Virgil Abloh: el influyente diseñador de Louis Vuitton y Off-White muere de cáncer a los 41 años

·8  min de lectura

Virgil Abloh, el director artístico de Louis Vuitton, primer afroamericano en dirigir una casa de moda de lujo francesa, murió de cáncer a la edad de 41 años.

LVMH, el holding francés propietario de Louis Vuitton, dijo el domingo que Abloh había fallecido ese mismo día después de varios años de lucha en privado contra la enfermedad.

“Todos estamos conmocionados después de esta terrible noticia”, dijo el jefe de LVMH, Bernard Arnault. “Virgil no solo fue un diseñador genio, un visionario; también era un hombre con un alma hermosa y gran sabiduría.

“La familia LVMH se une a mí en este momento de gran dolor, y todos estamos pensando en sus seres queridos después del fallecimiento de su esposo, su padre, su hermano o su amigo”.

Los fanáticos reaccionaron con sorpresa y tristeza al anuncio, mientras que celebridades como la estrella de Luther Idris Elba, el músico y productor Pharrell Williams y el rapero británico AJ Tracey le rindieron homenaje.

En una publicación en Instagram, la familia de Abloh dijo: “Durante más de dos años, Virgil luchó valientemente contra una forma rara y agresiva de cáncer, el angiosarcoma cardíaco. Eligió soportar su batalla en privado desde su diagnóstico en 2019, sometiéndose a numerosos tratamientos complejos, mientras dirigía varias instituciones importantes que abarcan la moda, el arte y la cultura.

“A pesar de todo, su ética de trabajo, su curiosidad infinita y su optimismo nunca flaquearon. Virgil fue impulsado por la dedicación a su oficio y a su misión de abrir puertas a otros y crear caminos para una mayor igualdad en el arte y el diseño...

“Les agradecemos a todos por su amor y apoyo, y les pedimos privacidad mientras lloramos y celebramos la vida de Virgil”.

Un prodigio forastero excluido de los desfiles de moda elegantes

Abloh, hijo de inmigrantes ghaneses que creció en Chicago y se formó como ingeniero civil y luego como arquitecto, se hizo de un nombre gracias a colaboraciones con el rapero Kanye West, con quien comenzó a trabajar en 2002 a la edad de 22 años.

“Entramos en aproximadamente el 60 por ciento de los desfiles de modas”, contó Abloh sobre ese momento en una entrevista de 2017 con W Magazine. “Éramos una generación que estaba interesada en la moda y no se suponía que estuviéramos allí.

“Vimos esto como nuestra oportunidad de participar y hacer cultura actual. En muchos sentidos, parecía que traíamos más entusiasmo del que traía la industria”.

Después de un período como director creativo de la agencia de diseño de West, Donda, y como director de arte del álbum Watch the Throne de West y Jay-Z en 2011, Abloh lanzó en 2013 su propia marca de ropa urbana con sede en Milán, llamada Off-White.

Aunque no tenía una formación formal en moda, había aprendido mucho de su madre costurera y obtuvo una inspiración omnívora del arte, la música, la arquitectura, la política, el diseño de muebles y la ropa, tanto de alta como baja costura.

Ascendió rápidamente, ganó un British Fashion Award y colaboró con Warby Parker, Jimmy Choo, Ikea y Nike, mientras abría tiendas en Nueva York y Tokio.

En 2018, Off-White fue nombrada como la segunda marca de moda más popular del mundo, solo detrás de Gucci, por el índice Lyst, que utiliza datos de compras en línea y “análisis de sentimientos” de las redes sociales.

Ese fue el año en que Abloh fue nombrado director artístico de las colecciones de ropa masculina de Louis Vuitton, el primer afroamericano en ese rol. “Es un honor para mí aceptar este puesto”, dijo en ese momento.

Off-White, dijo, “es para la versión de 17 años de mí mismo, mientras que Vuitton es para la de 37 que tengo hoy”.

Mientras tanto, se ganó el respeto como DJ, comenzando con fiestas cuando estaba en la escuela secundaria, hasta tener una residencia en un club nocturno en el resort de lujo Wynn en Las Vegas, así como dos programas de radio.

“Durante mucho tiempo no vi diseñadores que se parecieran a mí”

Abloh habló a menudo de querer inspirar a las generaciones más jóvenes con su ejemplo, diciendo que había un “atmósfera de imposibilidad” en el camino que había recorrido. “Siempre estoy tratando de demostrarle a mi yo de 17 años que puedo hacer cosas creativas que pensé que no eran posibles”, comentó una vez.

En 2019, le dijo a The New York Times: “Durante mucho tiempo no vi artistas o diseñadores que se parecieran a mí en las esferas del arte mayor o la alta costura, así que creí que no podía hacer eso. Pero ahora, en este momento, de alguna manera, me he convertido en parte del establishment”.

Abloh se inspiraba con frecuencia en influencers de las redes sociales y acogió a los llamados Hypebeasts, un término coloquial para nombrar a los hombres jóvenes con grandes cantidades de dinero para gastar que buscan obsesivamente cada nuevo producto de la moda urbana.

Los primeros, dijo, “no se dan cuenta del poder que tienen, podrían volverse más relevantes que las marcas de moda”, mientras que los segundos fueron un nuevo y poderoso influjo en el mundo del arte y la moda cuyo apetito demostró que “sabían más que el establishment”.

Abloh actuando como DJ en un cóctel de YouTube durante la Fashion Week de Paris en 2018 (Victor Boyko/Getty Images para Youtube)
Abloh actuando como DJ en un cóctel de YouTube durante la Fashion Week de Paris en 2018 (Victor Boyko/Getty Images para Youtube)

Al explicar su fusión de la cultura juvenil con la alta costura, le dijo a W: “No vengo de donde se supone que tendría que venir. Entonces tengo que demostrar que esto es diseño, que esto es arte, que esto es válido”.

Al mostrar ropa urbana en los museos de arte, esperaba “democratizar el museo” atrayendo a nuevas audiencias, pero reflexionó con pesar que podría estar presentando una “versión elitista” de la cultura juvenil.

“Quiero ver un cambio sistémico, no un cambio reaccionario”

En sus últimos años, el ascenso de la extrema derecha en todo el mundo, la pandemia del coronavirus y las protestas de Black Lives Matter de 2020 provocaron una tensión política más explícita.

Trabajó con la artista conceptual Jenny Holzer, conocida por proyectar duras declaraciones políticas y filosóficas en edificios públicos, en un espectáculo que abordaba la inmigración y la crisis de refugiados.

Provocó una reacción violenta al denunciar a los saqueadores durante las protestas por George Floyd y aparentemente donó solo $50 (£37.48) para los honorarios legales de los manifestantes, pero luego se disculpó por los comentarios y aclaró que había donado $20.5000 para fondos destinados a pagar fianzas y causas relacionadas.

Ese julio, recaudó $1 millón para proporcionar nuevas becas para estudiantes de moda negra, y luego dijo que se había molestado por las empresas de moda que emitían declaraciones superficiales de solidaridad mientras asistía a reuniones y llamadas que parecían ignorar las crisis que ocurrían afuera.

“Nadie sabe cómo hablar sobre raza”, dijo a Vogue en octubre de 2020. “Está tan arraigado en nuestros corazones, tan lleno de experiencias diferentes. O, en la mayoría de los casos, la gente ni siquiera sabe lo que puede ser sentirse oprimido”.

Dijo que a menudo veía su carrera como un caballo de Troya: “Mi poder es mostrar el talento negro, la gente negra y la gente negra dentro de mi trabajo”.

Ahora parecía preguntarse si eso era suficiente. “Quiero ver un cambio sistémico, no un cambio reaccionario”, comentó. “Quiero ver que el departamento de recursos humanos se identifique y simpatice con la razón por la que este es un tema importante, antes de que lo hagan por publicidad...

“¿La industria de la moda tiene un problema racial? Bueno, es tan sistémico y profundo que ni siquiera puede verse a sí mismo cuando se representa a sí mismo”.

Homenajes de estrellas negras de todo el mundo

Tras bambalinas, desde 2019, Abloh también estuvo luchando contra una forma rara y agresiva de cáncer conocida como angiosarcoma cardíaco, en el que los tumores se forman en las paredes de los vasos sanguíneos o linfáticos que generalmente comienzan en el corazón.

Los fanáticos se sorprendieron y consternaron por el anuncio de su muerte. Una publicación en Instagram de la cuenta de la marca Louis Vuitton recibió casi 250.000 me gusta en su primera hora. “[Abloh] volvió a hacer que Louis Vuitton fuera divertido”, decía un comentario.

“Mi corazón está roto”, confesó Pharrell. “Virgil, fuiste un genio creativo amable, generoso y considerado. Tu trabajo como ser humano y tu trabajo como ser espiritual vivirán para siempre”.

AJ Tracey tuiteó: “DEP Virgil, hiciste mucho por todos nosotros y me mostraste mucho amor desde el principio. Gracias por todo”.

En una declaración en Instagram, Questlove escribió: “La lección que se puede enseñar aquí es la irrupción. Provocar. Ser controvertido. Causar reacciones. Ser un tema de conversación... vivir como un verdadero artista”.

La firma de medios y moda con sede en Hong Kong Hypebeast dijo: “Gracias por tu visión distintiva y por inspirar a una generación”.

A Virgil Abloh le sobreviven su esposa Shannon Abloh, sus hijos Lowe Abloh y Grey Abloh, su hermana Edwina Abloh y sus padres Nee y Eunice Abloh.

Relacionados

“House of Gucci” dispara las búsquedas en internet de la marca de lujo

Las marcas y productos de moda más populares revelados

Bella Hadid llevó collar de pulmón dorado gigante con un vestido de alta costura en Cannes

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.