Anuncios

Sarah Michelle Gellar reveló la drástica decisión que tomó tras la muerte de Robin Williams

Robin Williams y Sarah Michelle Gellar, en una de las últimas fotos que posteó el actor
Robin Williams y Sarah Michelle Gellar, en una de las últimas fotos que posteó el actor - Créditos: @Twitter

Sarah Michelle Gellar, que será siempre recordada por dar vida a la protagonista de Buffy, la cazavampiros, reveló el impacto que tuvo en su carrera la muerte de Robin Williams en el año 2014.

Ambos actores trabajaron juntos en la serie The Crazy Ones, que se emitió por el canal estadounidense CBS entre 2013 y 2014. La ficción fue el último papel televisivo de Williams antes de su suicidio a los 63 años el 11 de agosto de aquel año. Más tarde se dio a conocer que el artista padecía de demencia con cuerpos de Lewy, el segundo tipo más común de demencia progresiva después de la enfermedad de Alzheimer.

Aunque su tiempo juntos en la pantalla duró poco, la intérprete -que encarnaba a la hija del personaje protagonizado por Williams- estrechó un vínculo particularmente especial con el actor. Fue así como su muerte llevó a Gellar a tomar la decisión de suspender su actividad por un tiempo, aunque éste no fue el único hecho que pesó en su decisión de alejarse de las cámaras.

“ Trabajé toda mi vida. Cuando tuve hijos, y eso fue justo después de la muerte de Robin, estaban sucediendo tantas cosas en mi vida que simplemente decidí parar y dije: ‘Necesito tomarme un descanso’ ”, explicó la actriz en una entrevista con la revista People.

La estrella de Juegos sexuales quiso disfrutar de esos primeros años formativos en la vida de sus hijos y ejercer la maternidad con dedicación. “Quería tomarme el tiempo necesario para ser la madre que quería ser”, mencionó. A medida que los niños comenzaron a crecer, la esposa del también actor Freddie Prinze Jr. notó que algo faltaba en su rutina diaria. “Empecé a extrañar mucho la actuación, pero quería dar con la oportunidad adecuada”, confiesa la actriz, que sopesó las propuestas hasta dar con un proyecto que la interpelara.

El romance maldito de Buffy con Angel (David Boreanaz) era uno de los elementos más atractivos en sus inicios, pero que fue cediendo ante la complejidad de la trama de la serie y la madurez de sus personajes
Gellar, en Buffy, la cazavampiros

Gellar vuelve ahora a la pantalla con la nueva serie dramática de Paramount+ Wolf Pack, donde la artista interpreta a la investigadora Kristin Ramsey. En relación al equipo de trabajo y compañeros en esta nueva aventura, la actriz dijo: “Se trata de trabajar con personas con las que realmente me encanta hacerlo”.

“Actuar es divertido. Somos creativos y, sí, a veces las jornadas son muy largas, pero lo que hacemos es realmente genial”, dijo Gellar, quien tuvo que viajar a Atlanta para la filmación.

“Proyectos de caridad”

Una actividad a la que la actriz no tiene pensado renunciar jamás es su trabajo filantrópico al frente de la organización This Is About Humanity, entidad centrada en llevar a cabo tareas de reunificación de familias separadas en la frontera entre Estados Unidos y México.

“ Mi esposo siempre bromea diciendo que trabajo como actriz para mantener mi proyecto de caridad ”, dijo Gellar con una sonrisa después de regresar de un viaje con la ONG. “Porque si pudiera dedicar a ello cada momento libre que tengo, lo haría. Una de las cosas que realmente me gustan y busco específicamente en las organizaciones benéficas con las que trabajo es una especie de conexión directa. Esto es sobre humanidad. Todo lo que se recauda va directamente a la organización benéfica y puedes comprobarlo”, remarcó.

Gellar ama tanto el trabajo que hace con la organización que hará todo lo posible para tomarse un descanso de la filmación de la serie en Atlanta para asistir a la próxima gala de la organización benéfica. “Hubo un viaje que hicimos hace un par de meses a un increíble refugio en Tijuana, un centro de la YMCA para menores, específicamente LGBTQ, lo cual es muy complicado en una cultura católica como esa”, contó la actriz. Y explicó que los jóvenes acceden a educación gracias a una pequeña sala que funciona como escuela en las instalaciones. Como el espacio requería de una reforma y obras de mejora, la actriz se puso manos a la obra para reunir una suma de dinero suficiente que permitiera llevar adelante los trabajos. En dos semanas consiguieron el dinero, que tuvo ese fin concreto y permitió mejorar las condiciones de vida de la comunidad.