Perfumes sólidos, una antigua práctica que vuelve a enamorar al mundo

Los egipcios y romanos ya utilizaban los perfumes sólidos hace miles de años, incluso antes de la creación de los perfumes líquidos a los que estamos acostumbrados hoy. Y no es que hayan dejado de utilizarse y alguien los haya redescubierto, sino que nuestros hábitos de consumo casi los olvidaron, hasta ahora que parecen estar volviendo a ser tendencia.

Los perfumes sólidos no son una novedad, pero ganan fuerza por su practicidad y sencillez. Foto: Getty Images

¿De qué están hechos?

La base de los perfumes sólidos es la cera de abeja, la cual no solo ayuda a preservar los aromas por más tiempo, sino también hidrata la piel.

A esta cera de le agregan los aromas deseados, casi siempre en forma de aceites esenciales o concentrados de perfumes, colorantes y algún conservante para aumentar su vida útil y a veces un talco para darle consistencia.

La mayoría de los perfumes sólidos en el mercado contienen ingredientes naturales, lo que atrae a muchos compradores. Pero una de sus grandes ventajas sería que no llevan nada de alcohol.

Y lo mejor es que también hay colonias sólidas para hombres.


Las ventajas de los perfumes sólidos

La base de cera y aceites de los perfumes sólidos hacen que las fragancias sean más duraderas. Además, al no ser volátiles, es más fácil aplicarlos en las zonas deseadas sin desperdiciar nada. Pero estas no son sus únicas ventajas:

  • Son ideales para pieles sensibles, pues no contienen alcohol.

  • Para viajar, como no es líquido, no hay reales restricciones para llevarlo contigo incluso en la cabina del avión. Además, siendo tan compactos como son, ocupan muy poco espacio.

  • Puedes llevarlo contigo, incluso al gimnasio, sin miedo a que se rompa, o se derrame.

  • En cualquier lugar puedes aplicártelo de forma discreta y sencilla, sin tener que molestar a nadie.

  • Sus aceites y ceras hidratan la piel.

  • Son accesibles de precio.

  • Serían más ecológicos, pues los perfumes líquidos contienen dosificadores de plástico.


Puedes hacer el tuyo en casa

Hay varias recetas para hacer un perfume sólido en casa, todas son igual de sencillas, y las proporciones suelen ser iguales. Esta de Gran Velada es además fácil de hacer, pues utiliza aromas básicos. Sin embargo, si ya tienes experiencia con la elaboración de esencias aromáticas, podrías probar algo más complejo.

Si en lugar de aceites esenciales quieres hacerlo con la fragancia de tu perfume favorito, se puede. Pero para ello tendrías que conseguir el contratipo, que es un concentrado de ese aroma.

Ingredientes:

  • 28 gr de aceite de jojoba

  • 6 gr de cera blanca de abeja, o cera alba

  • 6 gr de esencia aromática

  • Tarros para guardarlo

Si no tienes aceite de jojoba, puedes utilizar otro aceite vegetal. Sin embargo, el de jojoba, o el fraccionado de coco, se recomiendan por que tardan mucho en oxidarse, manteniendo la calidad de tu perfume sólido por más tiempo sin que se arrancie.

Para hacerlo, bastaría meter al microondas el aceite y la cera hasta que se derritan por completo, aunque cuidando que no se calienten demasiado. También se puede hacer a baño maría a fuego muy bajo.

Hecho eso, se agrega la esencia aromática y se mezcla bien. Después basta verter la mezcla en los tarros, ya sean transparentes o de aluminio, y dejar enfriar (incluso unos 15 minutos en el congelador) hasta que se solidifique.

Si quieres que la mezcla salga más brillante, entonces puedes agregar una pizca de nacarante.

@travesabarros