Anuncios

Shannen Doherty se entera de infidelidad antes de su cirugía

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 9 (EL UNIVERSAL).- Cuando parece que la vida ya no puede darle más golpes a Shannen Doherty, estrella de la serie "Beverly Hills 90210", ella demuestra que sí es posible y que ha resistido cada embate, como lo acaba de demostrar al compartir con sus seguidores que el motivo de su separación del fotógrafo Kurt Iswarienko se debió a una infidelidad.

Shannen recién estrenó su podcast "Let's Be Clear" y durante el primer capítulo contó que en enero pasado entró a la cirugía para extraer un tumor cerebral, sabiendo que su matrimonio estaba terminando, ya que un día antes había descubierto que su esposo estaba teniendo un amorío y que eso ya llevaba dos años; así que decidió que no quería tenerlo cerca y que prefería enfrentar sola dicha operación.

"Entré en el quirófano a primera hora de la mañana y lo hice después de enterarme de que mi matrimonio se había acabado, de que mi marido había tenido una aventura durante dos años", explicó la actriz.

Pero que el fotógrafo no estuviera a su lado no quería decir que estaba sola completamente, ya que Shannen siempre contó con el apoyo de Rose su madre, su hermano y su mejor amigo Chris, quienes hicieron todo lo posible para que ella saliera adelante, a pesar del sentimiento de decepción que la embargaba.

"No quería entrar a la cirugía con él ahí, porque me sentí tan traicionada, me sentí tan despreciada por alguien a quien amé con todo mi corazón".

Aunque su separación de Kurt Iswarienko se dio de inmediato en enero, ella pidió el divorcio hasta el mes de abril, poniendo así fin a 14 años de matrimonio, aunque la actriz reconoció que le ha costado mucho trabajo aceptar que terminó.

"Estaba tan confundida y también tomaba corticoides y muchas cosas más después de la cirugía cerebral, porque los médicos no querían que mi cerebro se hinchara. Y honestamente, todavía es muy duro. Sí, tomé la decisión de pedir el divorcio, pero tengo muchos recuerdos con esta persona".

Shannen se encuentra en una dura batalla contra el cáncer de mama, la cual enfrenta desde 2015 cuando fue diagnosticada, el problema es que ahora está ya en fase 4 y ha hecho metástasis en cerebro y huesos, por lo que el panorama no es muy alentador, pero la actriz ha asegurado que es muy terca y no se dará por vencida.