Anuncios

Las vacaciones de Jennifer Aniston, entre amigos famosos, días de playa, perros y tratamientos de belleza

Jennifer Aniston
Jennifer Aniston - Créditos: @instagram.com/jenniferaniston

Jennifer Aniston tuvo un verano muy activo, y no dudó en compartir en sus redes sociales algunos de los momentos que vivió junto a sus amigos. Días de playa, tratamientos de belleza, tardes de conversaciones y momentos relajados con la gente que ama.

En su cuenta de Instagram, la actriz de 54 años compartió un carrusel de fotos en donde además de ella se puede ver a sus famosos amigos Jason Bateman y Jimmy Kimmel con sus respectivas esposas, Molly McNearney y Amanda Anka.

En la primera imagen, Aniston llevaba un vestido color crema y un bolso beige mientras posa entre McNearney, de 45 años, y Anka, de 54, ambas con elegantes trajes negros. En la segunda foto, la estrella de Friends camina hacia la playa mientras agarra con una de sus manos un vaso de plástico y con la otra mantiene la toalla en su lugar, usándola como pareo, para tapar la parte de abajo del bikini que lleva puesto. El look lo completa con anteojos de sol y un sombrero.

En la tercera postal se ve a la actriz dándole un beso a uno de sus perros, mientras que en la cuarta aparecen Bateman, de 54 años, y Kimmel, de 55, posando con sus esposas y Aniston en un gran sofá amarillo en una habitación con ventanas de cristal. Kimmel lleva una camisa blanca y pantalones nude, mientras que Bateman optó por un top azul oscuro y pantalones cortos negros.

Jennifer Aniston, rodeada de sus amigos
Jennifer Aniston, rodeada de sus amigos - Créditos: @instagram.com/jenniferaniston

En otra de las postales se la ve haciendo un tratamiento estético con botas de compresión en lo que pareciera ser un gimnasio. Acto seguido compartió una bella imagen de sus dos perros, Clyde y Lord Chesterfield. En otra de las fotos grupales aparece el director de cine Will Speck, quien también fue parte del grupo que viajó junto a Bateman y Kimmel. Duraznos y un fogón en la playa son las imágenes que completan la galería.

El posteo sobre sus vacaciones llega después de que la estrella de Hollywood revelara que en caso de no haber sido actriz, se hubiese dedicado a ser diseñadora de interiores. “Me encanta decorar casas y crear espacios”, declaró recientemente al Wall Street Journal. “Puedo entrar en una casa y ver lo que necesita. Es un proceso divertido. A algunas personas les da pavor, puede romper relaciones, pero yo florezco durante ese proceso”.

Jennifer Aniston, en una caminata con Jason Bateman, Jimmy Kimmel y sus respectivas esposas
Jennifer Aniston, en una caminata con Jason Bateman, Jimmy Kimmel y sus respectivas esposas - Créditos: @instagram.com/jenniferaniston

En esa misma entrevista, la actriz contó que, cuando se trata de verse rejuvenecida, está abierta a probar casi cualquier cosa al menos una vez en su vida. A partir de ahí, Aniston confesó que cuando una esteticista le recomendó un producto a base de esperma de salmón, no hizo más que despertar su curiosidad. La actriz optó por intentarlo, aunque no estaba del todo segura. “En primer lugar, dije: ‘¿Hablás en serio? ¿Cómo se obtiene el esperma de salmón?’”, recordó sobre su respuesta a la recomendación. Sin embargo, según dijo, después de hacerse el tratamiento facial, no necesariamente notó una diferencia en su apariencia física.

Descartada esta opción, continuó con los tratamientos habituales. En sus rituales de belleza, Aniston opta por inyecciones semanales de péptidos para combatir los efectos del envejecimiento. “Creo que ese es el futuro”, menciona en la entrevista. Esta no es la primera vez que la estrella se refiere al uso de este tipo de aminoácidos incluidos en diferentes productos para el cuidado de la piel. Desde 2020, la también empresaria promociona una marca de péptidos de colágeno, los cuales incluye en su desayuno al sumarlos a su taza de café o a los licuados que consume al comenzar el día.

“Existe esta presión en Hollywood con el avance de la edad. Creo que de lo que he sido testigo es de ver a mujeres tratando de parecer eternas con lo que se hacen a sí mismas. Estoy agradecida de haber aprendido de sus errores, porque no me estoy inyectando porquerías en la cara”, decía también en una charla con Yahoo Beauty, haciendo referencia al eterno camino de la búsqueda de juventud que tienen muchas mujeres. “Las veo y se me parte el corazón. Pienso: ‘Oh Dios, si supieras cuánto mayor parecés’. Están intentando detener el reloj y lo único que ves es a una persona insegura que no se permite envejecer”, culminó.