Anuncios

Shannen Doherty explica al detalle cómo vivió la infidelidad de su esposo antes de su operación de cerebro

Shannen Doherty justo antes de pasar por quirófano debido a un tumor cerebral credit:Bang Showbiz
Shannen Doherty justo antes de pasar por quirófano debido a un tumor cerebral credit:Bang Showbiz

A día de hoy hace falta mucho más que el nombre de una celebridad para conseguir que un podcast destaque entre la gran oferta a disposición del público. Shannen Doherty acaba de crear uno titulado 'Let's Be Clear' y ha comenzado el primer episodio con una revelación explosiva que ha conseguido que esté en boca de todo el mundo.

Según ha explicado ante el micrófono, descubrió que su esposo, el fotógrafo Kurt Iswarienko le estaba siendo infiel justo antes de someterse a una operación de tumor cerebral.

"Entré en el quirófano a primera hora de la mañana y lo hice después de enterarme de que mi matrimonio se había acabado, de que mi marido había tenido una aventura durante dos años", ha desvelado.

La antigua protagonista de 'Beverly Hills, 90210', que está luchando contra un cáncer de mama en fase 4, tuvo claro entonces que no quería que Kurt estuviera presente en el hospital. Aunque estaba "petrificada" ante la perspectiva de pasar por el quirófano, Shannen tenía a su lado a su madre, a su hermano y a su mejor amigo Chris, que la apoyaron en ausencia de su marido. Al final, la intervención fue un éxito, aunque tuvo que someterse de nuevo radioterapia más tarde.

"Me sentí traicionada. Al final, me sentí muy poco querida por alguien con quien estuve 14 años, por alguien a quien amaba con todo mi corazón", asegura.

Shannen y Kurt se separaron en enero, el mismo mes de su operación, pero ella no solicitó el divorcio hasta abril. A pesar de que ella encuentra imperdonable la situación por la que le hizo pasar su ex en un momento tan complicado, reconoce que le costó mucho aceptar que su relación se había acabado.

"Estaba tan confundida y también tomaba esteroides y muchas cosas más después de la cirugía cerebral, porque los médicos no querían que mi cerebro se hinchara. Y honestamente, todavía es muy duro. Sí, tomé la decisión de pedir el divorcio, pero tengo muchos recuerdos con esta persona".

También se obsesionó con descubrir cada detalle del aparente engaño de Kurt manteniendo conversaciones con sus conocidos y esperando que alguien fuera sincero con ella. Para algunos, puede parecer una actitud morbosa, pero era la única forma en que consiguió pasar página.