Venezuela: revierten medida laboral rechazada por maestros

·2  min de lectura
VENEZUELA-MAESTROS PROTESTA (AP)
VENEZUELA-MAESTROS PROTESTA (AP)

El gobierno del presidente Nicolás Maduro anunció el viernes su decisión de dejar de lado un polémico instructivo, que contemplaba el pago fraccionado de los beneficios laborales de los maestros sin tomar en cuenta un reciente aumento salarial, luego de una ola de protestas.

Orlando Pérez, diputado oficialista de la Asamblea Nacional y presidente del Sindicato Nacional Fuerza Unitaria Magisterial (Sinafuma), declaró que llegó a un acuerdo con el gobierno para que se pague la semana próxima el 100% del bono vacacional de todos los trabajadores de la educación primaria, liceos y universidades del sector público.

El bono vacacional será cancelado como establece la Ley Orgánica del Trabajo y las convenciones laborales colectivas acotó Pérez, sin dar otros detalles, en declaraciones difundidas por la estatal Venezolana de Televisión.

El acuerdo fue suscrito por representantes sindicales, el ministro de Trabajo, Francisco Torrealba, y las ministras de Educación y Educación Universitaria, Yelitze Santaella y Tibisay Lucena, respectivamente.

El anuncio se produjo un día después de que miles de docentes, empleados y funcionarios administrativos de escuelas primarias, secundarias y universidades públicas salieran a las calles en Caracas y otras ciudades venezolanas para visibilizar sus denuncias.

El cálculo del pago del bono vacacional -que se abona a los trabajadores del sector educativo al final del año escolar en julio- tuvo como referencia el salario de 2021 (1,52 dólares al mes) por decisión de la Oficina Nacional de Presupuesto (ONAPRE), que argumentó que no había sido firmada la nueva convención laboral.

La medida provocó gran malestar entre los educadores, que consideraron que se violaron sus derechos y sin mediar acuerdo se modificaron hacia la baja sus beneficios laborales. Hasta ahora sólo han recibido 25% del bono.

Durante varias semanas los maestros reclamaron la derogación del instructivo de la ONAPRE que dejó en el olvido el cálculo de cualquier beneficio laboral en función del último sueldo devengado.

El salario mensual -que obtiene la mayoría de los educadores de primaria y los liceos- es el más bajo de la región, unos 50 dólares en promedio.

La Federación Venezolana de Maestros, que agrupa a muchos de los educadores del sector público, había advertido que podrían no iniciar el año escolar en septiembre si el gobierno de Maduro, entre otras demandas, no cumplía sus obligaciones laborales con el magisterio.

La ONAPRE y del Ministerio de Educación hasta ahora no se han pronunciado oficialmente.