Los seis divorcios más escandalosos de Hollywood

·9  min de lectura
Woody Allen y Mia Farrow tuvieron, sin dudas, el divorcio más escandaloso de todos, con secuelas que permanecen hasta el día de hoy
Woody Allen y Mia Farrow tuvieron, sin dudas, el divorcio más escandaloso de todos, con secuelas que permanecen hasta el día de hoy - Créditos: @Archivo

Dicen que del amor al odio hay un solo paso. Y si bien no son pocos los afortunados que pueden construir una amistad después de una relación de pareja –Demi Moore y Bruce Willis son ejemplo de esto-, la gran mayoría termina sacándose los ojos en la justicia. Sucede en la vida real, también en las películas y, por supuesto, en Hollywood.

Durante todo un mes, el mediático enfrentamiento entre Johnny Depp y Amber Heard mantuvo a todo el mundo en vilo: se expusieron intimidades de pareja, fotos, audios y conversaciones de WhatsApp en un juicio televisado, que por momentos se acercó más a un show que a una instancia legal.

Amber Heard y Johnny Depp durante el largo juicio que mantuvo al mundo en vilo
Amber Heard y Johnny Depp durante el largo juicio que mantuvo al mundo en vilo - Créditos: @EPA


Amber Heard y Johnny Depp durante el largo juicio que mantuvo al mundo en vilo (EPA/)

Hubo acusaciones de maltrato físico, verbal y abuso sexual. Temáticas muy fuertes que en redes sociales tuvieron un tratamiento febril, con usuarios adoptando roles de jurado, condenando y ridiculizando, en su mayoría, a la actriz de Aquaman.

Finalmente, la semana pasada, la Justicia falló nomás a favor del actor de Piratas del Caribe . Su exmujer fue encontrada culpable de difamación al asegurar que había sido víctima de violencia doméstica. Está claro que su condena no sólo fue económica –debe pagarle a Depp 15 millones de dólares-, sino también social. Lamentablemente, ésta no es la primera vez que dos exparejas terminan dirimiendo sus diferencias -y fuertes conflictos- bajo la mirada pública. A continuación, recordamos algunas de las separaciones más escandalosas.

Woody Allen y Mia Farrow

Durante la década del 80, Woody Allen y Mia Farrow fueron una de las parejas más populares y talentosas de Hollywood. No sólo se elegían en el plano íntimo; también en lo profesional: el cineasta la dirigió en 13 de sus películas.

Su vida privada era excéntrica y sumamente atractiva para la prensa. Cuando se conocieron, ella estaba recién divorciada de André Pervin y criaba sola a 7 hijos (tres biológicos y cuatro adoptados). Durante los 12 años que duró su matrimonio, continuaron adoptando niños, mientras vivían en casas separadas, manteniendo su independencia.

Woody Allen y Mia Farrow en una vieja foto de archivo, cuando aún eran pareja y familia
Woody Allen y Mia Farrow en una vieja foto de archivo, cuando aún eran pareja y familia


Woody Allen y Mia Farrow en una vieja foto de archivo, cuando aún eran pareja y familia

Sin embargo, todo se derrumbó cuando la actriz entró de sorpresa al departamento de su marido. Allí, sobre una mesa, encontró una serie de fotografías en las que su hija adoptiva Soon Yi posaba desnuda. La joven tenía 21 años por ese entonces y Allen, 56.

La prensa hizo eco del escándalo. El director de Manhattan confesó que se había enamorado de la joven -con quien continúa en pareja hasta el día de hoy- y se defendió diciendo que no era su padre adoptivo y que la joven ya era mayor de edad.

Meses después del divorcio, Dylan Farrow, una de las hijas adoptivas del matrimonio, denunció que Allen la había abusado cuando ella tenía tan solo siete años . Sin embargo, la acusación no llegó a hacerse formalmente ya que las pericias físicas y psicológicas no evidenciaron abuso y, al mismo tiempo, el director superó las pruebas del detector de mentiras.

Dylan Farrow en brazos de su padre adoptivo, en 1988
Mia Farrow y Woody Allen, quien sostiene en brazos a Dylan, en 1988


Mia Farrow y Woody Allen, quien sostiene en brazos a Dylan, en 1988

Aunque Allen siempre negó estas acusaciones y sostiene que la niña fue manipulada por su madre en medio del proceso de divorcio, años más tarde, en 2014, la joven publicó una carta abierta en The New York Times donde reafirmó sus acusaciones y en la que lamentaba la actitud de Hollywood de seguir apoyando a director.

Por su parte, Moses, uno de los pocos hijos del matrimonio que siempre defendió a su padre, aseguró que el abuso sexual nunca existió y, por el contrario, afirmó que Mía Farrow lo maltrataba a él y todos sus hermanos. Dijo, entre otras cosas, que ella “arrastraba por las escaleras” a los menores con discapacidades y prefería “a los niños rubios y de ojos azules”. El caso volvió a ser un núcleo de debates el año pasado con el estreno de Allen vs Farrow, un documental de HBO que, por primera vez, puso el testimonio de Dylan en primer plano.

Jeff Bezos y MacKenzie Scott

Tal vez no fue tan escandaloso (al menos públicamente), pero sí quedó en la memoria de todos como el divorcio más caro de la historia. Tras un fallo de la justicia, en 2019, el fundador de Amazon, Jeff Bezos, debió otorgarle un 4% de la empresa –cifra que ronda los 31.000 millones de dólares- a MacKenzie Scott , quien fue su mujer durante 25 años sido y madre de sus cuatro hijos.

Jeff Bezos y MacKenzie Scott, en Beverly Hills, California, en una imagen de 2018
Jeff Bezos y MacKenzie Scott, en Beverly Hills, California, en una imagen de 2018


Jeff Bezos y MacKenzie Scott, en Beverly Hills, California, en una imagen de 2018

De esta manera, la escritora se convirtió en la tercera mujer más rica del mundo, con un patrimonio de 59.800 millones de dólares. Al finalizar el proceso de divorcio, MacKenzie publicó en su cuenta de Twitter que estaba muy “agradecida por haber finalizado el proceso de divorcio de Jeff” apoyándose mutuamente.

Conviene resaltar que la mujer lo acompañó en el proceso de fundación de la empresa e, incluso, fue una de sus primeras empleadas.

Ben Affleck y Jennifer Garner

Luego de separarse de Jennifer Garner, el actual novio de Jennifer Lopez aseguró que durante años se sintió “atrapado” en su matrimonio y que se volcó a la bebida para poder tolerar su relación. En una entrevista con Howard Stern contó que incluso “seguiría bebiendo” si no se hubiera divorciado en 2015 de su colega y madre de sus tres hijos.

“Parte de la razón por la que comencé a beber fue porque estaba atrapado. Sentía que no podía irme por mis hijos, pero no estaba feliz. Entonces bebía una botella de whisky hasta quedarme dormido en el sillón, pero resultó que esa no era la solución”, confesó abiertamente.

Ben Affleck y Jennifer Garner
Ben Affleck y Jennifer Garner parecían la pareja perfecta hasta que...


Ben Affleck y Jennifer Garner parecían la pareja perfecta hasta que...

“Teníamos un matrimonio que no funcionaba. Es alguien a quien respeto, pero con quien no debía seguir casado”, agregó el actor. Las declaraciones de Affleck causaron polémica en su momento. Es que en varias oportunidades se vio como Garner lo apoyó en su lucha contra el alcoholismo e, incluso, lo acompañó en varias de sus internaciones y rehabilitaciones.

Garner decidió no hacer declaraciones tras los dichos de su ex marido, aunque fuentes cercanas a la actriz aseguraron que fueron como una “bofetada” para ella y para sus hijos. Años después llegaría la otra noticia bomba: el reencuentro de Afleck con su ex JLo , con quien actualmente sigue en pareja.

Mel Gibson y Oksana Grigorieva

Su relación duró muy poco, pero bastó para terminar con una de las separaciones más polémicas de Hollywood. Oksana Grigorieva (que venía de una larga relación con Timothy Dalton) y Mel Gibson se conocieron en 2007 y para 2010 ya estaba todo mal: la pianista rusa acusó de maltrato a Gibson y reveló algunos audios en los que se escuchaba al actor gritando e insultándola. Hubo órdenes de restricción perimetral de ambas partes y peleas judiciales por la custodia de Lucia, la única hija del matrimonio.

En Malibú, Mel Gibson se detuvo en los juegos infantiles junto a su hijo más pequeño, Lars... ¡y descubrió al paparazzi!
Los conflictos entre Mel Gibson y la pianista rusa Oksana Grigorieva incluyeron órdenes de restricción perimetral de ambas partes - Créditos: @The Grosby Group


Los conflictos entre Mel Gibson y la pianista rusa Oksana Grigorieva incluyeron órdenes de restricción perimetral de ambas partes (The Grosby Group/)

Finalmente, se firmó en 2011 un acuerdo de confidencialidad que prohibía a Oksana contar detalles de su relación con Gibson. Sin embargo, ella terminó demandando a sus abogados, acusándolos de una muy mala asesoría legal. En 2016, la Justicia consideró que la pianista rompió este acuerdo en una entrevista en el programa The Howard Stern Show, cuando dijo: “Hay que abrazar nuestras experiencias, sin importar lo dolorosas y oscuras que hayan sido. Hay que intentar aprender de ellas”.

Aunque no dio detalles explícitos de la relación con el actor de Corazón Salvaje, el tribunal consideró que su declaración dio a entender que sufrió violencia doméstica por parte de Gibson, condenándola a pagar 450.000 dólares.

Paul McCartney y Heather Mills

En 2002, cuatro años después de haber enviudado de Linda Eastman, Paul McCartney y la joven modelo Heather Mills contrajeron matrimonio en un hermoso castillo en Irlanda. Al igual que el ex Beatle, su nueva mujer -que se había hecho conocida por seguir modelando tras perder la pierna en un accidente automovilístico- también era una ferviente activista de varias causas sociales, como la defensa de los derechos de los animales y la protección de las tierras contra la minería.

Al año de ese festejo, la pareja le dio la bienvenida a la pequeña Beatrice Milly McCartney Mills, hoy de 19 años.

McCartney y su esposa, Heather Mills
Paul McCartney y Heather Mills, cuando todo era un lecho de rosas


Paul McCartney y Heather Mills, cuando todo era un lecho de rosas

Sin embargo, todo se desmoronó en 2006, cuando iniciaron un largo trámite de divorcio que duró casi dos años. En medio de la negociación, se conocieron documentos en los que la mujer denunciaba a McCartney por violento, agresivo, drogadicto y alcohólico.

Finalmente, el músico debió pagarle 40 millones de dólares, de los 170 millones que exigía Mills. Años más tarde, el compositor de “Let it be” confesó en una nota que haberse casado con Heather Mills fue uno de los peores errores de su vida.

Arnold Schwarzenegger y Maria Shriver

Se conocieron a fines de los años 70 y se casaron en 1986, después de casi una década de romance. Maria Shriver era por entonces una reconocida periodista (perteneciente al clan Kennedy) y Arnold Schwarzenegger, uno de los actores más famosos y excéntricos de Hollywood. Nacido en Austria, se había iniciado en el cine gracias a su gran paso por el fisicoculturismo.

El actor y Maria Shriver, en tiempos felices
A pesar de su inclinación demócrata (pertenece al clan Kennedy), Maria Shriver acompañó a Arnold Schwarzenegger durante toda su carrera política junto a los republicanos


A pesar de su inclinación demócrata (pertenece al clan Kennedy), Maria Shriver acompañó a Arnold Schwarzenegger durante toda su carrera política junto a los republicanos

La boda fue en Hyannis Port, Massachusetts (tierra de Shriver) y en los siguientes la pareja y familia se amplió con la llegada de cuatro niños: Katherine, Christina, Patrick y Christopher.

Luego de 25 años de matrimonio y de haber encabezado juntos la gobernación del estado de California, la pareja comenzó a volar por los aires. Todo comenzó cuando Shriver ella descubrió que el actor de Terminator tenía una relación paralela con la empleada doméstica de su hogar, con quien, incluso, había tenido un hijo.

Si bien el divorcio se pidió en 2011, fue aprobado recién en 2021, después de una década de disputas en tono a la división de bienes, valuados en unos 400 millones de dólares.