Anuncios

¿Qué fue de la adaptación de Bioshock de Gore Verbinski?

¿Qué fue de la adaptación de Bioshock de Gore Verbinski?
¿Qué fue de la adaptación de Bioshock de Gore Verbinski?

Para sorpresa de muchos (o de nadie realmente), sucedió lo inevitable cuando Netflix confirmó que se encuentra desarrollando una adaptación del videojuego Bioshock. La compañía de streaming ha trabajado mucho para convertir historias conocidas de ese medio en series y películas como producciones originales de su plataforma. Lo hizo con The Witcher (100%), que fue un éxito y aunque gozó de gran fama en consolas está basada en una saga literaria que dio origen a las aventuras de Geralt de Rivia, y lo está haciendo también con Assassin’s Creed, con una serie y un videojuego que estará disponible en su aplicación para los suscriptores.

No te lo pierdas: Películas basadas en videojuegos que merecen una segunda oportunidad

No han faltado los fracasos para continuar con la racha de adaptaciones desastrosas: una de las más recientes fue Resident Evil (41%), serie que fue cancelada poco tiempo después del lanzamiento de su primera temporada. Pero luego tenemos Cyberpunk: Edgerunners (93%), una serie de anime que ha obtenido comentarios mucho más positivos que el propio videojuego del que se originó. El mundo de las adaptaciones de videojuegos es bastante irregular, lo que justifica la preocupación tanto de los fans de los juegos como de los suscriptores del servicio puesto que son muy pocos los casos en los que un estudio de cine o televisión ha realizado un trabajo al menos decente.

Las reacciones divididas tras el anuncio de Bioshock reflejaron eso y más, porque esta no es la primera vez que se ha intentado hacer una película basada en la creación de la empresa 2K. Fue allá por agosto de 2007 que se lanzó el primer título de esta reconocida serie de videojuegos que incorpora ideas de famosos pensadores que se caracterizaron por sus ideas distópicas y utópicas, así como de otras figuras históricas siendo algunos de ellos Ayn Rand, George Orwell y Walt Disney. Aunque es en gran parte un juego de disparos en primera persona, también suma elementos de juegos de rol y opciones morales para decidir si quiere salvar o matar personajes. Además, toma también elementos del survival horror y el biopunk, un subgénero dentro del cyberpunk que está basado en la biotecnología y se acerca mucho al cine negro y la novela policíaca para describir una sociedad nihilista.

El concepto que parte de Ken Levine, el jefe de 2K Boston que luego pasó a ser Irrational Games es impresionante y el juego gustó tanto que le permitió a la compañía trabajar en dos títulos más. Su historia es muy atractiva: está situada en 1960 y presenta a Jack, quien descubre la existencia de Rapture, una ciudad submarina que fue construida por un magnate llamado Andrew Ryan con la intención de ser una utopía aislada. Este descubrimiento es apenas el inicio, ya que luego se entera de que un material genético (ADAM) otorga poderes y es causa del declive de aquel “paraíso”.

Te recomendamos: Todas las adaptaciones de videojuegos que llegarán al streaming a partir de 2022

Con esta premisa, junto con el conocimiento de la cantidad de fans que tiene, podemos entender por qué Netflix querría tener la oportunidad de llevar a Bioshock a la pantalla con una película. Quizás para muchos habría sido mejor una serie, pero la compañía ya confirmó que será un largometraje y que además estará dirigido por Francis Lawrence, quien estuvo a cargo de películas como Los Juegos del Hambre: En Llamas (89%) y Constantine (46%). Sin embargo, esta no es la primera vez que se ha intentado llevar al juego al cine ya que en 2008 estuvo a punto de filmarse.

Gore Verbinski era el director

Sin duda se demostró que el juego sería un gran éxito desde el comienzo ya que no había transcurrido un año desde su lanzamiento cuando se confirmó que Universal Pictures estaría detrás de una adaptación. En ese momento se reveló que Gore Verbinski, director de Piratas del Caribe, fue la persona elegida para trabajar en el proyecto y que la historia contaría con un guión escrito por John Logan (El Aviador (87%)). Con estos dos nombres se podría haber pensado que iba a ser una buena película o que al menos el estudio no se lo estaba tomando a la ligera, pero algo salió mal.

Preocupación por el presupuesto que Universal intentaba reducir

Todo aquel que tiene conocimiento de Bioshock sabe que no hay forma de hacer una película barata que pueda verse bien. No tenemos dudas de que en 2008 una adaptación sería terrible a nivel visual en comparación con lo que podría lograrse ahora, pero lo que sucedió en esa época fue que el presupuesto era muy elevado para el estudio. Según Variety, Universal Pictures frenó los avances que estaba haciendo con la adaptación del videojuego, que ya se encontraba en su etapa de pre-producción, y despidió a parte del personal que trabajaba en el proyecto. El reporte detalla que la cinta necesitaba al menos US$160 millones y que los ejecutivos se reunieron con Verbinski para encontrar formas de abaratar el costo. A pesar de eso, se informó que las partes involucradas estaban decididas a hacer la película y el director reveló que estaban buscando locaciones que les permitieran ahorrar dinero.

Universal nos pidió que traslademos la película fuera de los Estados Unidos para aprovechar un crédito fiscal. Estamos evaluando si esto es algo que queremos hacer. Mientras tanto, la película está en un patrón de espera.

Gore Verbinski deja el proyecto

Gore Verbinski estaba tan ilusionado con el proyecto que incluso abandonó la oportunidad de hacer la cuarta entrega de Piratas del Caribe para irse a este otro. A pesar de que esta noticia se dio a conocer cuando el equipo se preparaba para la etapa de producción, es decir la filmación en sí, que fue cuando se detuvo todo, el medio asegura que siempre se intentó mostrar que todos seguían a bordo. Sin embargo, el drama continuó cuando en agosto de 2009 se anunció que el cineasta dejaba el proyecto. La razón que citó fue que no podía dividir su tiempo entre esta adaptación y Rango (87%), la película animada en la que trabajaba durante esa época.

La contratación de un nuevo director

Poco tiempo después del adiós a la odisea de Gore Verbinski en el intento de adaptación de Universal Pictures se dio a conocer al nuevo director de la cinta. Juan Carlos Fresnadillo, a quien muchos conocen por haber dirigido Exterminio 2 (70%), pasó a ocupar la silla del director en este proyecto fallido que no pudo salvar con su presencia ni con la intención de realizar la película en otro país.

Verbinski aclara que la película iba a ser de clasificación R y confirmó a Fresnadillo

El director confirmó a IGN en julio de 2010 que Fresnadillo se encargaría del proyecto una vez que termine su trabajo en otro que se encontraba dirigiendo. En la misma entrevista explicó la visión que tenía en relación a Bioshock, lo que según él hizo que se compliquen las cosas puesto que él quería hacer una versión dura, de clasificación R, y eso influyó en el temor del estudio en caso de que no obtuviera grandes ganancias. Esto fue lo que dijo el cineasta:

Estamos trabajando tratando de lograrlo. El problema con BioShock era: película clasificada R, bajo el agua, terror. Es una película con clasificación R muy costosa", explicó. "Así que estamos tratando de encontrar una manera de trabajar con [el director] Juan Carlos [Fresnadillo] para reducir el presupuesto y mantenerlo para que sea fiel a la audiencia principal ¿sabes? La cosa es que tiene que ser R, una R dura.

El precio era muy alto y ningún estudio querría financiarlo

En febrero de 2011, Coming Soon entrevistó a Gore Verbinski para hablar de Rango principalmente, pero no faltaron las preguntas sobre lo que pudo haber sido su adaptación de Bioshock. Allí volvió a decir que la “etiqueta de precio” que llevaba su visión iba a hacer que sea un proyecto muy costoso que ningún estudio se atrevería a financiar.

Realmente no podía convencer a nadie de gastar el dinero que se necesitaría para hacerlo y mantener una calificación R. Alternativamente, no estaba realmente interesado en buscar una versión PG-13. Porque la calificación R es inherente. Little Sisters e inyecciones y todo el asunto. Solo quería realmente hacer una película en la que, cuatro días después, todavía estés temblando y diciendo: "¡Jesucristo!"... Es una película que tiene que ser realmente aterradora, pero también tienes que crear un todo el mundo submarino, por lo que el precio es alto. Simplemente no teníamos interesados ​​en una película con clasificación R con ese precio.

Con estos comentarios se volvió más claro lo que buscaba Verbinski en su momento. mantenerse fiel al videojuego no solo en el aspecto visual, con mayor énfasis en tener que construir una versión cinematográfica de Rapture, sino también en el aspecto aterrador, con una atmósfera que incomode al espectador y que al mismo tiempo consiga hacerle sentir lo espeluznante que es la situación de la ciudad dentro de la historia y las horribles criaturas que el jugador encuentra.

Ken Levine habla de la (mala) influencia del fracaso de Watchmen

El jefe de la empresa que desarrolló el videojuego dijo a Eurogamer que el primer intento de llevar a cabo la producción de una película basada en el juego dio a entender que a pesar de que este fracasó, no ha llegado a su fin y que Irrational no dejaría de lado la opción de llevar a Rapture a la pantalla. Al momento de la entrevista dijo que la empresa seguía enfocándose en la producción y al parecer tuvo que ver en la cancelación ya que no se mostró de acuerdo con lo que deseaba hacer Gore Verbinski.

Había un trato en su lugar, y estaba en producción en Universal: Gore Verbinski lo estaba dirigiendo. Mi teoría es que Gore quería hacer una película R dura, que es como 17/18+, donde puedes tener sangre y chicas desnudas. Bueno, no creo que quisiera chicas desnudas. Pero quería mucha sangre.

Después mencionó que el fracaso en taquilla de Watchmen, Los Vigilantes (65%), una adaptación de cómics, influyó en la decisión de quienes debían aprobar la inversión para el presupuesto que necesitaba el filme. Otro factor que se sumó a su fracaso es el hecho de que había recibido la clasificación R, y eso fue tomado como una señal de que el proyecto no tendría posibilidades de ser un éxito.

Luego salió Watchmen, y no le fue bien por alguna razón. El estudio se arrepintió de hacer una película con clasificación R de US$200 millones, y dijeron ¿qué pasaría si fuera una película de US$80 millones? Y Gore no quería hacer una película de US$80 millones.

Al final reveló que podría retomarse en proyecto siempre que todos los elementos funcionen y tengan a la gente correcta en el momento oportuno.

Decía que no necesito comprometerme. ¿Cuántas veces en la vida no es necesario comprometerse? Sucede muy raramente, pero tenía el mundo, el mundo existía y no quería verlo hecho de una manera que no pensé que fuera la correcta. Puede suceder algún día, quién sabe, pero tendría que ser la combinación correcta de personas.

La actualización final: la declaración de Gore Verbinski de 2021

En 2021, con motivo del aniversario de Rango, habló en exclusiva con Collider y recordó que él fue honesto con los ejecutivos del estudio al decir que la adaptación debía sí o sí ser tener elementos que le otorgarían la clasificación R y que necesitaba un presupuesto masivo. Allí dijo que eso le sorprendió a todos y que la idea de invertir casi US$200 millones en esa película no tuvo mucha acogida. También mencionó que la adaptación de Watchmen había salido y que creyó que tal vez el mundo necesitaba películas para un público más amplio, tratando de buscarle una justificación a un posible fracaso.

No podías llevar eso a un punto. Hubo mucha difusión. Entonces, cuando la película se cerró, fue literalmente la conversación que tuve. La conversación brutalmente honesta que tuve diciendo, no compren los derechos, solo quiero que quede claro. Esta es una [película con clasificación R] de 200 millones de dólares. Ahora estábamos a punto de comenzar a filmar una película con clasificación R de $200 millones y se acobardaron. Creo que Watchmen había simplemente salido justo antes de eso o algo así. Entonces, hubo un poco de, estas películas deben ser PG-13. Si cuestan tanto, deben ser PG-13.

Continúa leyendo: Videojuegos que merecen convertirse en series de televisión