Anuncios

Todos Somos Extraños | Top de críticas, reseñas y calificaciones

Todos Somos Extraños | Top de críticas, reseñas y calificaciones
Todos Somos Extraños | Top de críticas, reseñas y calificaciones

Andrew Haigh (Apóyate en Mí (92%), 45 Años (97%), Weekend (95%)), ha demostrado una y otra vez su capacidad para sumergirse en las complejidades emocionales de sus personajes y explorar temas universales de amor, pérdida y redención. Su estilo distintivo se caracteriza por una cinematografía evocadora y una narrativa meticulosamente construida que permite que las emociones fluyan de manera natural, sin adornos innecesarios.

Te recomendamos leer: Paul Mescal dice que se sentía tan intimidado por Pedro Pascal que no pudo hablarle

A medida que Haigh continúa desafiando los convencionalismos y explorando nuevas fronteras en el cine independiente, su legado solo parece crecer con el tiempo. Con cada película, nos recuerda el poder del cine para conmovernos, inspirarnos y darnos una visión más profunda de nosotros mismos y del mundo que nos rodea.

La nueva cinta de este director inglés, Todos Somos Extraños (98%), no es la excepción a lo anterior, ya que esta producción ha sido considerada como una de las mejores películas LGBTTTQ+ en los últimos años. Este proyecto está protagonizado por Paul Mescal (Aftersun (96%), Intruso (30%),La hija oscura (100%)) y Andrew Scott (1917 (98%), Oslo (60%), 007 Spectre (65%)).

Paul Mescal y su co-protagonista Andrew Scott en ''Todos Somos Extraños'' (Crédito: Tomatazos)
Paul Mescal y su co-protagonista Andrew Scott en ''Todos Somos Extraños'' (Crédito: Tomatazos)

¿De qué trata Todos Somos Extraños?

El guion escrito por Haigh, está basado en la novela Extraños (1987) de la escritora japonesa Taichi Yamada. La historia de la cinta sigue a Adam (Scott), quien tiene un encuentro casual con un misterioso vecino, Harry (Mescal), que rompe el ritmo de su vida cotidiana. A medida que se desarrolla una relación entre ellos, Adam se preocupa por los recuerdos del pasado y se siente atraído de vuelta a la ciudad suburbana donde creció, y al hogar de su infancia.

¿Qué dice la crítica acerca de Todos Somos Extraños?

El regreso de Haigh al cine es recibido con entusiasmo por la mayoría de los periodistas cinematográficos, quienes aprecian su enfoque universal sobre el duelo y la búsqueda de identidad. Aunque la película aborda temáticas propias del romance LGBTTTQ+, logra trascender las etiquetas y conectarse con una audiencia diversa.

Los críticos subrayan que la película se presenta como un viaje introspectivo, donde se exploran las barreras emocionales que construimos como mecanismo de defensa y las fantasías de las posibilidades no cumplidas. Este tema resonará especialmente entre aquellos que han experimentado la privación de una infancia o adolescencia auténtica debido a su identidad queer.

También lee: Días Perfectos | Top de críticas, reseñas y calificaciones

La prensa afirma que, desde el primer vistazo, queda claro que Todos Somos Extraños no es una experiencia convencional. Se adentra en territorios emocionales complejos, donde la línea entre la realidad y la fantasía se difumina, desafiando al espectador a cuestionar su propia percepción de la vida y el amor.

A continuación, más de lo que dice la prensa acerca de que Todos Somos Extraños:

Lalo Ortega de Filmelier:

La belleza de la película radica en todas estas preguntas hipotéticas que, visión o no, metáfora o no, sueño o no; han de consolidarse en la realidad como una reconciliación en el propio corazón. Todos somos extraños nos recuerda que es posible sanar, incluso cuando los otros ya no están. (...) Haigh logra aterrizar su relato fantástico gracias a las profundas emociones de sus personajes, con maestría particular de Andrew Scott, quien carga la película en sus hombros.

Juan José Cruz de Cine Premiere:

Brillantes actuaciones, un guion con abundante nostalgia y un soundtrack minimalista, pero lleno de emoción, convierten a Todos somos extraños en una película que merece ser disfrutada en la pantalla grande. Claro, es posible que muchos espectadores terminen al borde de las lágrimas, pero la experiencia es totalmente gratificante. No sólo se trata de un sobresaliente ejercicio cinematográfico, sino también de una exploración a las emociones que nos convierten en seres humanos.

Randy Meeks de Espinof:

La película no siempre acierta a la hora de juntar la trama romántica con la nostalgia de una infancia imperecedera y al mismo tiempo interrumpida trágicamente, pero, cuando lo hace (que es la mayor parte del tiempo), da en el clavo, en el centro de nuestros sentimientos. (...) La película no siempre acierta a la hora de juntar la trama romántica con la nostalgia de una infancia imperecedera y al mismo tiempo interrumpida trágicamente, pero, cuando lo hace (que es la mayor parte del tiempo), da en el clavo, en el centro de nuestros sentimientos.

Wendy Ide de Screen Daily:

Lo último de Andrew Haigh es una meditación exquisitamente melancólica y llena de fantasía sobre la pérdida y el aislamiento. Un romance gay exuberantemente triste y sensual, impulsado por una combinación asesina de pop queer de los 80 y un par de actuaciones devastadoras de Scott y Mescal.

Ed Potton de The Times:

Andrew Scott, Paul Mescal, Claire Foy, Jamie Bell: no es frecuente que una película tenga un reparto tan bueno. Agregue el hecho de que está escrita y dirigida por Andrew Haigh y tienes una película que se vuelve un deleite.

Alicia P. Ferreirós de Sensacine:

Todos somos extraños nos presenta la idea de que, para abrir el corazón, primero hay que sanar el nudo que lo ata. Cosa nada fácil cuando el nudo está hecho de represiones tácitas, miedos crónicos, traumas escolares y arrepentimientos asociados a la propia esencia del ser, y que parecen quedarse para siempre. (...) La belleza de la película radica en todas estas preguntas hipotéticas que, visión o no, metáfora o no, sueño o no; han de consolidarse en la realidad como una reconciliación en el propio corazón. Todos somos extraños nos recuerda que es posible sanar, incluso cuando los otros ya no están.

Luis Martinez de El Mundo:

...la película de Andrew Haigh que surge en la cartelera como una amenaza, además de una provocación. Piénselo bien, es mi obligación advertírselo, es posible que después de verla se queden a vivir en ella por la sencilla razón de que la amarán como solo se ama al propio amor. Y cuando pase el tiempo, recordarán el momento preciso en el que la vieron por primera vez.

Paula Arantzazu Ruiz de Cinemanía:

Creer o no creer en este salto de fe romántico y confesional es, en parte, tarea del espectador porque el puzle emocional que plantea Haigh bordea en según qué ocasiones lo confuso, lo cursi, lo enmarañado, lo lacrimógeno y lo inverosímil. Pero, como toda buena historia de fantasmas y como todo buen arrebato pasional, hay cosas del corazón que la razón no entiende. Hay que dejarse llevar y disfrutarla como un abrazo.

Alex Godfrey de Empire Magazine:

Después de un trabajo impresionante, Andrew Haigh sube aún más el nivel, con una película impecable que busca las estrellas y llega ahí. Duele y brilla. (...) Es difícil pensar en otro drama reciente que se sienta tan descaradamente personal.

Sabastián Arismendi de Cinergia Online:

Todos somos extraños es una película con una carga nostálgica tremenda, aunque es abstracta y tiene una rareza onírica donde se difumina la línea entre la realidad, la fantasía y el recuerdo; su mayor enfoque es el drama del duelo. (...) Un gran regreso de Andrew Haigh a una película que va más allá de la fórmula de romance LGBT, abarca un tema universal que no distingue entre orientaciones. Un enfoque interesante a la primera adaptación de esta novela japonesa.

Continúa leyendo: Aftersun | Top de críticas, reseñas y calificaciones