‘She-Hulk: abogada Hulka’ es otro acierto de Marvel pero oculta un problema muy evidente

·6  min de lectura

Marvel continúa con su conquista audiovisual. Después de traernos dos largometrajes y dos series en lo que llevamos de año, es el turno de descubrir a un nuevo personaje (al menos en el Universo Cinematográfico, dado que ya existe en las viñetas desde 1980). Se trata de She-Hulk: abogada Hulka, la serie centrada en la prima del superhéroe verde que aterriza en Disney+ como un soplo de aire fresco para la saga. Una apuesta ligera, entretenida, cómica y con la gracia inigualable de su protagonista, Tatiana Maslany.

Sin embargo, por mucho que la recepción vuelva a ser positiva y le lluevan los halagos por parte del público y la crítica, hay un detalle que no me pasa desapercibido. Un problema que, personalmente, no me permite coronarla como la gran serie que podría ser. Y no hablo de los fallidos efectos especiales.

She-Hulk: abogada Hulka
Mark Ruffalo como Smart Hulk / Bruce Banner y Tatiana Maslany como Jennifer "Jen" Walters/She-Hulk en 'She-Hulk: abogada Hulka' de Marvel Studios. Photo courtesy of Marvel Studios. © 2022 MARVEL.

She-Hulk: abogada Hulka nos presenta a Jennifer Walters, la prima de Hulk (Mark Ruffalo) que por un evento en particular (que pueden descubrir en la serie) se termina convirtiendo en su propia versión del gigante verde. Sin embargo, a diferencia de Bruce Banner, ella trabaja como abogada y pretende seguir con su profesión dando lugar a una serie donde los enredos se convierten en la plataforma principal para derrochar simpatía, humor y buena vibra.

En otras palabras, la serie de nueve episodios es otro acierto de Marvel en cuanto a que consigue plantar a un nuevo personaje en su universo apostando por una producción que funciona más como sitcom, con episodios de 30 minutos y una narrativa más ligera. De esta manera, She-Hulk: abogada Hulka se puede disfrutar siendo fan o no de Marvel, aunque a los marvelitas les espera un caramelo servido en bandeja al complacer sus almas de fan a través de las referencias al universo cinematográfico (esto no es spoiler, este detalle está claramente identificado en el tráiler y clips promocionales).

Tatiana Maslany es, sin dudas, el alma de la fiesta. La responsable de que todo este engranaje funcione. Porque si bien los efectos especiales han mejorado un poco en comparación con aquel primer tráiler que le valió un aluvión de críticas, todavía están lejos de ser perfectos. Sobre todo en los movimientos lentos de la versión Hulka, como cuando la vemos caminar, al dejar en evidencia los efectos animados que terminan restando credibilidad a una trama que bien podría ser de las más creíblemente humanas del universo. Porque Tatiana consigue que este personaje de comic pase a ser más humano que superheroico, con sus fallos, aciertos y destellos de una personalidad que sirve como espejo para cualquiera que se pueda ver en su lugar con poderes, de repente y sin aviso.

Sí, She-Hulk: abogada Hulka es otro acierto para Marvel en cuanto a que es una serie disfrutable y entretenida, que nos permite descubrir a un nuevo personaje que fácilmente podrían insertar en el universo cinematográfico (aunque en mi opinión primero van a tener que pulir los efectos especiales si quieren que Hulka se acople en el poderío visual de las películas). Sin embargo, alguien tiene que decirlo: la originalidad brilla por su ausencia.

Tatiana Maslany como Jennifer
Tatiana Maslany como Jennifer "Jen" Walters/She-Hulk en 'She-Hulk: abogada Hulka' de Marvel Studios'. Photo courtesy of Marvel Studios. © 2022 MARVEL.

Probablemente a los fans del universo no les guste lo que escribo a continuación pero hace tiempo que percibo que el poderío de Marvel nos tiene un poco cegados. Que la espectacularidad visual de sus producciones y los entramados narrativos hilados con sorprendente maestría, han conseguido tejer una telaraña tan cómoda que ni nos molestamos por encontrar escapatoria. Y creo que por eso todas las series y películas del universo son tan bien recibidas por el público y la crítica cuando, en mi opinión, no todas merecen que los aplausos resuenen tanto (personalmente todavía no entiendo la aprobación por las nubes que obtuvieron Falcon y el soldado de invierno (83% en RottenTomatos), Ojos de Halcón (92%) o Ms. Marvel (98%) cuando si bien son series entretenidas no dejan de ser historias que parten de elementos vistos decenas de veces en diferentes géneros y tramas del pasado).

Y en mi opinión es el caso de She-Hulk: abogada Hulka. ¿Es entretenida? Si, mucho. ¿Es recomendable? También, sobre todo si buscas una historia de evasión ligera. ¿Es la mejor serie de Marvel o del momento? Ni por asomo.

Básicamente porque mientras veía She-Hulk: abogada Hulka me pareció estar viendo el humor pasota de la protagonista de Ally McBeal, el entramado de personajes de Boston Legal, el humor de Ms. Marvel, Thor: Love & Thunder y Guardianes de la Galaxia todo en uno, la ironía de Iron Man, el carisma de la relación entre amigas de tantas comedias románticas, la tendencia de romper la cuarta pared que Fleabag puso de moda… (no es spoiler, está en el tráiler). Además de la táctica infalible de Marvel de atar cabos a través de referencias para llevarse a los fans a su terreno. Tal y como vienen haciendo desde Vengadores: Endgame (por poner el ejemplo más conocido con aquella escena de Capitán América cogiendo el martillo de Thor).

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Soy de la opinión de que para que una serie o película me parezca lo mejor del momento, necesita transmitirme algo nuevo y original. She-Hulk: abogada Hulka utiliza todos los elementos mencionados a su favor y funciona dentro del amplio universo de Marvel, pero que al verla me recuerde tantas referencias pone en evidencia que no se trata de la serie más original o innovadora de la casa, por mucho que otros críticos o el público vayan a bañarla de halagos. Me pasó lo mismo con las series mencionadas anteriormente y por eso creo que WandaVision y Caballero Luna son las mejores series de la casa, porque apostaron por crear algo propio con sabor auténtico. Y por eso decía lo de estar un poco cegados cuando hablamos de Marvel. Porque no voy a negar que son maestros en atar cabos y crear una saga que ha roto los esquemas del séptimo arte, pero eso no significa que hayan innovado en la creación de sus narrativas en todas sus producciones por igual. Muchas de sus películas y series beben de géneros y elementos muy vistos como la buddy comedy, así como la comedia romántica, adolescente o dramática.

She-Hulk: abogada Hulka es entretenida y se diferencia del resto de series de Marvel en cuanto al soplo de aire fresco que marca con su protagonista, su tono y ligereza de sitcom dentro del UCM, pero tiene demasiadas similitudes con otras series y géneros como para que pueda coronarla como la mejor apuesta del momento en el streaming.

She-Hulk: abogada Hulka se estrena exclusivamente en Disney+ a partir del 18 de agosto.

Más historias que te pueden interesar: