Anuncios

Se subasta uno de los aviones privados de Elvis

Elvis credit:Bang Showbiz
Elvis credit:Bang Showbiz

Los fans más acaudalados de Elvis Presley podrán hacerse muy pronto con una pieza de memorabilia única: su avión privado. El Lockheed 1329 Jetstar de 1962 está equipado con un microondas, algo rompedor para la época en que se fabricó, y un sistema de entretenimiento de a bordo que se encuentra ubicado en un mueble multimedia donde hay una televisión, un reproductor de vídeo RCA y un reproductor de casetes de audio, con puertos para auriculares y controles de audio para cada pasajero.

El anuncio advierte que la nave dejó atrás hace tiempo sus días dorados porque ha pasado los últimos 35 años en un cementerio de aviones en Roswell, Nuevo México, aunque todavía cuenta con los nueve asientos originales tapizados en terciopelo rojo en el interior de la cabina adornada con paneles de madera y acabados en oro. Quien acabe haciéndose con el jet, tendrá que desmontarlo antes de trasladarlo, pero el esfuerzo merecerá sin duda la pena porque se trata de una pieza con un valor incalculable por el rol que ha jugado en la historia de la música.

La aeronave se subastó por primera vez en 2017 por unos 430.000 dólares, pero ahora volverá a ponerse a la venta a través de la casa de subastas Mecum Auctions. Elvis lo compró por 840.000 dólares en 1976, un año antes de morir el 16 de agosto de 1997, a los 42 años, por un fallo cardíaco derivado de sus problemas de adicción.

En su momento, los modelos Lockheed 1329 Jetstar eran los favoritos de las celebridades y de los mandatarios internacionales para viajar de la forma más lujosa posible. En el interior había espacio para ocho o diez pasajeros y una tripulación de tres personas, dos pilotos y un auxiliar de vuelo.