La vez que Sean Connery detuvo el ataque de un mafioso armado en pleno rodaje

Sean Connery no llevaba ni una década trabajando como actor que se vio metido en un escándalo que lo colocó en la mira de la mafia, sin comerlo ni beberlo. Hacía tan solo cuatro años que había decidido abandonar sus aspiraciones como jugador de fútbol -a los 23- para probar suerte sobre los escenarios. Una decisión práctica que tomó para labrarse un futuro a largo plazo, consciente de que el fútbol le daría la espalda al superar los 30. Y así comenzó una nueva aventura que lo llevaría por el teatro, la televisión y el cine. Pasó penurias, trabajó de niñero pero, poco a poco, fue labrando su camino. Primero como extra y luego con papeles secundarios.

Y mientras su elegancia y picardía iba llamando la atención de la industria, antes de siquiera imaginar que podía ser el primer James Bond de la historia del cine, recibió la petición de una estrella de la era. Era Lana Turner, una actriz diez años mayor que él y consagrada en Hollywood que lo pidió expresamente como interés romántico de su próximo melodrama, Brumas de inquietud (1958). Sin embargo, Sean Connery no tenía idea de que iba a terminar viviendo un drama tan real que involucró a un mafioso, un ataque y una pelea armada en pleno rodaje.

circa 1960: el actor escocés Sean Connery hablando por teléfono. (Photo by Alan Band/Getty Images)
circa 1960: el actor escocés Sean Connery hablando por teléfono. (Photo by Alan Band/Getty Images)

Lana Turner era una de las actrices mejor pagadas de la era. No solo eso, los tabloides no escatimaban en gastar tinta a la hora de derrochar interés por las diferentes relaciones de su vida (con ocho divorcios entre 1940 y 1972). Pero, sin duda, la relación que hizo explotar su figura mediática fue la que mantuvo con Johnny Stompanato, el guardaespaldas del mafioso y timador Mickey Cohen. Pero no tanto por su rubro profesional, sino por las constantes rupturas y reconciliaciones, los rumores de violencia doméstica, los altercados y el desenlace de la historia con asesinato incluido.

Y en medio de todo esto estuvo Sean Connery. El actor, que tenía 27 años e interpretaba a un corresponsal de guerra enamorado de una periodista americana, entabló amistad con su compañera a través de salidas nocturnas en grupo por Londres -donde solían estar el guionista de la película y la hija adolescente de la actriz, Cheryl Crane-. Sin embargo, no hicieron más que alimentar el interés de los tabloides con rumores de romance a diestro y siniestro. Algo que no gustó nada al celoso y violento novio de Lana.

Cuando el hombre se enteró de los rumores al otro lado del charco, la llamó y amenazó con matarla o desfigurarla, volando a continuación para marcar territorio en torno a su pareja. No obstante, probablemente por ser consciente de su temperamento, Lana le prohibió que apareciera en el set. Pero, sin quererlo, aumentó aun más las sospechas de este hombre volátil.

Sean Connery recordó en una entrevista hace varios años para Scotland on Sunday (vía Mi6-hq) que conoció a Johnny Stompanato cuando se sumó a una salida de grupo. “Hizo el gesto de darme su abrigo. Y le dije ‘no quiero tu abrigo’. ‘Tan solo cuídalo’ contestó. Y le dije ‘cuida tu propia chaqueta maldita sea’”. Y así empezó la guerra donde Stompanato era el único soldado. A Connery le daba exactamente lo mismo quién era o qué hacía. Es más, ni sabía a qué se dedicaba.

De todos modos, el actor fallecido en 2020 recordó que le pareció todo un gigoló porque llevaba gemelos con forma de pistolas. Sin embargo, el altercado solo fue creciendo, con Stompanato apareciéndose en el set poco después amenazando a su novia con golpes y violencia.

Underworld character Johnny Stompanato is pictured here with screen star Lana Turner at a Hollywood nightclub recently. Friday night Stompanato was found stabbed to death in the star's palatial Beverly Hills home and her daughter, Cheryl Crane, 14, is being held by juvenile authorities in connection with the stabbing.
Underworld character Johnny Stompanato is pictured here with screen star Lana Turner at a Hollywood nightclub recently. Friday night Stompanato was found stabbed to death in the star's palatial Beverly Hills home and her daughter, Cheryl Crane, 14, is being held by juvenile authorities in connection with the stabbing.

Resulta impresionante imaginarse el momento: los productores, el director y Sean Connery esperando a filmar mientras Lana Turner estaba encerrada en su camerino con su novio amenazándola. El tiempo pasaba, se hacía tarde y el rodaje se retrasaba. Según contó Lana en su biografía Lana: The lady, the legend, the truth publicada en 1982, en ese momento había intentado estrangularla (Wikipedia). Mientras que Sean Connery recordó que fue a preguntar qué estaba pasando, algo que el Stompanato no se tomó de buena manera, derivando en una pelea que terminó con el mafioso recibiendo un golpe en la cabeza. (No olvidemos que Connery había practicado karate y culturismo después de todo).

Pero la cosa no se quedó ahí. Lana Turner y su maquillador habían alertado a Scotland Yard de la presencia del mafioso pidiendo que lo deportaran. Pero Stompanato se había enterado del plan, apareciendo en el set otra vez pero armado con una pistola. Y según Den of Geek, entró en cólera al llegar al rodaje y atestiguar una escena en donde Connery y Turner se abrazaban en un sofá. A continuación se acercó a ellos armado despertando los reflejos del futuro 007.

Fue entonces cuando Sean Connery intervino cogiendo la mano del criminal, torciéndole la muñeca para sacarle el arma y logrando que Stompanato se marchara. A continuación, Scotland Yard tomó cartas en el asunto deportándolo de regreso a Estados Unidos por haber incumplido las leyes de posesión de armas en Inglaterra.

Sin embargo, el asunto no quedaría ahí. Al parecer, el orgullo afectado de Stompanato hizo que pidiera ayuda a sus amigos y cuando Sean Connery llegó a Los Angeles para hacer una película con Disney poco después - Darby O’Gill y el rey de los duendes- recibió una llamada del propio Mickey Cohen. El timador fue directo y claro, pidiéndole que se marchara de la ciudad en tono amenazante. Connery no tentó a la suerte y lo hizo. No se fue muy lejos, solo unos kilómetros a las afueras de Los Angeles.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

La relación entre Lana Turner y Johnny Stompanato continuó con más ataques y violencia. La actriz reveló en su biografía que la misma noche que asistió a los premios Oscar nominada a mejor actriz de reparto en 1958, recibió una paliza al volver a casa porque su novio estaba molesto tras no permitirle asistir con ella. Unos días más tarde, el 4 de abril, el hombre la amenazó de muerte, a ella, su madre e hija, durante una discusión. Temiendo por sus vidas, la adolescente de 13 años reaccionó en defensa, cogió un cuchillo de la cocina y lo apuñaló.

La muerte de Stompanato y el hecho de que la responsable había sido una adolescente despertó el frenesí mediático con todo tipo de teorías conspiratorias, como quienes dicen que Lana Turner habría sido la asesina y su hija la habría encubierto en busca de simpatía y una pena menor. Pero sobre todo hubo muchas críticas contra Lana Turner cuyo testimonio entre lágrimas fue tachado por varios medios como una actuación. Finalmente, el jurado decidió que la muerte había sido homicidio justificado y después de una corta estadía en un correccional de menores se ordenó que Cheryl viviera con su abuela.

Lana Turner no tardó en volver a trabajar. Su primera película post escándalo fue el drama Imitación a la vida (1958) donde, a pesar de sufrir ataques de pánico por el stress que estaba viviendo, terminó captando la curiosidad del publico siendo uno de los mayores éxitos económicos de su carrera.

¿Y Sean Connery? Pues su película se vio tan afectada por el escándalo que casi nadie la recuerda. Se estrenó durante la misma época del asesinato y juicio siendo un batacazo de taquilla. Pero tampoco dejó que hiciera mella en su camino hacia la cima. Apenas unos cuatro años más tarde dejaba huella sin saberlo como el primer James Bond de la historia.

Más historias que te pueden interesar: