Todavía no la has sufrido pero tienes todas las papeletas para tener esta enfermedad de adultos y mayores

En torno a un 50 por ciento de los jóvenes sufre osteoporosissin saberlo. Con esta prueba predictiva conocerás tu riesgo y retrasarás (hasta 5 cinco años) la aparición de una enfermedad que no es sólo de adultos y mayores”

La mitad de las mujeres mayores sufrirá una fractura osteoporótica (muñeca, cadera y/o columna) durante su vida. (Foto: Getty)

Mantener la fuerza muscular, la coordinación y el equilibrio ayuda a prevenir las caídas y las fracturas, un problema que sufren cada vez más jóvenes debido a factores hereditarios, sedentarismo y una baja ingesta de alimentos con calcio y vitamina D.

Y es que ignorar ciertos aspectos importantes de la alimentación, la actividad física y los hábitos saludables provoca deterioro muscular; y según los expertos, cada vez más mujeres jóvenes descuidan su salud ósea y articular debido a las obligaciones ‘caseras’ y al trabajo. Y esto ha convertido a la osteoporosis en una enfermedad que puede desarrollarse (prácticamente) en cualquier etapa de la vida.

Prevenir la osteoporosis en mujeres jóvenes es muy importante (Foto: Getty)

De hecho, sólo el 2 por ciento de las mujeres jóvenes consulta para evaluar su masa ósea (y para descartar la presencia de osteopenia y osteoporosis) según datos del centro Mautalen Salud e Investigación. Además, “la osteoporosis no es sólo una enfermedad de adultos y mayores ya que puede aparecer en jóvenes”, apunta el doctor Jaume Serra, médico especialista en Nutrición y autor de numerosas obras al respecto.

La osteoporosis es una enfermedad sistémica esquelética, caracterizada por una baja masa ósea y un deterioro de la microarquitectura del tejido óseo -según definió en 1993 la Conferencia de Desarrollo y Consenso de Osteoporosis-, que produce un aumento de la fragilidad ósea y, como consecuencia, un incremento del riesgo de fracturas.

Es un proceso silente, pues a menudo no hay síntomas ni signos previos que alerten de su existencia hasta que se produce la fractura. Las fracturas más frecuentes son la de muñeca, vértebra y fémur.

El problema con la osteoporosis -explica el Dr. Jordi Rebull, responsable del área de Densitometría del centro médico Creu Blanca (en Tarradellas, Barcelona) es que no se detecta hasta que se produce una fractura y entonces la enfermedad ya está avanzada”.

En España afecta a 3 millones de personas, principalmente mujeres: cuatro de cada cinco casos, sobre todo en la menopausia, cuando se pierde más del 10 por ciento de masa ósea.

De hecho, se calcula que una de cada tres mayores de 50 años la sufre. Mientas que apenas uno de cada cinco hombres llega a padecerla. Sin embargo, ellos faltan más al trabajo debido al dolor articular.

Hasta ahora la Densitometría Ósea (DXA) es la técnica más utilizada para medir la masa ósea y permite el diagnóstico de Osteoporosis. Destaca su amplia reproducibilidad, baja dosis de radiación y capacidad para medir la Densidad Mineral Ósea. La prueba no es agresiva y dura unos pocos minutos.

Con la incorporación del TBS se podrá avanzar y obtener más información en relación con la calidad del hueso trabecular presente en la columna lumbar. Este tejido óseo (hueso trabecular) es el primero que se ve afectado por los cambios producidos por la osteoporosis.

Es un tejido que se regenera rápido y que además es muy sensible. Esto le otorga capacidad predictiva y por eso es lo primero que se observa con el densitómetro. El nuevo software analiza la calidad de esta parte del hueso a través del análisis de la textura de las imágenes de la densitometría.

El TBS puede ser de utilidad para evaluar el riesgo de fractura en la práctica clínica, junto a la densitometría ósea mejora la capacidad de predicción del riesgo de fractura y puede ser de utilidad en los casos de artrosis moderada o severa de la columna lumbar.

Una caminata de una hora diaria permite mejorar la salud de los huesos y los músculos. Y es que  la densidad mineral ósea (DMO) y fuerza muscular juegan un papel clave en el riesgo de sufrir fractura osteoporótica. (Getty Images)

Nos puede ayudar, añade el especialista, a detectar casos precoces de osteoporosis y empezar con el tratamiento que evite su empeoramiento”.

Según la Fundación Internacional de la Osteoporosis“identificar y tratar a las personas con riesgo de fractura, pero que todavía no la han sufrido, podría reducir significativamente en el largo plazo la incidencia de la osteoporosis. Reducir el riesgo de fractura un 8-12 por ciento puede reducir a 5 años vista la incidencia de la osteoporosis hasta un 34 por ciento”.

Los expertos en salud consideran que la osteoporosis es un proceso crónico prevalente en nuestra sociedad, un problema de salud pública con una importante repercusión médica y económica. 

5.500 millones de euros es el coste que supondrá el tratamiento de las roturas de cadera para España en 2030, según recoge un informe de la Fundación Internacional de la Osteoporosis. Y en 2017 el gasto para el tratamiento de las fracturas por osteoporosis en España ascendió a 4.200 millones de euros.

La mejor forma de prevenirlo

La verdadera prevención se ejerce durante la infancia y la juventud ya que la masa ósea se genera durante la juventud y llega a su pico máximo entre los 20 a 30 años.

El ejercicio es el factor más determinante porque de ello va a depender que tengas mas o menos probabilidades de desarrollar la enfermedad. Y los mejores ejercicios para los huesos son los de resistencia y los que requieren sostener el propio peso.

Los ejercicios que hacen que lleve la carga de su propio peso hacen que uno se esfuerce a trabajar en contra de la gravedad. Estos incluyen levantar pesas, caminar, hacer senderismo, correr, subir escaleras, jugar tenis y bailar. Los ejercicios de resistencia, como levantar pesas, también pueden fortalecer los huesos. Otros ejercicios, como nadar y montar en bicicleta, pueden ayudar a fortalecer y mantener fuertes los músculos y tienen excelentes beneficios cardiovasculares. Sin embargo, no son los más eficaces para fortalecer los huesos.

En mayores de 50 años se recomiendan suplementos de vitamina D de al menos 800 UI/día, junto a una adecuada  ingesta de calcio (1000-1200mg/día), para mejorar la salud ósea y reducir el riesgo de fracturas, sobre todo en personas ancianas y pacientes con déficit y elevado riesgo de caídas.

Además de llevar a cabo ejercicios específicos que impliquen carga mecánica o deportes en los que los huesos soporten nuestro peso corporal, una buena alimentación basada en alimentos ricos en calcio y el suplemento adecuado de vitamina D a través de nuestro aliado el sol, ayudarán a retrasar o incluso eliminar este riesgo.

¿Sabías que se puede sufrir osteoporosis a una edad tan temprana? ¿Conoces algún caso?

También puede interesarte:

Los astronautas saben lo que ocurre en el tejido óseo de una persona sedentaria

Ignorar esto te impedirá envejecer de forma saludable

¿Cuál es la principal enfermedad crónica entre las mujeres españolas?

Con estos ejercicios (y otros hábitos) cuidas mejor tus huesos que con tanto calcio

Las mujeres tienen fama, pero ellos faltan más al trabajo por este motivo

A menos que empieces a cuidarte, este es el futuro que te espera: fractura de cadera, muñeca o de vértebras

Qué (superalimentos) comer para evitar chirridos, chasquidos o crujidos

Osteoporosis: se soluciona comiendo bien (entre otras cosas)