Anuncios

De Tom Cruise a Dick Van Dyke: actores que lograron los peores acentos en la historia del cine

De Tom Cruise a Dick Van Dyke: actores que lograron los peores acentos en la historia del cine
De Tom Cruise a Dick Van Dyke: actores que lograron los peores acentos en la historia del cine

Un acento mal logrado no solo es capaz de arruinar un personaje de ficción. Un acento mal logrado puede llevar a una película a convertirse en una caricatura de sí misma, mientras que, para el actor, fracasar en el intento de recrear una forma particular de hablar puede convertirse en un karma muy difícil de desarmar. Por lo menos así les pasó a grandes figuras de Hollywood, quienes fallaron en dar con el tono y sufrieron las consecuencias.

Lady Gaga en La Casa Gucci (2021)

Para poder ponerse en el cuerpo de Patrizia Reggiani, Lady Gaga adoptó el acento del norte italiano durante nueve meses. Tan enfocada estaba en preparar su personaje a la perfección que cambió su forma de hablar incluso cuando las cámaras no estaban encendidas. Sin embargo, su esfuerzo no alcanzó: desde que La Casa Gucci (2021) vio la luz, los críticos cuestionaron su performance. Incluso, el coach que trabajó en el film que cuenta la historia del asesinato del heredero de la casa de moda ventiló su opinión sobre el trabajo de la ganadora del Oscar a mejor actriz por Nace una estrella (2018). “ Me siento mal por decir esto, pero su acento no es exactamente un acento italiano. Suena más ruso ”, confesó Francesca De Martini a The Daily Beast.

Quien salió a defender a la cantante fue Ridley Scott, director del film. El británico aseguró que el acento de Gaga fue “absolutamente perfecto” y que su interpretación de la mujer que contrató a un asesino a sueldo para asesinar a su exmarido, Maurizio Gucci “fue profundamente italiana todo el tiempo”. “Tenía la cadencia de un acento italiano”, le dijo Scott a Vanity Fair. “Tenía el ritmo de un acento italiano. Su acento no es ruso. Lo mismo que Al (Pacino) y con Jared (Leto). Todos tenían el ritmo de un acento italiano” , aseguró. Por su parte, Gaga aseguró que el tema generó una excesiva atención.

“Para ser honesta, siento que se volvió muy sensacionalista todo esto de haber trabajado en mi acento durante tanto tiempo y de estar dentro del personaje durante tanto tiempo. Creo que hubiera sido peor si no lo hubiera practicado tanto. Habría sido más difícil para mí entrar y salir del personaje en el set que permanecer en él”, contó también al New York Times.

Russell Crowe en Robin Hood (2010)

Con varias interpretaciones de ingleses en su haber, Russell Crowe suele ser una opción segura para los directores a la hora de buscar un actor que encarne algún personaje histórico del Reino Unido. Sin embargo, ni su repertorio ni su origen neozelandés -con ascendencia galesa, noruega y maorí- lo salvaron de las críticas y las burlas que despertó su interpretación de Robin Hood (2010). El protagonista de Gladiador (2000) -película que le valió un Oscar como mejor actor- fue ampliamente ridiculizado por su trabajo en el film de Ridley Scott que llevó a la pantalla grande la historia del famoso arquero. Según las críticas, Crowe mezcló el acento irlandés con el de Yorkshire y su neozelandés natal, lo que dejó algo confundidos a los espectadores.

Consciente de las críticas y poco afecto a hablar del tema, el actor abandonó enojado una entrevista de la BBC con Mark Lawson luego de que el periodista deslizó que su interpretación del ícono de Nottingham sonaba irlandesa. “ Tienes los oídos muertos, amigo. Realmente tienes los oídos muertos si crees que es un acento irlandés ”, le respondió. Años después, a través de su cuenta de Twitter, le respondió a un usuario que también se rio de su acento y reveló que para componer a Robin Hood recibió ayuda de Michael Parkinson, oriundo de Barnsley: “Michael fue mi principal influencia. En ese momento, él era la única persona que conocía de Barnsley y que ciertamente había viajado. Amablemente me dejó pasar algunas horas en su compañía y grabar su voz”.

Tom Cruise en Un horizonte lejano (1992)

La llegada de Un horizonte lejano (1992) al repertorio de películas de Netflix revivió la polémica: el acento que Tom Cruise le imprimió a Joseph Donnelly, el campesino irlandés del siglo XIX que enamora a la rica Shannon Christie -interpretada por Nicole Kidman- fue criticado con dureza. “ Suena como un ejecutivo de cine de Hollywood imagina que hablan los irlandeses ”, señalaron en el portal Irish Central, y fueron más allá: aseguraron que, si su acento irlandés tiene alguna característica redentora, es que podría entrar en la categoría de “es tan malo que resulta gracioso”.

Las burlas sobre el trabajo del protagonista de Misión Imposible (2000) surgieron ni bien se estrenó el film, y fueron generalizadas. Trece años después de aquel día, y luego de recibir un certificado de sus raíces irlandesas de manos del Gobierno de ese país, Cruise se sinceró y largó una carcajada cuando Ryan Tubidy le preguntó, en The Late Late Show, cómo iba su acento irlandés. “Muy bien”, respondió. Además, se divirtió cuando el conductor hizo alusión a su trabajo en Minority Report con Colin Farrell. “¿No te dio ningún consejo sobre el acento irlandés? Sería algo útil en estos días”, dijo Tubidy y despertó las risas de la estrella de Hollywood.

Nicolas Cage en La mandolina del capitán Corelli (2001)

Tener antepasados italianos no le sirvió de nada a Nicolas Cage para lograr un perfecto acento italiano. Pese a que su padre fue el prestigioso profesor de literatura August Coppola y su tío el director Francis Ford Coppola, haber mezclado el cine con la lengua del país del viejo continente fue una mala idea: tanto su forma de hablar como su interpretación del capitán Antonio Corelli fueron lapidadas por la crítica. “Cage, en otra de sus sobreactuaciones, es un manojo de tics y gestos forzados” , rezaba la crítica de LA NACIÓN.

La mandolina del capitán Corelli es una película de guerra basada en la novela del mismo nombre dirigida por John Madden. En el film, Nicolas Cage interpreta al Capitán Antonio Corelli, un comandante que se enamora de Pelagia, el personaje de Penélope Cruz. Entre los puntos que la crítica señaló cómo terribles del trabajo de Cage, el que más se repite es la desafortunada forma de hablar que adoptó el artista: su creación fue muy criticada y esto se debió principalmente al acento claramente falso que estaba usando. A pesar de la naturaleza dramática de la película, ese detalle terminó por colocar el trabajo final en la categoría de comedia.

Dick Van Dyke en Mary Poppins (1964)

Según una encuesta realizada en 2017 por el portal de la plataforma Babbel, un software dedicado a la enseñanza de idiomas, el acento inglés de Dick Van Dyke en Mary Poppins está considerado como el “peor intento de un estadounidense por hacerse el británico”. Lejos de ofenderse o evitar el tema, la estrella del cine y la televisión de Estados Unidos se rió al respecto. De hecho, luego de alzarse con un premio BAFTA en 2017 disparó, categórico: “ Agradezco esta oportunidad para pedir disculpas a los miembros de los BAFTA por infligir el acento londinense más atroz de la historia del cine ”.

Van Dyke interpretó en el famoso film de Disney a Bert, un deshollinador que forma parte de las aventuras de Poppins y los niños Banks en el film. “A la gente en el Reino Unido le encanta bromear sobre mi acento, nunca lo olvidaré”, dijo además el actor, según consignó The Guardian. “ Me preguntan de qué parte de Inglaterra se supone que soy y les digo que era un pequeño condado en el norte donde la mayoría de la gente era de Ohio ”, ironizó. Además, confesó que no se dio cuenta durante el rodaje que algo andaba mal. “Estaba trabajando con todo un elenco inglés y nadie dijo una palabra, ni Julie (Andrews), nadie dijo que necesitaba trabajar en eso, así que pensé que estaba bien”, aseguró.