Anuncios

Tár: directora de orquesta ataca la película y la acusa de ser anti-feminista

Tár: directora de orquesta ataca la película y la acusa de ser anti-feminista
Tár: directora de orquesta ataca la película y la acusa de ser anti-feminista

Tár (100%) es una de las películas más importantes de la temporada y una que bien podría darle un nuevo Oscar a Cate Blanchett. Se trata del primero proyecto de Todd Field luego de más de una década de ausencia en el medio tras el éxito de Little Children, y si creemos en las palabras de Martin Scorsese es también una salvación para el mundo del cine en general. La cinta aborda temas sobre el abuso de poder, el acoso, el control y la identidad a partir de la vida de una directora de orquesta de renombre que ve su mundo en ruinas luego de ciertas acusaciones en su contra. Aunque se trata de una ficción, una directora de orquesta real no recibió la trama con elogios, sino con críticas por su forma de mostrar a una protagonista lesbiana y con poder en un mundo de hombres.

Sigue leyendo: Cate Blanchett gana el premio a Mejor Actriz y TÁR a Mejor Película en los National Society of Film Critics Awards

Todd Field tenía muy clara la historia que quería contar y siempre supo que Cate Blanchett debía ser la protagonista. De hecho, el director estaba decidido a cancelar toda la producción si no tenía control absoluto y la presencia de la actriz quien, por suerte, quedó encantada con el guion y cambió su agenda para comprometerse con este papel que la llevó a tomar lecciones de piano, de dirección y de alemán. Esta alianza probó ser un éxito y Tár se ganó al público en el circuito de festivales y pronto en la temporada de premios donde busca vencer en las categorías de Mejor Dirección, Mejor Película y Mejor Actriz.

Tár cuenta la historia de Lydia Tár, una reconocida compositora que también es la primera mujer en dirigir la Orquesta Filarmónica de Berlín y que parece llevar una vida perfecta. Además de tener a su esposa e hija adoptiva como apoyo emocional y artístico, también dedica su tiempo a enseñar a otros jóvenes compositores, mientras trata de crear nuevas obras musicales y escribe a detalle su esperada biografía. Tár es, a todas luces, una genio en todos sentidos que puede hacer lo que quiera...y lo hace para mal.

Entre estos momentos de aparente normalidad, es evidente que la protagonista no es quien dice ser y no tiene problema en abusar de su estatus. A la vez, cerca de ella se hace presente el fantasma de la culpa en la figura de una antigua estudiante y becaria a la que afectó profundamente con sus acciones. La compositora eventualmente es acusada de abuso sexual, manipulación y hostigamiento, lo que la lleva a enfrentarse a una crisis personal muy dura. El guion, con momentos muy claros y toques de fantasía y thriller, ha sido elogiado por su ambigüedad visual y la forma en la que nos mete a la caótica mente de la protagonista.

También te puede interesar: Cate Blanchett asegura que interpretaría incluso a un lápiz para Guillermo del Toro

Aunque Lydia Tár no existe en la vida real, la forma en la que se promocionó originalmente la cinta hizo que algunos asumieran que se trataba de una biografía genuina, lo que causó mucho impacto entre los conocedores de este mundo y los propios compositores y directores que son mencionados en la cinta. Además de nombrar a James Levine y Charles Dutoit, directores de orquesta reales que fueron acusados de abuso y despedidos de sus puestos, también se mencionan varias figuras femeninas de renombre. Marin Alsop, quien resulta tener una vida parecida a la de Tár, sin el problema del abuso, decidió hablar sobre su molestia ante esta película.

Alsop, quien fue protegida de Leonard Bernstein, también es lesbiana y está casada con una intérprete de orquesta con quien tiene hijos, y es la primera mujer en dirigir una orquesta importante, en su caso la de Baltimore, notó claramente los parecidos de su vida con la protagonista de Tár y explicó a Sunday Times (vía Variety) su postura al respecto:

Leí al respecto por primera vez a finales de agosto y me sorprendió que fuera la primera vez que lo oía. Tantos aspectos superficiales de ‘Tár’ parecían alinearse con mi propia vida personal. Pero una vez que la vi ya no me preocupé, me ofendí: me ofendieron como mujer, me ofendieron como directora, me ofendieron como lesbiana.

La directora de orquesta cree que Tár debe ser criticada por ser anti-feminista:

Tener la oportunidad de interpretar a una mujer en ese papel y convertirla en una abusadora, para mí fue desgarrador. Creo que todas las mujeres y todas las feministas deberían molestarse por ese tipo de representación porque no se trata realmente de mujeres directoras, ¿verdad? Se trata de las mujeres como líderes en nuestra sociedad. La gente se pregunta: '¿Podemos confiar en ellas? ¿Pueden funcionar en ese rol?’ Son las mismas preguntas, ya sea que se trate de un directora ejecutiva, un entrenadora de la NBA o la jefa de un departamento de policía.

Existen tantos hombres, hombres reales y documentados, en los que esta película podría haberse basado, pero, en cambio, ponen a una mujer en el papel pero le dan todos los atributos de esos hombres. Eso se siente anti-mujer. Asumir que las mujeres se comportarán de manera idéntica a los hombres o que se volverán histéricas, locas, dementes es perpetuar algo que ya hemos visto antes en muchas películas.

Entre las pocas críticas negativas que ha recibido la cinta, está el que la acusación contra la protagonista no es del todo clara y al final puede percibirse como una víctima de la cultura de la cancelación. Sin embargo, este mismo aspecto ha sido elogiado no por defender a una abusadora, sino por mostrar cómo la corrupción del poder llena a las personas de a poco y sin que reconozcan que están haciendo algo mal, a pesar de saber que no es correcto, lo que le da mucha complejidad a esta figura.

No te vayas sin leer: Martin Scorsese elogia Tár y asegura que da esperanzas para el futuro del cine