Anuncios

Los 'swifties' se vengan de Kim Kardashian e inundan los comentarios de su Instagram con serpientes

Taylor Swift credit:Bang Showbiz
Taylor Swift credit:Bang Showbiz

Puede que Kim Kardashian ya no sea la esposa de Kanye West, pero los fans de Taylor Swift no han olvidado el papel que jugó en la caída en desgracia de su ídolo. Y ahora quieren que pague por ello.

Por si alguien no lo recuerda, en 2016 el mundo entero pareció decidir que la impoluta imagen pública de la cantante era una mentira y que ella era en realidad una serpiente, como aseguraba Kim.

La propia cantante ha resucitado aquella época tan oscura de su vida en una nueva entrevista a la revista Time, para celebrar que la han elegido Persona del Año. Taylor sigue manteniendo la misma versión de los hechos: que Kanye nunca le informó que planeaba usar una palabra muy poco respetuosa para referirse a ella en su canción 'Famous'.

El rapero, por su parte, aseguraba que Taylor conocía perfectamente la letra y su esposa decidió salir en su defensa difundiendo una conversación telefónica entre los dos artistas, grabada sin el consentimiento de Taylor, que vendría a demostrar que Kanye no mentía. Sin embargo, ni en aquel primer vídeo ni en las versiones que se filtraron más adelante le decía directamente que planeaba insultarla en su sencillo.

En realidad, el enfrentamiento de Kanye y Taylor se remontaba tiempo atrás; en 2009, él interrumpió su discurso de agradecimiento en los MTV VMA para asegurar que no se merecía el premio. Siete años más tarde, y tras haber pasado por un período de tiempo durante el que se presentaron como 'amigos' ante el mundo, volvían a ser enemigos. La opinión pública tomó partido, y Kanye ganó, con ayuda de Kim.

Taylor había dicho inicialmente que aconsejó a Kanye no publicar una canción con un mensaje tan misógino, y que el vídeo grabado por Kim se había editado para apoyar la narrativa del músico. La aludida contraatacó afirmando que ella no había manipulado nada, y que nadie negaba que Kanye hubiera incluido el insulto en la canción después de hablar con Taylor. La clave cuestión, según ella, es que la cantante había mentido al afirmar que no había dado su bendición a Kanye.

El emoticono de la serpiente, que juega un papel muy importante en esta historia, apareció en escena cuando Kim hizo una broma sobre el día internacional de la serpiente opinando que había una fiesta para cualquier tipo de personas. Era evidente que se refería a Taylor, y esta última vio como las secciones de comentarios de sus redes sociales se llenaban de serpientes. Durante un año no se dejó ver en público.

No es la primera vez que habla del tema, pero Taylor ha vuelto sobre él para insistir en que pensó que aquella polémica le arrebató su carrera y que llegó a temer que fuera a eclipsar todos sus logros. Y también ha mencionado con nombre y apellidos a Kim Kardashian como una de las responsables de ello.

"Me mudé a un país extranjero. No salí de una casa de alquiler durante un año. Me daba miedo hablar por teléfono. Le di la espalda a la mayoría de la gente que formaba parte de mi vida porque ya no confiaba en nadie. Me hundí por completo".

Los swifties han tomado buena nota y han decidido que ya es hora de que Kim se disculpe por lo que hizo. Para conseguirlo, han decidido usar sus propias armas y han llenado de serpientes su Instagram. Está por ver cómo reacciona la celebridad y si decide grabar su reacción para incluirla en su popular reality.