Anuncios

El Chino Darín, muy crítico con el gobierno de Javier Milei: “Yo no le estoy quitando el pan de la boca a nadie”

El Chino Darín, una las principales figuras que llega este mes a Netflix con una nueva propuesta, habló de la realidad argentina y apuntó contra Milei
El Chino Darín, una las principales figuras que llega este mes a Netflix con una nueva propuesta, habló de la realidad argentina y apuntó contra Milei

El Chino Darín se sumó a la lista de artistas que expresó su postura en relación con el gobierno de Javier Milei y, en una entrevista con un medio español, compartió su punto de vista sobre las políticas del presidente argentino y los constantes ataques del mandatario a distintas personalidades del ambiente. “El gobierno de Milei está atacando el mundo de la cultura como si fuéramos parásitos del Estado y le estuviéramos quitando la comida a la gente que se muere de hambre”, señaló. Además, aseguró que el libertario “hasta ahora no ha hecho nada de lo que dijo en campaña”.

Desde España, donde vive parte del año por trabajo y por amor -está en pareja con la exitosa actriz catalana Úrsula Corberó- Darín decidió hablar de la realidad argentina en una nota de tapa que le brindó a la revista GQ. Elegido por el medio como personaje “Change is Good”, una iniciativa global de la publicación que elige estrellas del momento a las que considera, además, referentes de cambio, el protagonista de la serie de Netflix Mano de Hierro no se guardó nada.

Consultado por el ascenso al poder de Milei, el actor y productor, de 35 años, no dudó a la hora de responder. “Creo que todos estamos preocupados. Bueno, no todos. Lo que ha sucedido es que ha asumido el poder un tipo de un color político que no se había visto en la Argentina en mucho tiempo, con una especie de anarcoliberalismo y populismo de derechas que no comparto”, explicó. De inmediato, el actor hizo referencia a la reacción del mandatario con algunas figuras del espectáculo, como Lali Espósito o María Becerra, y las consecuencias que esa actitud generó en sus seguidores.

“De repente han empezado a atacar a todo el mundo de la cultura como si fuésemos unos parásitos de las arcas del Estado y le estuviéramos quitando la comida a la gente que se muere del hambre. Los seguidores del gobierno de Milei, tan enfatizados, creen que los niños del norte llevan muriéndose de hambre 20 años porque los actores estamos haciendo cine y teatro”, describió. “Yo no le estoy quitando el pan de la boca a nadie. La cultura es un sistema superavitario en la Argentina. Podemos discutir si un modelo como el de los Estados Unidos es el mejor, pero allí, aunque el Estado no ponga ni un centavo, hay otro tipo de incentivos”, analizó.

El Chino Darín posando junto a su novia, Úrsula Corberó, durante la ceremonia de entrega de premios Fotogramas de Plata 2023 que se realizaron el pasado febrero en Madrid
El Chino Darín posando junto a su novia, Úrsula Corberó, durante la ceremonia de entrega de premios Fotogramas de Plata 2023 que se realizaron el pasado febrero en Madrid

“Yo no voté a Milei y no juzgo su ideología, pero sí el devenir de los acontecimientos”, aclaró el actor y buscó un ejemplo para sostener su postura. “Prometió bajar los impuestos y otras cuestiones con las que podría estar de acuerdo para un país como Argentina, con la situación de la que veníamos, y hasta ahora no ha hecho nada de lo que dijo en campaña”, expresó.

Por último, Darín se mostró particularmente preocupado por las consecuencias que puede generar la manera en la que se expresa Milei. “Lo que más me asusta son las formas y lo que despiertan. Puedes estar de acuerdo, pero si tu discurso es ‘matemos a los que piensan distinto’, a mí ya no me tienes. Es como ‘Plata o mierda, estás conmigo o estás contra mí’. Eso es discurso del odio, aunque no esté encorsetado en cuestiones como, por ejemplo, el racismo. Es una cuestión ideológica. Somos países con historia y es peligroso prender esa mecha”, concluyó.

Entre Buenos Aires y España

Darín divide sus días entre España y la Argentina
Darín divide sus días entre España y la Argentina - Créditos: @Instagram.com/chinodarin

Desde hace un tiempo, Darín divide sus días entre la Argentina y España. Motivos no le faltan: amor, trabajo y la posibilidad real de poder ir y venir. “Estoy siempre entre Buenos Aires y Madrid, y aunque es una suerte poder trabajar y vivir tanto de un lado como del otro, tiene un costo energético y emocional”, se sinceró.

Sin eufemismos, el actor fue claro en relación con los pro y los contra de su realidad. “Los viajes son duros, son caros, está el desarraigo de tu casa, tus amigos, tus círculos se resienten cuando estás lejos... Poco a poco vas generando nuevas relaciones y circuitos en los lugares donde vas pasando más tiempo”, contó. Sin embargo, aclaró que su corazón sigue estando en las calles porteñas. “ Me sigo sintiendo de Buenos Aires, y no creo que eso vaya a cambiar nunca porque además pretendo tener siempre mi casa allí. No soy uno de esos exiliados que cerraron con llave y se fueron para no volver. Te das cuenta de ello cuando estás siempre yendo y viniendo. Yo siento que voy a España y vuelvo a Buenos Aires. Es bastante descriptivo”, cerró.