuda. "Estoy en un buen momento, en el que me resulta más fácil hablar de ello. Nunca contaré mi historia completa porque no saco nada de ello. He dicho todo lo que iba a decir porque nadie gana. Todo el mundo pierde", ha asegurado a The Hollywood Reporter.

Su marido Freddie Prinze Jr. se muestra mucho menos comedido a la hora de recordar el trato que recibió durante aquella época: "Las cosas que le impusieron, sin ningún crédito o salario real, mientras que ella era a menudo la única haciendo días de 15 horas... Y aun así, ella todavía estaba capaz de transmitir el mensaje de ese personaje cada semana y hacerlo con orgullo y profesionalidad".

El testimonio de Charisma Carpenter marcó el principio de una serie de acusaciones que ponían en jaque la carrera de Joss Whedon como un escritor feminista, responsable de crear personajes femeninos fuertes e independientes. Otra de sus actrices, Michelle Trachtenberg, que empezó a trabajar como la hermana de Buffy con tan solo 14 años, respondió al comunicado de Charisma añadiendo que el director no tenía permitido quedarse a solas con ella a raíz de un incidente "muy inapropiado" sobre el que no quiso dar más información.

Ellas no fueron las únicas. Gal Gadot no tardó en romper su silencio para denunciar que Joss había sugerido en varias ocasiones que podía acabar con su entonces incipiente carrera en la meca del cine mientras rodaban 'Liga de la justicia', y hasta su exmujer le describió como "un falso feminista" que además le había sido infiel.