Anuncios

Tos crónica: ¿cuáles son sus causas y cómo debe tratarse?

No deja descansar por la noche, es muy incómoda cuando estás en público, puede causar hasta agujetas cuando es muy fuerte y no remite… Quienes padecen tos saben de lo molesta que puede llegar a ser. Episodios muy desagradables que, cuando va solucionándose el episodio que la causa, acaban desapareciendo. Pero hay ocasiones en las que no resulta sencillo librarse de la temida tos, tanto que llega a cronificarse. ¿Cuándo podemos hablar de que se padece una tos crónica? “A la tos la denominamos crónica cuando tiene una duración mayor de ocho semanas. Y si, además, se acompaña de una radiografía de tórax normal”, nos cuenta el Dr. Joaquín Lamela, especialista en Neumología en la Clínica Joaquín Lamela en Ourense y miembro de Top Doctors.

Lee también: Remedios caseros para la tos de la gripe, el resfriado o la COVID-19

Algo más que una molestia

Sin duda, la tos crónica es algo más que una simple molestia. En opinión del doctor Alberto Caballero Vázquez, especialista en Neumología en la Policlínica San Miguel en Granada y miembro de Top Doctors, la tos crónica es la manifestación de una alteración en la vía aérea (faringe, laringe, tráquea o bronquios) siendo el síntoma más frecuente en la práctica clínica y afectando hasta el 12% de la población. “La tos es un síntoma de protección del propio aparato respiratorio mediante el cual se defiende de todos aquellos estímulos que lo irritan, como puede ser polvo, sustancias en el aire, vapores, humos en general o sustancias sólidas o líquidas que entren de forma accidental en la vía aérea. Pero también puede ser debida a enfermedades que provoquen inflamación del aparato respiratorio y que requieren de un estudio completo por parte de un Neumólogo”, matiza.

“Un dicho italiano lo expresa muy bien: ‘La tos y el amor no se pueden ocultar’. Porque la tos se oye y fastidia también a las personas cercanas. La tos es muy molesta y siempre parece que dura una eternidad. Lo que hace que pueda ser más que una simple molestia depende de la causa que la produce”, explica por su parte el doctor Lamela, que añade que la tos aguda o subaguda de la bronquitis aguda o de la gripe es muy molesta y solo se cura con el paso de los días. Pero la tos crónica puede estar causada por una infección pulmonar, una enfermedad inflamatoria pulmonar o a una neoplasia pulmonar. Entonces, es más que una simple molestia y puede ser síntoma de una enfermedad grave.

Lee también: Los retos de la EPOC: identificar bien los síntomas y prevenirla desde la infancia

¿Cómo se manifiesta?

El doctor Caballero nos explica que la tos crónica se puede manifestar de diferentes maneras en función de la patología que la provoque. “Así, el paciente puede sentir una necesidad continua de carraspeo o picor en la garganta en caso de ser una tos de carácter alérgico o deberse a enfermedades otorrinolaringológicas, presentar una tos con expectoración en caso de la bronquitis crónica, enfermedades infecciosas o en fumadores o acompañarse de sibilantes o 'pitos' al respirar en caso del asma bronquial”, comenta el especialista.

El doctor Lamela insiste en la idea de que la tos suele ir precedida de una picazón en la garganta. “Con o sin expectoración (flemas) y acompañarse o no de otros síntomas como fiebre, dificultad respiratoria, dolor torácico, ruidos sibilantes torácicos (silbidos, pitos o “gaitas” como decimos en mi tierra). También puede acompañarse de síntomas constitucionales como pérdida de apetito o peso”, explica.

Lee también: La importancia de valorar cómo afecta el asma a la calidad de vida de los pacientes

Causas de la tos crónica

Ambos especialistas coinciden en que la causa más frecuente de tos crónica es la tos causada por la inhalación de humo de tabaco. “La denominada ‘tos del fumador’, sobre todo matutina, no es normal. Indica que ya existe inflamación de las grandes y pequeñas vías aéreas: bronquios y bronquiolos”, cuenta el doctor Lamela.

El doctor Caballero añade más motivos que pueden hacer que aparezca este síntoma. “Entre las causas más frecuentes de tos crónica se encuentran el hábito de fumar y la contaminación ambiental, pero son numerosas las patologías que pueden causarla, incluyendo el asma bronquial, la sinusitis crónica, la rinitis alérgica, el reflujo gastroesofágico, las infecciones respiratorias, el cáncer de pulmón, determinados fármacos que se usan en el tratamiento de la hipertensión arterial como los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECA) o la conocida como ‘tos psicógena’, que es aquella en la que no se encuentra causa orgánica que la justifique”, explica.

Lee también: ¿Sabías que estos factores empeoran tus síntomas si tienes asma?

mujer tosiendo
mujer tosiendo

Personas con más riesgo de padecer tos crónica

Teniendo en cuenta las causas, sin duda, las personas con más riesgo de padecer tos crónica son las personas fumadoras. “La tos crónica puede ser el primer síntoma de enfermedad pulmonar obstructiva crónica tabáquica. Los pacientes con bronquitis crónica tabáquica suelen pasarse los meses de otoño e invierno con tos diaria, sobre todo matutina, y acompañada o no de expectoración”, cuenta el doctor Lamela.

Añade, además, que en el asma la tos crónica puede ser también la primera manifestación de la enfermedad. Es más frecuente por la tarde y por la noche. A veces despierta a los pacientes asmáticos por la noche acompañada de ruidos sibilantes torácicos (silbidos, pitos, gaitas), dificultad respiratoria e incluso obligándoles a sentarse en la cama.

Y nos cuenta que siempre se apuntan otras dos causas frecuentes de tos crónica: reflujo gastroesofágico y “goteo post-nasal” o “síndrome tos de vías aéreas superiores” causado por rinitis alérgica, rinitis vasomotora o idiopática y sinusitis crónica.

“Posiblemente es tanto o más frecuente que estas dos últimas causas la tos somática (antes denominada nerviosa o psicógena, hábito, tic…) que se produce sin enfermedad pulmonar y se caracteriza porque no suele despertar al paciente que la sufre en toda la noche. Y las enfermedades no duermen. Es similar al dolor de estómago del paciente que después de ser visto por el gastroenterólogo y realizarle endoscopia esofagogástrica le dice que no tiene enfermedad gástrica y que el dolor está causado por ‘los nervios’. Estos pacientes con tos somática a veces tienen también síndrome de intestino o colon irritable. El caso más largo de tos de este tipo lo vi en un hombre que desde los 23 años a los 38, cuando consultó, tosía todos o casi todos los días sin despertarse nunca por la noche. A casos similares se les denomina síndrome de tos hipersensibilidad por un reflejo tusígeno intensificado”, explica el doctor Lamela, que matiza que somatización se define como la presencia de un síntoma físico (tos, dolor, dificultad respiratoria…) que no se puede explicar desde un diagnóstico médico ni desde un diagnóstico psiquiátrico. “Es decir, no cumple criterios de enfermedad médica ni mental. Somatizar puede definirse como transformar problemas psíquicos en síntomas orgánicos de manera involuntaria”, nos cuenta.

Lee también: ¿Hay dolores corporales que podrían relacionarse con determinadas emociones?

¿Cómo se debe abordar este problema de salud?

Una de las preguntas que nos hacemos es cómo debemos actuar si tenemos una tos crónica que no acaba de curarse. “En primer lugar, se debe realizar un estudio en profundidad por parte de un Neumólogo para determinar la causa de la tos crónica. Al ser un síntoma tan prevalente en la población se disponen de numerosas pruebas diagnósticas que pueden orientar e identificar la causa de la misma. En función del factor causante de la tos se establecerá un plan de tratamiento adecuado para solucionar la enfermedad que la produce y mejorar o eliminar este síntoma tan limitante en nuestra vida diaria”, argumenta el doctor Caballero Vázquez

El doctor Lamela detalla el plan de actuación más habitual para concluir:

  • Lo más importantes es realizar una entrevista o historia clínica muy detallada investigando las posibles causas señaladas más arriba.

  • Luego, una exploración física también detallada, sobre todo desde el punto de vista de los aparatos respiratorio y cardíaco.

  • Si no se ha aclarado la causa hay que realizar una radiografía de tórax y si no está clara su normalidad una TC de tórax.

  • Suele ser o es necesaria una espirometría para ayudar a descartar asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

  • Si todo es normal y la tos no despierta por la noche al paciente (las enfermedades no duermen) habrá que pensar en una tos somática o síndrome de tos hipersensibilidad.