Anuncios

Verónica Llinás compartió sus miedos de cara a la presidencia de Javier Milei y Mirtha Legrand la interrumpió con una frase contundente

Mirtha Legrand interrumpió a Verónica Llinás y disparó una frae contundente
Mirtha Legrand interrumpió a Verónica Llinás y disparó una frae contundente - Créditos: @Prensa elTrece

La asunción de Javier Milei como el nuevo presidente de la Argentina y su inminente mandato fue uno de los temas principales durante La noche de Mirtha. Allí, Verónica Llinás invitada junto a Teté Coustarot, el periodista Nicolás Wiñaski y el analista económico Claudio Zuchovicki, no dudó en compartir sus temores sobre lo que puede suceder en un futuro cercano y señalar su particular preocupación por la supervivencia del Incaa. La reacción de Legrand a las dudas de la actriz no se hizo esperar.

Mirtha Legrand y sus invitados de la noche: Teté Coustarot, Nicolás Wiñaski, Claudio Zuchovicki y Verónica Llinás
Mirtha Legrand y sus invitados de la noche: Teté Coustarot, Nicolás Wiñaski, Claudio Zuchovicki y Verónica Llinás - Créditos: @Prensa elTrece

El ida y vuelta sucedió luego de que en la mesa comentaran los detalles que trascendieron sobre la ceremonia de asunción. “A mi me asustan menos esos detalles que algunas cosas que me dan realmente miedo”, intervino la intérprete. Luego de explicar que la cuota de esperanza por la idea de realizar un cambio radical y terminar con “algunas estructuras que estaban viciadas” está, se sinceró: “Me da un poquito de temor el tema de los derechos, de ciertas relaciones con gente que no reconoce el terrorismo de Estado y que reivindique cierta cosa…”. “Eso no lo va a hacer”, interrumpió Wiñazki. “Por lo menos lo que estoy viendo es que no se radicalizó, sino que está tratando de ampliar”, se esperanzó.

En ese momento, Mirtha se inclinó hacia la izquierda, donde estaba sentada la actriz, le agarró la mano y le dijo, mirándola a los ojos: “Mirá, Llinás, se fueron los que estaban, querida. En buena hora”. “Eso es clarísimo Mirtha”, devolvió la humorista que brilló en el ciclo El palacio de la risa junto a Antonio Gasalla, y continuó con sus impresiones. “ Yo tengo esperanzas y miedo. No me gustaría por ejemplo, y sé que es polémico lo que voy a decir, que se lleven puesto al Incaa. El instituto de fomento del cine. Espero que no”.

Yo no creo que vaya a cerrar el Incaa. De ningún modo”, intervino la conductora. “La cultura es una herramienta fundamental”, acotó Teté Coustarot. “La cultura es una herramienta poderosa, la existencia del cine de autor es fundamental. Yo lo defendí mucho en las redes, pero no al Incaa como estaba, sino el Incaa como su funcionalidad, su fomento al cine. No matemos al jinete porque no nos gusta el caballo. Es fundamental para que exista una industria del cine”, continuó, mientras todos en la mesa coincidían con su impresión.

“Todos dicen ´¡que la industria se maneje por el mercado!´. Una parte si es mercado, pero no todo lo es. Hay cosas que van más allá de lo económico. Un cine de autor, un cine que cuente nuestras historias, como las de Lucrecia Martel, por ahí no son populares pero es maravilloso que existan”, completó Llinás. Teté Coustarot, de inmediato, apoyó la postura de la actriz: “Hay un apoyo en la cultura en general, en todo el país. Hay mucha gente talentosa, fantástica, de barrios marginales o zonas carenciadas, que si no tienen realmente un estímulo, no pueden desarrollarlo. La cultura es la alegría del pueblo también”.

Luego de que Wiñaski pusiera como ejemplo a Fatima Florez como una artista exitosa que llena teatros, Llinás coincidió en que la imitadora es muy talentosa. “Empezó de abajo y tiene su público”, destacó. “Pero yo me refiero a otra cosa. Me refiero a ese segmento de la cultura que por ahí no da dividendos y que expresa ciertas minorías que también son necesarias. A mi me da mucho miedo que eso desaparezca en pos del desarrollo de un gran mercado mercantilista y que se vayan expresiones más minoritarias pero que también representan a un montón de gente”, cerró.

A fines de agosto, luego de que La Libertad Avanza obtuviera el porcentaje más alto de votos en las PASO, el economista Alberto Benegas Lynch (h), asesor de Milei en aquel momento, aseguró que si el libertario se imponía y llegaba a la presidencia el cine nacional dejaría de recibir el apoyo del Incaa y que las producciones audiovisuales deberían someterse al “rigor del mercado”. En X, el entonces candidato a jefe de gobierno porteño, el legislador Ramiro Marra, confirmó que se cerrarían el Incaa. Hoy, todavía no se definió quién será el elegido para comandar el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales.