Anuncios

Stanislaus quiere duplicar el enfoque de Homeboy Industries para intervenir en las pandillas

Funcionarios y socios del Condado de Stanislaus visitaron la semana pasada el programa de intervención y rehabilitación de pandillas del padre Gregory Boyle en Los Ángeles, que podría servir de modelo para un programa local.

Boyle despertó el entusiasmo con animadas charlas en Ceres Community Center y en Modesto Junior College en 2016. Homeboy Industries, organización que puso en marcha en 1988, se convirtió en el mayor programa de intervención, rehabilitación y reinserción de pandillas del mundo, de acuerdo con su página web.

El grupo del Condado de Stanislaus que examinó de cerca Homeboy Industries el jueves estaba compuesto por funcionarios del condado de la oficina del jefe de gabinete, el fiscal del distrito, el defensor público, la libertad condicional y la comunidad.

El supervisor del condado Terry Withrow publicó más tarde en Instagram que fue una visita inspiradora. “La organización del padre Greg Boyle [está] rescatando a individuos de las pandillas”, puede leerse en la publicación de Withrow. “Próximamente en el Condado de Stanislaus”.

Se está haciendo un esfuerzo para diseñar un programa para el Condado de Stanislaus que replique Homeboy Industries y también incorpore ideas locales.

Withrow dijo el lunes que el nuevo programa se centrará en la intervención de pandillas y en brindar oportunidades a las personas que salen de prisión.

El grupo del Condado de Stanislaus conoció los programas vocacionales de Homeboy Industries, de eficacia probada, que crean un propósito para los antiguos miembros de pandillas, como su panadería, tienda de bocadillos, restaurante y serigrafía para hacer camisetas.

El programa de Boyle también ofrece eliminación de tatuajes y formación en paneles solares.

Michael Baldwin, director ejecutivo de Legacy Alliance Outreach de Modesto, dijo que estaba impresionado con Homeboy Industries por crear un entorno de compasión, responsabilidad y una forma holística de ver al individuo. Dijo que el programa de Stanislaus será diseñado para dar la bienvenida a las personas que salen de la cárcel de nuevo en la comunidad.

Baldwin dijo que los miembros clave del equipo de diseño del programa son Alex Bequette, Sammy Provencio y Sara Clammer, quienes aportan experiencia vivida al proceso.

En julio, los supervisores del condado aprobaron $150,000 para que los Servicios de Salud Conductual y Recuperación (BHRS) del condado contrataran a un coordinador del programa e investigaran si un programa como Homeboy Industries sería viable aquí.

Rubén Imperial, un funcionario ejecutivo adjunto del condado, dijo el año pasado que hay una necesidad de un programa basado en la comunidad para construir una red de apoyo para las personas liberadas de la cárcel que necesitan habilidades de trabajo, servicios de intervención y gestión de casos.

Withrow dijo que parece que la financiación a través de la Asociación Correccional Comunitaria (CCP) puede ser usada para apoyar un programa local. Todavía no hay un calendario de cuándo comenzará el programa.

“Hemos estado trabajando en esto durante años”, dijo Withrow. “Estamos en un punto en el que estamos progresando; no queremos reinventar la rueda y estamos estudiando las mejores prácticas que existen”.

Boyle, autor de Tattoos on the Heart, dijo que su programa inyecta esperanza en la vida de los jóvenes que huyen de la cultura de las pandillas y les da oportunidades. “Ningún chico con esperanza se ha unido jamás a una pandilla”, le dijo Boyle al público de Ceres. “No estamos hablando de niños buenos o malos: hablamos de chicos con o sin esperanza”.

El padre Gregory Boyle, en el centro, abrazó a Nancy Delgadillo mientras David Minjarez vio la sede de Homeboy Industries en Los Ángeles, California, el 14 de septiembre de 2010. Minjarez tiene el cuello vendado después de que le quitaran un tatuaje en Homeboy Industries.
El padre Gregory Boyle, en el centro, abrazó a Nancy Delgadillo mientras David Minjarez vio la sede de Homeboy Industries en Los Ángeles, California, el 14 de septiembre de 2010. Minjarez tiene el cuello vendado después de que le quitaran un tatuaje en Homeboy Industries.