El susto de Rod Stewart y de su esposa luego del colapso de su hijo menor en un partido de fútbol

Rod Stewart
Rod Stewart contó que su hijo sufrió un alarmante episodio mientras jugaba un partido de fútbol

Aiden, el hijo de 11 años de Rod Stewart, fruto de su relación con Penny Lancaster, fue el protagonista de un alarmante episodio mientras juagaba un partido de fútbol que hizo temer la posibilidad de que hubiese sufrido un ataque al corazón.

En diálogo con la revista FourFourTwo, el cantante reveló que el joven se puso “azul” y quedó “inconsciente” mientras jugaba para su equipo Young Hoops Sub-12, por lo que fue trasladado de urgencia en ambulancia al hospital.

“Pensamos que mi hijo había tenido un ataque al corazón. Estuvo inconsciente hasta que se calmó. Fue aterrador pero resultó ser un ataque de pánico”, aclaró el veterano artista, aunque no dio mayores detalles acerca de lo ocurrido.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Stewart explicó que su hijo se esforzó ese día para destacar en la cancha. “Él quería hacerlo bien”, apuntó, y agregó que ese mismo día otro joven futbolista se cayó hacia atrás y se golpeó la cabeza, lo que provocó que también requiriera de asistencia médica. “En todos mis días viendo fútbol, esa fue la primera vez que vi que debieron llamar a dos ambulancias”, compartió el artista.

A sus 77 años, Stewart es padre de ocho hijos, fruto de sus romances con cinco mujeres diferentes. Dos de ellos son compartidos con su actual esposa Penny, la modelo Alastair, de 16 y Aiden, de 11. Kimberly, de 43 años, y Sean, de 42, nacieron durante el primer matrimonio del cantante con la actriz Alana Stewart. Con Chris Streeter tuvo a su primera hija, Sarah, de 59 años. Con Rachel Hunter vivió su segundo matrimonio y tuvo otros dos hijos: Renee, de 31 años, que es bailarina profesional y Liam McAlister, de 28. En tanto, la paternidad de su hija Ruby, de 35, es compartida por el músico con la modelo Kelly Emberg.

No son días fáciles para el artista. Hace apenas una semana, Stewart anunció la muerte de su hermano Bob, dos meses después de la pérdida de su otro hermano, Don, y le rindió homenaje en Instagram compartiendo una imagen de una vela y el mensaje: “Descansa en paz”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Es con gran tristeza que anuncio la pérdida de mi hermano Bob anoche, quien se une a mi hermano Don en el gran campo de fútbol en el cielo”, expresó el cantante días atrás. Y agregó: “He perdido a dos de mis mejores compañeros en el margen de dos meses. RIP, Don y Bob, amigos irremplazables”. Su publicación provocó una ola de mensajes de fanáticos que enviaron sus condolencias a la estrella.

Sobre la pérdida de su hermano Don, acontecida dos días después de la muerte de la reina de Inglaterra, Sir Rod había escribo: “Han sido 48 horas devastadoras. Perdimos a mi hermano Don el martes a los 94 y hoy todos hemos perdido a su Majestad la Reina Isabel II a los 96″. Stewart, el menor de cinco hijos, también tiene dos hermanas: Peggy y Mary.

El músico es conocido por su compromiso político y social. Hace unos meses acogió en su casa a una familia de refugiados ucranios. Según contó al periódico británico The Mirror, el cantante se encargó de buscarles y costearles una vivienda, sustento y educación para los hijos de la familia.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El cantante de clásicos como “Hot Legs” y “Sailing” fue noticia estas semanas asimismo por su negativa a actuar en el Mundial de Qatar por motivos éticos. El músico lo reveló en una entrevista con el diario The Sunday Times: “Me ofrecieron más de un millón de dólares hace 15 meses por tocar. Lo rechacé. No me parecía correcto ir”, afirmó. “Y los iraníes también deberían dejar de suministrarles armas”, añadió.

El intérprete de “Da Ya think I’m Sexy” no fue el primero en posicionarse en contra de este evento deportivo. Cinco días antes del partido inaugural, varios rostros conocidos llamaron a boicotear el gran evento futbolístico por la vulneración de los derechos humanos que ejerce el régimen qatarí en materias como los derechos de la mujer o el colectivo LGBTQ.