Sergio Ramírez cumple en el exilio 80 años de vida y 60 como escritor

·4  min de lectura

Managua, 5 ago (EFE).- El novelista nicaragüense Sergio Ramírez, Premio Cervantes 2017, cumple este viernes 80 años de vida y 60 de carrera literaria, y por primera vez, después de 44 años, en el exilio tras ser acusado por el Gobierno del presidente Daniel Ortega de "incitar al odio y la violencia".

La última vez que el ganador de los premios Alfaguara en 1998 e Iberoamericano de Letras José Donoso en 2011 había celebrado un cumpleaños en el exilio fue en 1978 cuando huía de la dictadura de Anastasio Somoza Debayle, que fue derrocada un año después por la revolución sandinista, de la que Ramírez formó parte.

En esa ocasión el escritor estuvo exiliado en Costa Rica desde donde formó parte del denominado "Grupo de los Doce", integrado por prestigiosos académicos, empresarios y religiosos que se oponían al dictador Somoza Debayle.

Ahora ha decidido exiliarse en España de quien fuera uno de los líderes de la revolución sandinista, el exguerillero Daniel Ortega, quien se encuentra en el poder en Nicaragua desde 2007 luego de haber coordinado una Junta de Gobierno de 1979 a 1985 y presidir por primera vez el país de 1985 a 1990.

Ramírez, que formó parte de la Junta de Gobierno junto a Ortega y fue vicepresidente durante el primer régimen sandinista (1979-1990) que encabezó el actual mandatario, fue acusado por la Fiscalía de "realizar actos que fomentan e incitan al odio y la violencia".

El Ministerio Público solicitó una orden de detención y allanamiento en contra de Ramírez, quien en ese momento se encontraba fuera de Nicaragua y ya había anunciado que no regresaría al país para evitar represalias del Gobierno tras haber sido citado por la Fiscalía.

SOMOZA Y ORTEGA LO HAN ACUSADO

Ramírez, Premio Carlos Fuentes a la Creación Literaria en Idioma Español, señaló directamente a Ortega de haberlo acusado "a través de su propia Fiscalía y ante sus propios jueces", y recordó que no era la primera vez que ocurría en su vida.

"En el año de 1977, la familia Somoza (que gobernó Nicaragua de 1939 a 1979) me acusó por medio de su propia Fiscalía y ante sus propios jueces de delitos parecidos a los de ahora: terrorismo, asociación ilícita para delinquir y atentar contra el orden y la paz, cuando yo luchaba contra esa dictadura, igual que lucho ahora contra esta otra", explicó el escritor entonces.

Como él mismo ha dicho a Efe, su vida ha estado marcado por la dictadura de los Somoza, la revolución sandinista, sus más de 50 libros y en esta última etapa perseguido por "otra dictadura" —la de Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo—.

Sus ocho décadas las ha vivido "de manera intensa" tanto en el campo estudiantil, político y literario, aunque, según confiesa, han sido las letras su vocación y devoción de toda la vida.

Por eso, cuando abandonó su casa hace casi un año y temía que fuese allanada por la Policía, dijo que lo que encontrarían sería "una casa llena de libros, los libros de un escritor, los libros de toda mi vida".

Su "obra literaria de años, es la obra de un hombre libre", destacó entonces Ramírez, quien desde el exilio sentenció: "Las únicas armas que poseo son las palabras y nunca me impondrán el silencio".

SU VIDA HA ESTADO MARCADA POR DICTADURAS

Entre sus múltiples obras se encuentra "Margarita, está linda la mar", una novela sobre la dinastía de los Somoza, que le valió el Premio Alfagura de Novela en 1998, y "Tongolele no sabía bailar", prohibida en Nicaragua porque relata las protestas de abril de 2018 que fueron aplastadas a la fuerza por Ortega.

Retirado ya de la política, se ha definido como "un escritor comprometido con la democracia y por la libertad, y no cejaré ese empeño desde donde me encuentre".

Hoy, en ocasión de su onomástico, ha recibido felicitaciones de otros escritores y en su honor una revista literaria celebrará un diálogo sobre sus obras significativas en sus 60 años de carrera literaria, en los cuales el autor nicaragüense se ha caracterizado por hacer de la ficción una imagen de la realidad de su tiempo.

Casado y con tres hijos, Ramírez nació en Masatepe, en la provincia nicaragüense de Masaya el 5 de agosto de 1942, cuando el país era gobernado por el padre de la dinastía, Anastasio Somoza García, un personaje que sería inspiración de sus novelas, cuentos y para involucrarse en la política.

"Nací bajo el viejo Somoza, llegué a la universidad bajo otro Somoza (Luis Somoza Debayle) y participé en el derrocamiento del último de los Somoza (Anastasio Somoza Debayle)" el 19 de julio de 1979. Mi vida está marcada por esta familia dictatorial", resumió en una ocasión.

Ahora el Premio Cervantes 2017, para quien el dictador Somoza engendró a Ortega, su antiguo compañero, prevé quedarse en España de manera permanente.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.