Anuncios

Camila Alves contó cómo la madre de Matthew McConaughey le hizo la vida imposible al comienzo de la relación

Matthew McConaughey reveló las razones que lo mantuvieron alejado de su madre durante casi una década
Matthew McConaughey reveló las razones que lo mantuvieron alejado de su madre durante casi una década

Cuando Matthew McConaughey se puso de novio con Camila Alves, su madre, Mary McCabe, no fue la mujer más feliz. Lejos de aceptar fácilmente a su nueva nuera, la progenitora de la estrella de Hollywood la puso a prueba haciéndole pasar varios momentos incómodos.

“Hizo muchas cosas cuando entré en escena por primera vez, me estaba poniendo a prueba ”, recordó Alves en el último episodio de su podcast, Southern Living’s Biscuits & Jam. “Cuando digo ponerme a prueba, lo digo de verdad”, añadió antes de contar algunas de las situaciones que vivió.

“ Me llamaba por los nombres de todas las exnovias de Matthew, empezaba a hablar español conmigo de una forma muy entrecortada, como menospreciándome un poco. Hacía todo tipo de cosas”, añadió la modelo brasileña.

Matthew McConaughey junto a Camila Alves, sus hijos y su madre
Matthew McConaughey junto a Camila Alves, sus hijos y su madre - Créditos: @The Grosby Group

Durante la charla, Alves reveló que finalmente se ganó a la madre del protagonista de Cómo perder a un hombre en 10 días después de invitarla a un viaje de trabajo a Turquía. “Durante todo el trayecto hasta Estambul, me estuvo contando historias y me metió cosas malas en la cabeza”, contó la modelo. Con el correr de los días, la ahora esposa de la estrella de Hollywood se dio cuenta de que su suegra estaba “llena de bosta”.

“Así que me di vuelta y saqué mi lado brasileño, latino y picante, y le di duro yo a ella”, recordó sobre el momento que causó un quiebre en la relación. “Volví a ella de esa manera una y otra vez hasta que al final me miró y me dijo: ‘Ok, ya estás adentro’”. Según Alves, lo que McCabe quería era que “contraatacara”.

“ Y desde ese día, desde esa noche, tenemos una relación increíble, y la respeto mucho. Ella también me respeta mucho a mí”, expresó. Si bien reconoció que la relación puede volverse “complicada” a veces, recalcó que ambas siempre lo solucionan con una “buena carcajada y una broma”.

McConaughey estuvo ocho años distanciado de su madre , entre finales de los 90 y el comienzo del nuevo milenio. Cuando el actor alcanzó la fama, se sorprendió y desilusionó al descubrir que su madre exponía su vida privada y llegó a permitir la entrada de cámaras de programas de chimentos en su casa. Luego de que el actor viera en la televisión cómo su mamá mostraba a las cámaras el dormitorio de su infancia y compartía públicamente historias familiares privadas, ambos tuvieron una fuerte discusión.

“ No pude hablar con ella como mi madre durante unos ocho años . Hubo momentos en los que no compartía cosas con ella porque también estaba encontrando mi propio equilibrio. Yo pensaba: ‘Mirá, mamá, las bocas sueltas hundirán barcos. Hay mucha gente a la que le gustaría saber estas cosas y no es de su incumbencia’”.

Alves y McConaughey se conocieron en un boliche de Los Ángeles. “Éramos un grupo de hombres solteros pasando un buen momento”, le contó a la revista People hace unos años. Matthew estaba haciendo margaritas en su mesa cuando a lo lejos vio a la modelo brasileña. “Me pregunté quién era e inmediatamente comencé a tratar de llamar su atención desde mi lugar. A los pocos segundos supe que tenía que cruzar la pista e ir a buscarla”, aseguró.

El único problema de la noche era el idioma, ya que ella hablaba solo portugués. Sin embargo, el actor aseguró que esa noche logró entenderle todo. “El poco español que sé ayudó mucho”, admitió. “La secuestré durante nuestra primera cita”, contaba entre risas en una entrevista con Howard Stern, explicando que como ella estaba sin auto, él terminó invitándola a seguir la velada en su hogar. Cuando la modelo quiso llamar un taxi para irse, el actor le ofreció la habitación de huéspedes para que pasara la noche. “Intenté meterme allí dos veces, pero me sacaron, y eso fue lo que hizo que terminara de enloquecerme”, detalló luego.

Después de unos meses de noviazgo, Matthew y Camila decidieron irse a vivir juntos y seis años después del primer encuentro pasaron por el altar y se casaron. Hoy, disfrutan de una tranquila vida familiar junto a sus tres hijos: Levi, de 15 años, Vida, de 13, y Livingston, de 10.