Anuncios

El western que los actores abandonaron en pleno rodaje

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 21 (EL UNIVERSAL).- La cantidad de películas que forman parte de la rica historia del cine a nivel mundial es prácticamente incalculable. En todos los géneros existen títulos que son considerados como verdaderas obras de arte y que son tomadas como hitos dentro de la industria.

En este marco, resulta interesante conocer algunos detalles que muchas veces quedan tras las cámaras. Al respecto, hoy te contaremos sobre una película que es considerada una verdadera obra maestra del western pero que oculta un hecho muy singular. Se trata de un filme de 1958 que marcó al cine de aquella época, y también a sus actores.

El filme del que te contaremos es "Horizontes de grandeza", dirigida por William Wyler y basada en la novela del mismo nombre que fue escrita por Donald Hamilton. La película contó con el protagonismo de Gregory Peck, Jean Simmons, Charlton Heston, Carroll Baker, Burl Ives y Chuck Connors que le dieron vida a una trama que en la época fue considerada como de un "western pacifista".

La película contó la historia de un hombre refinado que viaja a otro pueblo para conocer a la familia de su prometida. Todo cambiará cuando se ve obligado a involucrarse en una disputa por tierras de su suegro con otra familia. La trama fue todo un éxito, no así lo que sucedió detrás de las cámaras.

Según los reportes de la época, en medio del rodaje de "Horizontes de grandeza" el director William Wyler se puso tan exigente que terminó agotando a los actores. La presión fue tanto que los actores, incluido el propio protagonista Gregory Peck, decidieron abandonar el set de grabación. Wyler y Peck eran amigos y estuvieron tres años sin dirigirse la palabra tras esos episodios. Además, la actriz Jean Simmons afirmó sufrir un gran trauma en su paso por este filme, un dato más que sorprende pero que no empaña lo que esta producción significó para la historia del cine y en especial para el western.