Nueva suba récord para la tasa del plazo fijo: el BCRA elevó el rendimiento al 69,5%

·5  min de lectura

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) subió este jueves la tasa del plazo fijo tradicional en 8,5 puntos porcentuales al 69,5%, lo que equivale a una tasa efectiva anual (TEA) del 96,5%. La medida está en línea con la decisión previa de elevar en 9,5 puntos el interés de las Letras de Liquidez a 28 días, también hasta el 69,5% anual, y busca "aumentar el incentivo al ahorro en pesos", según explica el comunicado del Central.

Así, los plazos fijos de personas humanas a 30 días hasta $10 millones pasan a tener un rendimiento mensual de 5,79% (en base a la TNA) y de 8,04% si se tiene en cuenta la TEA estimada. En tanto, para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado, la tasa mínima garantizada se estableció en 61%.

"Es una suba muy fuerte de tasas con el objetivo de contener la demanda dé dólares y aflojar la brecha", observa a iProfesional la directora de CyT Asesores Económicos, María Castiglioni.

Suba de tasas: el objetivo del BCRA

La economista destaca que esto se debe a que el BCRA busca ganarle a la inflación, por lo que el alza aplicada está en línea con el dato del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de julio, que se conoció este jueves por la tarde y se ubicó en el 7,4%, el peor índice mensual desde abril de 2002 y con un 71% interanual, que es el mayor en los últimos 30 años. 

Con esta estrategia, el Central busca acercar más el rendimiento del plazo fijo tradicional en pesos a los niveles de inflación previstos para este año, que superaría el 90% o hasta el 100%, según estimaciones privadas. Así lo confirmó el BCRA, ya que señaló que, "luego de dos meses en los que la inflación mostró una tendencia a la baja, los precios se aceleraron en julio en el contexto del incremento que se observó en la volatilidad financiera a nivel local y que afectó negativamente a las expectativas de inflación".

La entidad explicó que, debido a ello, el BCRA consideró necesario incrementar una vez más la tasa de política monetaria y acelerar así el proceso de normalización de la estructura de tasas de interés activas y pasivas de la economía para acercarlas a un terreno positivo en términos reales, en consonancia con los Objetivos y Planes para 2022 establecidos en diciembre de 2021."La suba en la tasa de política contribuirá a reducir las expectativas de inflación en lo que resta del año y a consolidar la estabilidad financiera y cambiaria alcanzada luego de los eventos disruptivos de los últimos dos meses que motivaron la intervención del BCRA en el mercado secundario de títulos públicos", sostuvo el Central. En consecuencia, este es el nuevo cuadro de tasas que fijó:

 

Nueva tasa: ¿le gana a la inflación?

"La suba de tasas del BCRA fue importante en respuesta al fuerte dato de inflación de julio y también de cara a la inercia de precios que se vio en el dato de alta frecuencia de la primera semana de agosto. Con esa información sobre la mesa, estamos ante la perspectiva de una inflación anual cercana al 100%", aporta el economista de Inviu Diego Martínez Burzaco. Indica que el hecho de que la nueva tasa acerque el rendimiento efectivo anual a un 100% de rendimiento puede ayudar a aumentar la demanda de inversiones en pesos, al menos en el cortísimo plazo. 

Pero, mirando más largo en el tiempo, parece que el Central la tendrá difícil en su pelea contra la inflación. Así lo advierte Castiglioni: "Veremos si la tasa logra ganarle a la inflación o no. Es decir, si va a alcanzar o no, porque la carrera viene siendo difícil con un índice de precios, que viene superando los pronósticos últimamente".

Por su parte, Martínez Burzaco considera que debe ser complementada esta decisión con medidas fiscales para que tenga una mejor respuesta aún, ya que indica que "si no hay un ancla fiscal, el ánimo de los inversores puede rápidamente darse vuelta".  Además, apunta que va a ser importante cómo evolucionen los saldos de acumulación de reservas del BCRA hacia adelante para que el mercado cambiario se mantenga calmo.

Plazo fijo: advertencias sobre la suba

Y, en un sentido similar, Castiglioni observa que, en un contexto en que los pasivos del BCRA son muy elevados, si no se corrige el déficit fiscal, la contracara de la suba de tasas, que es el impacto en el interés de las LELIQ que paga la entidad a los bancos, puede ser complicada. Sin embargo, considera que se entiende la suba de tasas agresiva cuando se contrasta con el dato inflacionario, aunque, según su criterio, "esto debería haberse hecho el año pasado", por lo que opina que la decisión es buena, pero llega con un nivel de precios ya muy alto, lo que lo obliga a ajustar muy fuerte en estos momentos. 

Asimismo, recordemos que este anuncio se da en el marco de la nueva estrategia de tasas del BCRA, que comenzó a aplicar un corredor de conformado por el índice aplicado a las Letras del Tesoro de corto plazo, la de política monetaria (representada por la Leliq a 28 días) y la de pases a 1 día. La primera la llevó al 69,5% y la segunda quedó en 64,5%, 9 puntos porcentuales por arriba de la anterior.

Y anticipó que continuará calibrando la tasa de interés, prestando especial atención a la evolución pasada y prospectiva del nivel general de precios. Habrá que esperar a conocer el resultado de la licitación de deuda del Tesoro, que realizará hoy el ministro Sergio Massa para saber cuál será el tope del corredor de tasas.