Lo que no se ha visto en el documental de Harry y Meghan

Los tres primeros capítulos del documental del príncipe Harry y Meghan Markle han dejado al descubierto la intimidad de la pareja, su cotidianidad, como es su día a día con sus hijos, Archie y Lilibet, qué les gusta hacer, sus viajes, sus casas, el inicio de su historia de amor, su siempre problemática relación con la prensa, entre otros aspectos. Sin embargo, la pareja ha pasado por alto a personas y periodos de tiempo de los que han preferido no hablar. Te contamos lo que no se vio de la docuserie de Netflix. 

harry-meghan2
harry-meghan2

Evitan hablar del príncipe Andrés, pero sí lo hacen de Sarah Ferguson y la princesa Eugenia

El documental ha vuelto a dejar claro que el príncipe Harry y Meghan tienen una relación especialmente estrecha con su prima, la princesa Eugenia, segunda hija de los duques de York. De hecho, ha sido el único miembro de la Familia Real británica que ha viajado a Estados Unidos para visitar a la pareja. En el documental, los Sussex recuerdan su última gran fiesta antes de que su relación amorosa se hiciera pública. Fue una noche para recordar ya que aún gozaban de cierto anonimato (Meghan todavía era una desconocida para el público británico) y al ser en Halloween el Príncipe pudo disfrazarse para evitar ser descubierto. En esa divertida velada estuvo Eugenia de York, con la que se hicieron muchas fotos que demuestran la cercanía y la conexión que tienen los Sussex con ella.

VER GALERÍA

harry-meghan3
harry-meghan3

También se menciona a Sarah Ferguson, la exmujer del príncipe Andrés, con la que comieron justo antes de que Meghan conociera a la Reina y que le dio su plácet a la hora de hacer su primera reverencia ante la monarca. “Eugenia, Jack y Fergie [Sarah Ferguson] me dijeron: ‘Lo has hecho muy bien”. El hecho de que Meghan llame por su apodo a la duquesa de York es otro síntoma de la buena sintonía que mantienen.

VER GALERÍA

harry-meghan4
harry-meghan4

A pesar de lo estrechos que parecen los vínculos entre los Sussex y los York llama la atención que en estos tres primeros capítulos la pareja no haya mencionado al príncipe Andrés. Al igual que para los Windsor, parece que el hermano del rey Carlos también se ha convertido en alguien incómodo al que han preferido no mencionar tras abandonar la vida pública y ser despojado de sus patrocinios y títulos militares por su supuesta implicación en el Caso Epstein. El duque de York llegó a un acuerdo con una mujer que le demandaba por abuso cuando era menor de edad con el que evitó ir a juicio.

La omisión de Carlos y Camilla

A lo largo de esta primera parte de la serie  -los tres últimos capítulos se estrenarán el 15 de diciembre- Harry habla en ciertos momentos de su madre, poniendo el foco en determinados aspectos de su vida. La menciona como madre, se considera heredero de su carácter, “yo soy como mi madre”, dice; de su labor filantrópica, de la angustia que la malograda Princesa vivió a causa de la persecución de la prensa más sensacionalista y del fuerte impacto que tuvo para él su fallecimiento y la difícil gestión emocional de ese duelo siendo tan solo un adolescente.

VER GALERÍA

harry-meghan-carlos-getty
harry-meghan-carlos-getty

Choca que mientras dedica varios minutos al recuerdo de su madre, la figura de Carlos pase casi inadvertida tanto como padre como futuro Rey (el documental se acabó de grabar el pasado verano cuando aún reinaba Isabel II) y tan solo se ciñe a algunas imágenes de su niñez y al paralelismo que ve con Meghan, que también creció con unos padres divorciados.

De la reina Camilla, con quien Carlos III lleva casado desde 2005, el príncipe Harry no la menciona ni una sola vez y, de momento, solo se la ha visto en un fotograma cuando expresa ante la prensa su alegría por el compromiso matrimonial de los Sussex.

Sin rastro de los príncipes de Gales ni sus hijos

Si hay una cosa que los duques de Sussex han dejado clara es que han creado su propio universo con sus hijos y con los familiares y amigos que quieren que estén en la vida que han construido lejos de Reino Unido y de la Familia Real británica. Meghan menciona a los príncipes de Gales de pasada para contar cómo fue su primer encuentro con ellos, más frío de lo que pensaba ya que a ella le gusta dar muchos abrazos. Más allá de eso y de alguna imagen de la infancia de Guillermo y Harry no hay rastro de los príncipes de Gales ni Harry menciona a su hermano cuando habla de los duros momentos que atravesaron por el fallecimiento de su madre. 

harry-meghan-getty
harry-meghan-getty

Tampoco se habla de los sobrinos de Harry, los príncipes George, Charlotte y Louis, los únicos que tiene, mientras Meghan sí habla de su sobrina, la hija de su hermanastra Samantha Markle. Antes de su matrimonio, la relación de Harry con su hermano y su cuñada parecía idílica, pero ahora todo eso ha cambiado y él mismo ha reconocido públicamente en anteriores ocasiones que su hermano y él están en caminos diferentes. 

Meghan habla de su soltería, pero no de su exmarido

Antes de su matrimonio con el príncipe Harry, Meghan Markle estuvo casada entre 2011 y 2013 con Trevor Engelson, un director, productor y cazatalentos estadounidense. Se conocieron en 2004 y empezaron a salir, aunque la boda tardó siete años en llegar. Una vez casados, el matrimonio tan solo duró 18 meses.

- Esta ha sido la única reacción de la familia real británica a las declaraciones de los duques de Sussex

- Estos son los amigos de Harry y Meghan que hablan sobre la pareja en su documental

En la docuserie de Netflix se menciona que Meghan tenía un pasado antes de la irrupción de Harry, pero ni una referencia a Trevor o al hecho de que ya hubiera estado casada. También se omiten esos años de noviazgo y no se cuenta nada de la vida en común que llevaba con él. Hay un salto en el tiempo desde que Meghan se gradúa en el colegio hasta que triunfa en la serie Suits que abarca la primera década y parte de la segunda de los años 2000. Aunque sí aparece una amiga de su infancia, Meghan no cuenta nada sobre cómo fueron sus inicios en el mundo de la interpretación y los trabajos que tuvo. Igual que tan solo menciona que antes de conocer al Príncipe estaba “soltera” y que quería seguir estándolo.

VER GALERÍA

harry-meghan-ex-getty
harry-meghan-ex-getty

Se puede establecer el año 2002 como el arranque a su carrera en el mundo artístico con un papel en la telenovela Hospital General, al que le surgieron otras apariciones esporádicas en otras ficciones y películas como A lot like love y El luto. Durante un año fue azafata en el concurso de televisión Deal or No Deal (una especie de ¡Allá tú!) donde, según dijo en uno de sus podcasts, sólo fue apreciada por su “belleza, pero no por mi cerebro” y que se sintió tratada como “una tonta”. 

Thomas Markle, presente en la infancia de Meghan, pero no en la vida adulta

La relación de Meghan con su padre, Thomas Markle, está, desde poco antes de su boda con el príncipe Harry, completamente rota a raíz de un montaje que hizo con un tabloide. No siempre fue así. La duquesa de Sussex rememora en el documental sus años de infancia, donde a pesar de ser hija de padres separados y de vivir con su madre, Doria Ragland, veía a su padre con mucha frecuencia y pasaba muy buenos ratos con él.  “Después de clase veía a mi padre y, a veces, iba al rodaje de una serie de la que era director de iluminación”. Como Thomas tenía dos hijos ya independientes de una relación anterior, pasaba mucho tiempo con Meghan. “Fui una niña de papá toda mi vida”, asegura. 

harry-meghan5
harry-meghan5

Si bien Thomas Markle fue un padre presente en toda su infancia, con la llegada de los 18 años y hasta que Meghan empieza a salir con Harry no lo vuelve a mencionar. Parece que la unión entre ellos se fue perdiendo con el inicio de la carrera profesional de Meghan en el mundo de la interpretación y su posterior mudanza a Toronto (Canadá) para dar vida a Rachel Zane en la serie Suits. Desde hace años, Markle vive retirado en Rosarito (México) y además de no estar presente en la boda de su hija, no hay constancia de que conozca a sus nietos Archie y Lilibet.

La famosa lista de requisitos que tenía que tener la futura duquesa de Sussex

Desde su mansión de Montecito (California), Harry y Meghan cuentan su historia de amor. Se conocieron por Instagram y algo hizo click en sus corazones y les llevó a querer verse en persona en Londres. Solo fueron necesarias dos citas para que la pareja hiciera un viaje a Botsuana en el que se dieron su primer beso y comenzará su gran historia de amor.

VER GALERÍA

casa
casa

El flechazo fue inmediato, pero en el episodio 1, Meghan menciona que su marido tenía una lista de requisitos que tenía que tener la candidata a ser su futura mujer, aunque Harry prefiere no entrar en eso y zanja con rapidez el asunto. “Era una lista muy extensa”, asegura ella, mientras Harry dice “no hablemos de ella, no voy a enseñar la lista, esta es la lista”, dice señalando a su mujer.

Meghan sí reconoce que cuando Harry quiso conocerla le pidió primero su perfil de Instagram, quería conocer lo que él ponía y no lo que Google decía de él. Sus fotografías de África y con animales la cautivaron e hicieron que accediera a esa primera cita.

Escucha el primer episodio del podcast de ¡HOLA! 'Harry y Meghan: jaque a la Reina. Todos los episodios disponibles aquí.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.