Anuncios

Vigneron o las tardes con buen vino y comida rica en la Roma

El ambiente de barrio de la Colonia Roma es uno de sus atractivos principales: gente que camina, negocios que dan vida a las calles, aromas de comida que salen de los restaurantes y mesas en las aceras ocupadas por comensales ansiosos son tan solo un vistazo de la magia que ronda la zona. Ahí, donde todo pasa está Vigneron.

La calle es Jalapa casi esquina con Querétaro. El lugar es casa de la distribuidora de vinos franceses Amparo que se reinventó y ahora también es restaurante. El eje vector es la bebida pero los platillos no se quedan nada atrás y están diseñados para hacer el maridaje perfecto con tu visita.

Vigneron, disfrutar a sorbitos

La mejor idea es llegar a media tarde con previa reservación pues hay poquitos lugares. El espacio tiene un diseño muy cuidado y el servicio, muy pulido y atendido por una de las propietarias, es tan cercano que se siente como estar en casa de un amigo. Te recomendamos dejarte en manos del sommelier y, para probar de todo, pedir por copeo de acuerdo a lo que comas.

Los aperitivos contrastan en sabores y son simplemente adictivos. Lo primero que hay que pedir son las coles de bruselas asadas con vinagreta de anchoas y un poco de alga nori, platillo con el que se presentan Xavier, Rebeca y su proyecto gastronómico Nogal Nogal recién desempacado desde San Miguel de Allende.

Para equilibrar ¿qué te parece un hummus con ensalada de pepino? La combinación de ambos sobre un pan de masa madre es simplemente espectacular así que entendemos si pides dos de cada uno. Con ambos te recomendamos un vino blanco que en nuestro caso fue un Clos de Midi 2018 del valle de Loira.

vigneron
vigneron

Foto: Paloma García Castillejos

Para el siguiente truco te recomendaremos dejar un poco del hummus y esperar por la pizza de pimientos, jitomate y ricotta pues las orillas se disfrutan mejor así.

La acidez de la salsa y los toques lácteos del queso nunca habían estado mejor acompañados que por un vino rosado de Provenza, se llama Coteaux d’Aix en Provence Rosé Sentier y vale la pena un par de copas para no quedarse con las ganas de más.

Foto: Paloma García Castillejos

Para terminar, los chefs tienen un postre que tiene sus orígenes en la familia de Rebeca y que ella ha perfeccionado a lo largo de su carrera. Se trata de un pecan pie que nada tiene que ver con la receta tradicional; esta es una versión venida a más en potencia de sabores a nuez y bajo en dulzura.

Viene servido con crema aromatizada de lavanda, un poco de cardamomo molido y sal de Colima espolvoreados. El contraste de lo dulce, salado y ácido hace simplemente un final feliz que también te recomendamos acompañar con el Rosé Sentier.

Vigneron

Dirección: Jalapa #181 col. Roma Norte

Instagram: @vigneronmx