Anuncios

La vida después de las adicciones: Ginette Reynal recordó su experiencia, habló de su recuperación y pidió por la ley de salud mental

Ginette Reynal
Ginette Reynal habló de su recuperación de las adicciones y pidió por la Ley de Salud mental - Créditos: @Santiago Filipuzzi

Ginette Reynal habló de su vida después de las adicciones. La actriz, que forma parte del elenco de Sex en Mar del Plata, se prestó a un móvil en vivo con Intrusos en el Espectáculo, se animó a contar en detalle cómo logró salir y compartió su parecer sobre el reclamo que hizo la madre de Chano Moreno Charpentier, hoy internado y en estado delicado, por la Ley de Salud mental .

Luego de celebrar su valentía y destacar la esperanza que le puede llegar a dar a otras personas, la conductora del ciclo le cedió la palabra a la actriz. “Ese es el único motivo por el cual accedí a hablar con ustedes”, explicó. “No deseo ni creo que sea mi lugar hablar del caso de Chano en particular, ni el de nadie, porque justamente yo pertenezco a Narcóticos Anónimos”, explicó. “La magia de los grupos es que nos recuperamos entre adictos”, reconoció.

“¿Cómo fue que tocaste fondo y buscaste ayuda?”, preguntó entonces Florencia. “ Busqué ayuda porque mis hijos me lo pidieron. Evidentemente me vieron mal y gracias a dios yo pude escuchar, que no es lo que pasa habitualmente. La mayoría de los adictos cuando están en plena carrera, hasta que no tocan fondo… ”, recordó. También destacó que no todos tienen la suerte de tocar fondo y que son muchos los que suelen creer que pueden entrar y salir de las drogas. “Es mentira eso”.

Ginette Reynal habló de su duelo tras la muerte de su marido, y su nuevo e intenso presente
Ginette Reynal brindó testimonio de su experiencia con las adicciones - Créditos: @Gerardo Viercovich

“Yo intenté dejar muchas veces porque me daba cuenta de que tenía un tema”, continuó su relato. “Tuve la suerte de darme cuenta. Mucha gente no se da cuenta y por eso no puede hacer nada”, reiteró. Luego, se explayó sobre la importancia de que la Ley de Salud Mental por la cual lucha la mamá de Chano salga. “ Hay muchas personas adultas, jóvenes, personas adolescentes, personas mayores que no pueden tomar la decisión por sí mismos y que están poniendo en riesgo su vida y la vida de sus familias. (...) Me parece súper necesaria la ley ”, completó.

Sobre el grupo de ayuda, Reynal aseguró: “Narcóticos Anónimos, que es la única manera de salir, es un programa que funciona por atracción”, sentenció. Luego, explicó que las internaciones no son necesarias para todo el mundo, que la adicción es una enfermedad de autodiagnóstico y que los adictos salen con la ayuda de otros adictos.

“ Solamente un adicto puede entender hasta qué punto vos estás caminando por la cornisa, en qué momento estás en la cuerda floja… Porque las personas que salimos de las adicciones salimos porque empezamos un camino de crecimiento interior ”, agregó luego, y explicó que la adicción es una enfermedad complicada porque “detiene tu madurez, tu evolución en algunas partes”, y esas partes tienen que ser atendidas.

“Nosotros tenemos un niño interior muy lastimado que tiene que ser atendido y solamente con el programa de Narcóticos Anónimos y de Alcohólicos Anónimos puede ser atendido y sanado”, cerró la artista su análisis basado en su propia experiencia. “No es un tratamiento, es un cambio de vida”, agregó más tarde tras disculparse por no poder más detalles de lo que sucede en esos espacios. Además, volvió a explicar por qué no habla puntualmente del caso de Chano. “Un adicto una vez que entra en recuperación es un adicto anónimo, ni yo ni nadie puede hablar de lo que le pasa”, cerró.

Sobre cómo arrancó el camino de las adicciones, Reynal aseguró que no “cayó” sino que es algo que sucede. Que el verbo “caer” da a entender que alguien mira de arriba y que arrancó en el mundo de las drogas hace muchos años, de a poco, cuando era chica y buscaba experimentar.

“No soy muy distinta ni fui muy distinta de todos los jóvenes, de todos los adolescentes. Todos los chicos quieren probar un porro, tomarse una cerveza, tener una noche loca en donde se ponen en pedo y se ríen de pavadas. A veces tenés la mala suerte de que justo vos tenés ahí adentro esa parte tuya que te va a llevar a tener esa enfermedad”, explicó.

Por último, Reynal recordó que en su época de modelo alguien le recomendó vomitar luego de comer, y que si bien lo hizo esa actitud no “prendió” en ella porque sus problemas no iban por ahí. “Nadie es mejor que otro”, agregó. Por último, dejó un mensaje para los familiares y los amigos de los adictos: “ Hay que estar activo, observar que le pasa a tu amigo, tu hijo, tu marido, tu primo, tu mujer, y ser contenedor y tratar de que esa persona se sienta confiada como para poder agarrar el teléfono o la computadora y llamar a un grupo o a mí ”.