Anuncios

Based on a True Story: cómo es la nueva comedia de Kaley Cuoco en la que se parodia el furor por el true crime

Kaley Cuoco y Chris Messina en la comedia negra Based on a True Story
Kaley Cuoco y Chris Messina en la comedia negra Based on a True Story

Based on a True Story (Estados Unidos/2023) Creada por: Craig Rosenberg. Guion: Craig Rosenberg. Dirección: Jennifer Arnold, Francesca Gregorini, Anu Valia, Alex Buono. Elenco: Kaley Cuoco, Chris Messina, Tom Bateman, Priscilla Quintana, Liana Liberato, Natalia Dyer. Disponible en: Universal+. Nuestra opinión: buena.

Based on a True Story es, ante todo, la historia de un matrimonio. La comedia negra de Craig Rosenberg producida por Jason Bateman tiene en el centro de la narrativa a la pareja que conforman Ava (Kaley Cuoco, también productora de la ficción) y Nathan (Chris Messina), quienes, mientras esperan la llegada de su primer hijo, ven cómo su presente dista mucho del que habían proyectado tiempo atrás.

Ella es una agente de bienes raíces en una búsqueda permanente e infructuosa de un ascenso, y él dedica su tiempo libre a rever videos de su época dorada como tenista, una tarea con una dosis de autocastigo por lo que pudo ser y no fue. Tras haberse lastimado la rodilla, Nathan vio cómo su destino de estrella del deporte quedó trunco, y no puede eludir la tentación de mirar compulsivamente compilados de sus “mejores momentos” en la cancha. Su panorama empeora cuando le avisan que, en un club exclusivo de Los Ángeles, ya no será el profesor de tenis de los deportistas con potencial de consagración sino que tendrá que darles clases básicas a niños.

“¿Qué pasó con nosotros?”, le dice Ava una noche en la que la asalta la preocupación por lo que conlleva el inminente nacimiento de su hijo, a quien desea darle una vida mejor de la que ellos mismos tienen. La serie se planta en ese momento bisagra desde su primer episodio, y lo hace abordando a esos protagonistas con una cuota de patetismo propia del humor negro que se maneja con solvencia en general, y en algunos tramos de manera caprichosa.

El deus ex machina de la comedia es un problema que tienen Ava y Nathan en su casa con los caños, situación que los desborda inicialmente, hasta que encuentran en ese hecho una oportunidad para salir del estancamiento en el que se hallan cuando contratan a Matt (Tom Bateman, excelente), un plomero con el que forjan rápidamente una amistad. En este punto, el as bajo la manga que tiene la ficción no se resguarda por demasiado tiempo. Ava, una ávida consumidora de documentales y podcast basados en crímenes reales ( los denominados “true crime” ), empieza a atar cabos cuando Matt, ese hombre al que le abrió las puertas de su casa, presenta rasgos similares a los de un asesino serial que está en el centro de las noticias.

Al comentárselo a Nathan, el matrimonio se enfrenta a su primera disyuntiva: difundir la información recabada a la policía o bien grabar un podcast con Matt en el que este detalle sus brutales crímenes para poder vender el material a varias plataformas y así torcer su calidad de vida. La serie es consciente de lo ridículo de su premisa y le suma a ese punto de partida un gancho más atractivo cuando la pareja le prohíbe a Matt volver a matar en el lapso en el que graben el prometedor podcast que contará con la palabra del perpetrador, toda una novedad que Ava está dispuesta a capitalizar.

Based on a True Story llega este martes a Universal+
Based on a True Story llega este martes a Universal+

El trío protagónico es efectivo, sobre todo cuando se especializan en los pormenores del furor por el true crime (arista ya explorada, aunque con otro tono, en la gran Only Murders in the Building), asistiendo a convenciones, consumiendo libros sobre el tema, y adentrándose en cómo se mueve esa maquinaria que, en muchas ocasiones, explota a las víctimas sin reparos. El guion del propio Rosenberg sale airoso cuando pone el foco en ese interesante punto: hasta dónde las producciones sobre crímenes reales son mesuradas y puntillosas en su approach, y hasta dónde un negocio que descuida el material de base con el fin de seguir lanzando más historias desconocidas al mercado. Por otro lado, la comedia de enredos que comandan Ava, Nathan y Matt funciona solo cuando la atención no se desvía a figuras secundarias unidimensionales , como un matrimonio amigo de la pareja que se introduce en la historia de manera forzada para que la serie pueda tener un plot twist completamente innecesario.

Tom Bateman en la serie Based on a True Story
Tom Bateman en la serie Based on a True Story

Asimismo, hay un exceso de viñetas oníricas gratuitas que no hacen más que restarles tiempo a secuencias más inspiradas, como cuando el asesino y sus interlocutores buscan la manera de que su podcast sea reproducido masivamente. Based on a True Story, que ya fue renovada para una segunda temporada, ratifica el talento de Cuoco para la comedia y sus matices, y aquí conforma una aceitada dupla con Messina. De todos modos, es Bateman quien carga el peso de llevar el humor negro a buen puerto y, para ello, se inclina hacia el grotesco como ya había hecho con su personaje de Venganza (el thriller que coprotagonizó con Liam Neeson), pero también le aporta a Matt el carisma necesario para que sus acciones (y confesiones) no distancien al espectador.

Based on a True Story estrena este martes por Universal+ su primer episodio y se sumará uno nuevo cada martes a las 22.30.