YosStop, el escándalo de una youtuber en México que todo lo ve "naco"

Foto: Medios y Media/Getty Images


Celebrar un cumpleaños en la playa rodeado de amigos no suena a una noticia destacada. Que quien lo hizo tenga más de 7 millones de seguidores en las redes sociales, lo hace diferente. Y que esa misma persona haya compartido cómo se burló de otros, eso ya lo hace preocupante.

Los titulares de la prensa cada vez incluyen a más personas ajenas a los medios tradicionales. A esta lista de cantantes, actores, políticos, deportistas y creativos en general, se ha agregado una nueva categoría: los llamados influencers, un grupo cada vez más amplio de personas con una gran cantidad de seguidores en las redes sociales.

Y en algunos casos, la calidad de los contenidos que ofrecen pareciera ser lo de menos. Sus personalidades enganchan con los cibernautas y así logran hacerse de una voz pública que, en muchas ocasiones, involucra una consecuente responsabilidad.

Es el caso de la mexicana Yoseline Hoffman Badui, mejor conocida como YosStop, quien se convirtió en tendencia en las redes por lo que hizo durante el festejo de su cumpleaños: burlarse de otra persona.

También te puede interesar: YosStop anuncia el fallecimiento de su papá

Carrera trunca, pero muchas oportunidades

La joven nació el 27 de julio de 1990 en la Ciudad de México y es de ascendencia lituana, ucraniana y libanesa. Cuenta con más de 8 millones de suscriptores en su canal de Youtube y más de 7.3 millones de seguidores en Instagram.

En 2011, abrió un canal en Youtube en donde incluía contenidos ‘humorísticos’, parodias, comentarios e incluso un personaje llamado Josefa Josefina, interpretado por ella misma, el cual se trata de una supuesta sexóloga con un burdo acento argentino que supuestamente resolvía las dudas íntimas de los usuarios.


Su hermano también es youtuber. Se le conoce como DebRyanShow o ‘Rayito’ y también se ha hecho viral por razones cuestionables. Por ejemplo, a mediados de julio, fue duramente criticado por utilizar sus redes sociales para compartir con sus seguidores nada menos que el funeral de su padre.

YosStop dejó a la mitad sus estudios en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Latinoamericana para probar suerte en los medios masivos. Ha trabajado como conductora y locutora de radio e incluso fue actriz. Aquí la vemos protagonizando un episodio de ‘Lo que callamos las mujeres’ en TV Azteca.



Lo que pasa en Cancún… no sólo se queda en Cancún

Su personaje en aquel episodio era el de una chica prepotente que, junto a sus amigos, se burla de una persona de una diferente condición socioeconómica. Y en sus diálogos, ella incluso dice: “Pues creo que ya tenemos con quien divertirnos”.

Irónicamente, eso fue exactamente lo que hizo en Cancún hace unos días, mientras celebraba su cumpleaños en compañía de sus amigos, algo por lo cual llegó a ser trending topic con los hashtags #LadyYate, #LadySabritones y #LadyNaca.

Todo comenzó el fin de semana cuando la youtuber y sus amigos aceptaron un paseo en lancha (que ella nombra ‘yate’) de Cancún a Isla Mujeres, ofrecido por una agencia de viajes.

Sin embargo, las cosas se salieron de control cuando YosStop compartió en las redes videos del viaje, al que calificó como un “pésimo servicio”.

La actitud de la joven y sus amigos fue duramente criticada en las redes, sobre todo cuando reprodujeron la canción ‘Puto’ de Molotov y todos se unieron para dedicársela al piloto de la embarcación.

Al bajarse del lugar, la joven dijo que el capitán supuestamente fue muy grosero e incluso los bajó con violencia y hasta golpes.

De hecho, por unas horas, la influencer tuvo que cerrar temporalmente su cuenta en Twitter, para después abrirla y ser la primera en burlarse y compartir los hashtags hechos en torno a ella. También aprovechó las redes para llamar ‘naco’ al conductor de la lancha.

La gran contradicción

Apenas 10 días antes de lo ocurrido en Cancún, YosStop estaba tomando una oportunidad que muy pocas personas tienen: la plataforma TED Talk la invitó a ofrecer una plática sobre superar las adversidades y dar lo mejor de sí mismo.

La joven aceptó y ofreció una charla de 12 minutos llena de lugares comunes… sin duda, una oportunidad desperdiciada. Sin embargo, contrasta de gran manera que alguien que hablaba de vencer la adversidad es la misma persona que, 10 días después, le canta ‘Puto’ a un conductor de lancha.


Tras el escándalo, YosStop compartió un video en el cual da su versión sobre lo ocurrido en el viaje, así como el presunto altercado con la persona que los transportaba. Entre otras cosas, dijo que el capitán de la nave los trató mal desde el inicio, que los llevó de regreso antes de tiempo y que incluso les cortó la música.

“Dentro de la playlist se empezaron a poner canciones de Molotov [refiriéndose al tema ‘Puto’] y fue cuando empezamos a hacer historias cantando estas canciones, las cuales sí, es algo muy inmaduro, es algo muy estúpido, creo que fue nuestro peor error haberlo hecho; y sí, se la estábamos dedicando al señor, es algo estúpido, algo de niños, pero al final de cuentas nunca agredimos al señor físicamente”, dijo.


“Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”

YosStop y compañía habrían pasado un mal momento durante su viaje de celebración. Sin embargo, eso nunca justificaría una falta de respeto a alguien más. Como influencer, ella siempre deberá ser la primera en mantener el control. Siempre.

Y es que, poniéndolo en perspectiva, lo de menos sería la temática de la canción que le dedicaron al conductor. El asunto aquí es la burla: utilizar el poder que les da estar en grupo y ser ‘influencer’ para exhibir a alguien que está haciendo el trabajo de pasearlos por el mar y, dicho sea de paso, soportarlos.

También te puede interesar: “Creo que nada justifica la violencia”: YosStop

Lo quiera YosStop o no, su voz pública es poder. Y ese poder puede ser utilizado para crear o para destruir. Una persona que tuvo la gran oportunidad de aparecer en la plataforma de TED Talk y hablar sobre dar lo mejor de sí mismo, simplemente no puede, 10 días después, compartir ante sus 7 millones de seguidores cómo se burla de alguien más.

Por supuesto, este fenómeno de los ‘influencers’ es un reflejo de cómo son ciertos estratos de la sociedad. Y seguro habrá una larga lista de jóvenes que aprovechan su voz en las redes para hablar de lo que importa. No es el caso de YosStop. Pero que una legión de fans valuada en 7 millones de personas la sigan y la consideren una influencer, eso ya es lo que dijimos al inicio: preocupante.

@braham_MV