Silvestre rompió el silencio: “Durante 40 años, fui sometido a humillaciones, mentiras y difamaciones”

·4  min de lectura
Silvestre se emocionó al conocer las palabras de una de sus hijas sobre hechos que ocurrieron en el pasado
Silvestre se emocionó al conocer las palabras de una de sus hijas sobre hechos que ocurrieron en el pasado - Créditos: @Captura

El conflicto entre Silvestre y su exmujer Débora Ramos data desde principios de la década de 1980. Durante casi cuatro décadas, la madre de sus tres hijos mayores lo acusó de abandono y violencia de género reiterada al entonces famoso galán de telenovelas, quien además para esa época había comenzado una relación con Andrea del Boca. Ahora, tras la carta que publicó una de sus hijas, el actor decidió romper el silencio y contar su verdad.

La carta que publicó María Jimena -una de sus hijas- fue lo que motivó al artista a salir a hablar del tema públicamente. “Lo único que puedo decirte es que mi viejo jamás le pegó a mi madre. Jamás fue violento con nosotros y que el día ese en donde estuvieron demorados yo estuve junto a mi hermano Alfonso. Mi padre solo se defendió de la agresión de mi vieja con una maza”, escribió la joven.

“Mi mamá no estaba embarazada. Mi hermano más chico tenía en ese momento 3 o 4 años, yo 5 y Alfo 7 y es un hecho que recordamos siempre porque el que fue violentado fue mi viejo. Tampoco dormimos en cajones de manzanas. Imaginate que en esa casa cuando fuimos a vivir yo tenía 4 años, el más chico 3 y mi vieja nos expuso muchísimo. Mi viejo se equivocó y reitero lo que escribí en la carta de 2013, pero me manejo con la verdad y justicia”, continuó intentando echar un poco de luz a esta historia.

“ Ya está. Pasaron 40 años. No da seguir castigando a un hombre que simplemente no supo ser padre con todo lo que eso implicó para nosotros pero de ahí a inventar no me gusta y hablo de mi vieja”, remató María Jimena que, si bien defiende a Silvestre de las mentiras, también lo cuestiona como padre.

Luego de que Nosotros a la mañana leyera públicamente este descargo, Silvestre se comunicó con el programa para hablar al respecto. “No sabía del contenido de la carta, últimamente recobramos el diálogo con mi hija, pero nunca supe qué iba a decir. Me quedé sin palabras”, confesó con la voz entrecortada.

Cansado de las acusaciones de las que fue objeto durante todos estos años, el cantante y actor explicó por qué tardó tanto tiempo en defenderse. “Estoy realmente muy emocionado porque este tema volvió a la luz con muchas difamaciones y acá refleja lo que pasé, en los últimos 40 años, de mentiras, difamaciones y humillaciones, barbaridades a las que fui sometido, y que jamás contesté para no exponer a mis hijos”, dijo mientras dejaba en claro lo mucho que los ama.

“La verdad, no me salen las palabras”, repitió algo nervioso y enseguida hizo un mea culpa sobre su rol como padre. “Tengo que ser honesto y decir que me equivoqué. Yo reconozco que me equivoqué en muchas cosas, sobre todo cuando uno es joven, no hay una universidad de papás ”, reconoció.

Sin embargo, esa no fue la única aclaración que hizo. Ante la versión de que Ramos fue abandonada por él cuando comenzó su relación con Andrea Del Boca, advirtió: “Yo no dejé a la mamá de los chicos por Andrea, de ninguna manera. Yo me separé de ella y voy a decir algo que nunca dije, ella realmente me echó de la casa”, confesó mientras comenzó a enumerar un montón de situaciones violentas que vivió a su lado como por ejemplo el incidente con la maza al que se refirió su hija en la carta o a la pérdida de un hijo.

Luego de un corte, Carlos Monti advirtió que al escucharlo nuevamente su hija había hablado al respecto. “Papá, quiero que sepas que te estoy mirando. Me duele cómo te atacan, le pido a la periodista que te haga llegar mis palabras, no salgo en vivo porque no me gusta. Mamá nos expuso por muchos años, desmiento que hayamos dormido en cajones de verdura como dijo Ventura y mamá, desmiento rotundamente haber visto violencia de tu parte”, expresó la joven en nombre de ella y sus dos hermanos, Alfonso y Sebastián.

“Nunca vi que golpees a mi madre, mucho menos a nosotros, quiero que seas feliz. Ya es hora que te dejen en paz, así nosotros los hijos, como Alfonso y yo, que somos los que más sufrimos todo esto, también dejamos de sufrir al escuchar de boca de un ser despreciable tantas mentiras, pseudoperiodista de la tarde (en referencia a Ventura). Tu hija que te ama”, cerró Jimena.

Palabras a las que respondió emocionado: “No veo la hora de viajar a Buenos Aires para reencontrarme con los tres”. Y enseguida apuntó contra Ventura, quien fue el que volvió a traer el tema a escena: “Hay cosas que no se deben callar. Hay periodistas y periodistas. Algunos se abusan y sacan réditos de una mujer despechada y mantiene dichos mentirosos por años (...) Que hoy la gente pueda saber cómo son las cosas es un alivio para mí”, remató mientras aseguró que toda esta situación había afectado su carrera y su vida personal.