Las subvariantes BA.4 y BA.5 de ómicron representan más de la mitad de los casos en EEUU

·1  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Una persona se somete a una prueba de COVID-19 en Nueva York.

(Reuters) - Las subvariantes BA.4 y BA.5 de rápida propagación de la cepa ómicron representaban un 52% combinado de los casos de coronavirus en Estados Unidos al 25 de junio, según una estimación informada el martes por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) del país.

Los dos sublinajes habían supuesto más de un tercio de los casos en Estados Unidos durante la semana del 18 de junio. Ambos fueron agregados en marzo a la lista de seguimiento de la Organización Mundial de la Salud y designados como variantes de preocupación por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades.

Varios fabricantes de vacunas, incluido Pfizer Inc., Moderna Inc. y Novavax Inc. están probando versiones de sus vacunas contra el COVID actualizadas para combatir la variante ómicron.

Pfizer y Moderna han dicho que sus nuevas vacunas también parecen funcionar contra las subvariantes, aunque esa protección no es tan fuerte como contra la BA.1.

Asesores externos de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos se reunirán el martes con el objetivo de discutir si cambiar el diseño de las vacunas contra el COVID-19 para combatir futuras variantes.

La subvariante BA.4 constituyó el 15,7% de las variantes en Estados Unidos durante la semana al 25 de junio, mientras que BA.5 representó el 36,6% de las variantes, según estimaciones de los CDC.

El promedio móvil de siete días de casos de COVID-19 en Estados Unidos se situó en 101.378 al 25 de junio, un 2,9% más que la semana anterior.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.