Anuncios

Shakira ha abanderado el género musical de la venganza: los otros artistas que han seguido sus pasos

Los artistas encuentran en las distintas formas de expresión artística el vehículo para plasmar vivencias e inquietudes que tienen mucho que ver con sus vidas. Entre los temas universales que trata la música están el desamor y la pasión, trasfondo de muchas de las letras que más han enganchado al público. Si en los últimos meses ha habido un nombre que ha abanderado con creces el género musical llamado de la venganza, ha sido el de Shakira. La colombiana comenzó con cierta moderación hablando de la decadencia de su historia de amor con Piqué en Monotonía y fue subiendo el tono hasta llegar a la sesión con Bizarrap que ha sido un auténtico bombazo musical. Lanzar reproches y contar las experiencias personales en una canción parece haberse convertido en un imprescindible de las listas de éxitos. Repasamos los nombres que han seguido las huellas de la colombiana en este desnudar los sentimientos.

Shakira y Bizarrap, las mareantes cifras del polémico tema musical

Shakira ha dedicado todo tipo de dardos a su ex Piqué
Shakira ha dedicado todo tipo de dardos a su ex Piqué

La última en hacer algo semejante ha sido Danna Paola que, a finales de noviembre, estrenó Aún te quiero, un tema que habla de cómo cauterizar las heridas. Aunque no se sabe a cuál de sus exparejas se lo dedica, está claro que quien sea hizo mucho daño a la mexicana, pues en la letra se dicen cosas como estas:

Prefiero estar sola
Que ser esclava de las mentiras que me dices
Si no creo en el amor, no es porque quise
Te di todo y tú por nada lo vendiste
Estoy mejor sola
Aunque de vez en cuando, admito que te pienso
Tu recuerdo no es bonito, es un lamento
Pues si te odio, es porque en el fondo te quiero

Otra canción latina, en esta ocasión en la voz de Karol G, fue también un mensaje directo y claro a un ex. Anuel AA era el destinatario de los versos de Karol, aunque se acompañó la colombiana de Shakira, a quien la letra le encajaba a la perfección con su situación personal. En TQG (Te quedó grande) las dos despliegan su atractivo para demostrarles a sus ex que no les necesitan.

Verte con la nueva me dolió (dolió)
Pero ya estoy puesta pa' lo mío
Lo que vivimos se me olvidó
Y eso e' lo que te tiene ofendido
Que hasta la vida me mejoró
Por acá ya no eres bienvenido
Vi lo que tu novia me tiró
Eso no da ni rabia, yo me río, yo me río

Rauw Alejandro y Rosalía rompieron el pasado verano
Rauw Alejandro y Rosalía rompieron el pasado verano

La ruptura el pasado verano de Rosalía y Rauw Alejandro hizo correr ríos de tinta. Una rumoreada infidelidad que él desmintió y un sorprendente final sobre el que se hicieron todo tipo de especulaciones. Rauw Alejandro quiso dejar claro lo que había sucedido a través de la letra de la canción Hayami Hana, una melodía dedicada a su ex en la que aseguraba que la va a echar de menos y que no tiene nada que ocultar. Solo la cantó una vez y aseguró que no volvería a hacerlo, lo que no ha evitado que envíe algún mensaje más a Rosalía.

Esta la hago pa’ cuando te quieras recordar
del loquito tuyo que te quería de verdad.
Y no voa' hacerme el fuerte
Yo no voy frontear
Aquí to' el mundo sabe que te voy a llorar, te voa’ extrañar

Fue durante la gala de entrega de los Grammy latinos cuando Rosalía entonó Se nos rompió el amor de Rocío Jurado. La letra no es suya pero la hizo propia, haciendo una ligera modificación en una frase que bien podría dejar claro cuál fue el motivo real de su separación: la indiferencia. “Se nos rompió el amor de tanto usarlo o no usarlo” cantó la catalana poniendo la piel de gallina a media concurrencia. Un dardo que tuvo respuesta en el tema escogido (casual o intencionadamente) por Rauw para homenajear a Laura Pausini, que recibía el premio a toda una trayectoria. Se fue, otra letra de desamor para despedir una relación que no parece haber terminado en el mejor de los términos (no se cruzaron durante la citada gala, que fue la primera en la que coincidían).

Taylor Swift ha compuesto muchas canciones sobre sus ex
Taylor Swift ha compuesto muchas canciones sobre sus ex

Entre estas canciones con mensaje no podemos olvidar a Miley Cyrus. A principios de año una Miley renovada y segura de sí misma estrenó Flowers, un tema que dirigía bastantes mensajes a Liam Hemsworth, su exmarido. Escogía la artista el día del cumpleaños de su ex, el 13 de enero, para lanzarla al mercado, toda una declaración de intenciones ya de entrada. Hace referencia a la casa que ardió, que bien podría hablar de su matrimonio o de la casa que efectivamente tenían y que sufrió este percance, se pone el traje que llevó Liam en una ocasión en la que la censuró en público y baila por las calles de California, que fue escenario de su amor. Canta además que ella es muy capaz de cuidarse y darse todo el cariño que merece por lo que no necesita a nadie a su lado.

I can buy myself flowers (puedo comprarme flores)
Write my name in the sand (escribir mi nombre en la arena)
Talk to myself for hours (hablarme durante horas)
Say things you don't understand (decir cosas que no entenderías)
I can take myself dancing (puedo salir a bailar)
And I can hold my own hand (cogerme de la mano)
Yeah, I can love me better than you can (quererme mejor de lo que tú puedas)

Y en esta lista no podía faltar la maestra de los mensajes melódicos: Taylor Swift. La intérprete ha dedicado alguna que otra canción a un ex, aunque sin confirmarlo, claro. Entre los aludidos están Jake Gyllenhaal (en All too well), John Mayer (Dear John), Joe Jonas (Mr. Perfectly fine), Harry Styles (I knew you were trouble) y Joe Alwyn (London boy).

La primera estrofa de All too well hace referencia a una bufanda roja que identificaron los fans, de ahí que se suponga que está dirigida a él.

I walked through the door with you (crucé la puerta contigo)
The air was cold (el aire era frío)
But something about it felt like home somehow (pero parecía que estaba en casa)
And I, left my scarf there at your sister's house (me dejé la bufanda roja en casa de tu hermana)
And you've still got it in your drawer even now (y la tienes guardad en tu cajón desde entonces)