Anuncios

Sarah Paulson: de la gran ayuda económica que le brindó al llamado que le cambió la vida a Pedro Pascal

La gran ayuda económica de Sarah Paulson a Pedro Pascal que lo ayudó a sobrevivir, en los primeros años de su carrera
La gran ayuda económica de Sarah Paulson a Pedro Pascal que lo ayudó a sobrevivir, en los primeros años de su carrera - Créditos: @Kevork Djansezian

Hoy en día es una estrella consagrada dentro de Hollywood, sin embargo, la vida no fue siempre fácil para Pedro Pascal . El chileno tuvo que trabajar mucho para lograr un lugar en la industria del espectáculo y en ese camino de perseverancia, muchas veces no tenía dinero para mantenerse, razón por lo que su amiga Sarah Paulson tuvo que ayudarlo en algunas oportunidades.

Criado en San Antonio, Texas, en donde la familia se refugió tras irse de Chile huyendo de la dictadura, Pascal se mudó a Nueva York al cumplir la mayoría de edad para asistir a la Orange County High School of the Arts y la Tisch School of the Arts de la Universidad de Nueva York, en donde estudió Arte Dramático. Rápidamente se unió a un grupo de recién graduados de LaGuardia High, la célebre escuela de arte de la ciudad en donde hizo grandes amigos. “Conseguí toda una familia neoyorquina a través de ellos” , contó durante una entrevista con Esquire. “Al punto de que todavía se olvidan de que en realidad no fui al secundario con ellos”, agregó entre risas.

Paulson era miembro de esa familia, una aliada que encontró para compartir su pasión por el cine. “Íbamos a ver películas todo el tiempo en aquellos años y nos perdíamos mucho en ellas. Podés rellenar los espacios en blanco sobre el porqué de eso como quieras, pero creo que había cosas de las que queríamos escapar mental, emocional y espiritualmente”.

Fue en esa época que comenzó a audicionar pero sin mucha suerte. Al mismo tiempo, trabajaba como camarero en diferentes restaurantes de la ciudad. En 1999 se mudó a Los Ángeles, en donde empezó a trabajar en televisión haciendo participaciones en programas como Touched by an Angel hasta que en 2000 decidió regresar a Nueva York.

Fue en este momento que su amiga tuvo que salir al rescate. “Él ha hablado de esto públicamente”, le dijo Paulson a la revista. “Había veces en que le daba el sueldo de uno de mis trabajos para que tuviera dinero para alimentarse”, reveló la actriz.

Pedro Pascal es hoy una estrella de cine consagrada
Pedro Pascal es hoy una estrella de cine consagrada - Créditos: @TIZIANA FABI

En el medio, Pascal seguía intentándolo aunque cada vez estaba más preocupado por su futuro. “Mi visión era que si no tenía alguna exposición importante a los 29 años, se acababa. Estaba constantemente reajustando lo que significaba comprometer mi vida a esta profesión y renunciando a la idea que tenía de ella cuando era un niño. Había muchas buenas razones para abandonar la ilusión”, reconoció el actor que finalmente no se dio por vencido y logró cambiar el rumbo de su carrera.

Su rumbo comenzó a cambiar cuando logró un papel en una obra del off de Broadway y se hizo amigo de Oscar Isaac. “Eran tiempos difíciles para la profesión y no podías escapar del encasillamiento por ser latino. ¿Cuántos papeles de pandillero me iban a ofrecer? El sueño simplemente era poder pagar el alquiler”, recordó hace un tiempo en una entrevista.

Cuando parecía que solo le esperaban episodios aislados en series como La ley y el orden o Nurse Jackie llegó el llamado para Game of Thrones. Fue de nuevo su amiga, Paulson, quien lo recomendó a Amanda Peet, casada con David Benioff, uno de los showrunners de GOT. “Fue una audición vía iPhone”, recordó Benioff hace un tiempo. “Fue improvisada y amateur, excepto por la interpretación de Pedro que resultó perfecta”.

El resto es historia. Su tiempo de incertidumbre en las calles de Nueva York se terminaron gracias a su actuación en Game Of Thrones, con películas que le permitieron escapar de los estereotipos como Prospecto (2018), o parodiar su condición de guerrero como Superheroicos (2020) de Robert Rodriguez y con grandes éxitos como The Mandalorian y la nueva Mujer maravilla 1984. Hoy, convertido en una gran y reconocida estrella, lleva su historia de perseverancia como bandera para que sirva de ejemplo a aquellos que están buscando establecerse en el mundo del espectáculo.