Anuncios

Chris Rock y otros grandes talentos de la comedia rechazan ofrecimiento para ser anfitriones en los Globo de Oro

(CNN) -- Barbie y Ken probablemente subirán al escenario de los Globo de Oro el próximo mes, pero a los organizadores del espectáculo les ha resultado difícil encontrar a alguien con el "kentusiasmo" para presentar el evento.

Con el anuncio de las nominaciones a los Globo de Oro el lunes por la mañana, todavía se busca al presentador, según se enteró CNN. El dos veces presentador de los Oscar, Chris Rock, se encuentra entre los que rechazaron ofertas para presentar la ceremonia del 7 de enero, dijo a CNN una fuente con conocimiento de las conversaciones, al igual que al menos otros cuatro actores cómicos de primer nivel.

Un representante de Rock declinó hacer comentarios.

Rock, a quien también se le pidió que fuera el anfitrión de los Globo de Oro anteriores, asistió por última vez a una entrega de premios importante en 2022, cuando Will Smith lo abofeteó en los Oscar por contar un chiste que hacía referencia a la batalla de Jada Pinkett Smith contra la alopecia. Rock probablemente será nominado en la próxima ceremonia en la nueva categoría de mejor interpretación de stand-up comedy en televisión por su especial de Netflix, “Chris Rock: Selective Outrage”.

Otros que han rechazado

Otra posible nominada por su actuación en la serie de Netflix “Beef”, Ali Wong, también fue contactada para presentar la ceremonia, dijo a CNN una fuente con conocimiento del asunto. Como informó Puck por primera vez, Wong rechazó el trabajo, dijo la fuente.

Ali Wong fotografiada en noviembre, fue contactada para ser presentadora de los Globo de Oro en enero.
Crédito: Dia Dipasupil/WireImage/Getty Images

Un representante de Wong declinó hacer comentarios.

Will Arnett, Sean Hayes y Jason Bateman, copresentadores del podcast “SmartLess”, rechazaron una oferta conjunta para presentar los premios, dijeron a CNN dos fuentes al tanto del acuerdo.

Un representante de “SmartLess” declinó hacer comentarios.

Si el trío hubiera dicho que sí, habría sido la primera vez que los Globo hubieran tenido tres presentadores desde que Louis Gossett Jr., Leslie Nielsen y Jane Seymour codirigieron el espectáculo en 1993. La mayoría de las 81 ceremonias han finalizado sin anfitrión, pero los Globo parecen generar más conversaciones cuando tienen uno... o dos.

Hay pocas esperanzas de que Amy Poehler y Tina Fey, copresentadoras de los Globo cuatro veces con gran éxito de crítica, regresen. Las dos habían prometido previamente que habían terminado con el acto.

Aparentemente lo decían en serio.

Amy Poehler y Tina Fey han sido coanfitrionas de cuatro ceremonias de los Globo de Oro. Getty Images

“Nunca lo volverían a hacer”, dijo a CNN esta semana una fuente cercana a Poehler y Fey. "Ya terminaron".

Un portavoz de los Globo de Oro declinó hacer comentarios, pero una fuente familiarizada con la búsqueda dijo que hay "tres conversaciones muy serias" con posibles anfitriones.

Este año, los Globo se trasladan a una nueva sede de transmisión en CBS. Un resultado posible es, por supuesto, que CBS elija a una de sus propias estrellas para el papel durante tres horas de promoción gratuita. Es un enfoque que NBC adoptó varias veces como sede de transmisión anterior de los Globo, eligiendo a talentos cómicos de la cadena como Jimmy Fallon, Seth Meyers y Andy Samberg como presentadores del evento. En ABC, la estrella de la cadena Jimmy Kimmel volverá a presentar los Oscar en marzo por cuarta vez.

El talento que rechaza el trabajo de presentar una importante entrega de premios no es inusual y ciertamente no es exclusivo de los Globo. Para un comediante prometedor, este acto puede ser la oportunidad de su vida, pero para un veterano experimentado, con toda la preparación y la retroalimentación inmediata (a menudo negativa), no vale la pena exprimir el jugo.

"Es un trabajo ingrato", dijo a CNN un publicista de celebridades.

“No vale la pena”, dijo otro importante publicista sobre la presentación de entregas de premios. “Hay mucha política. No es fácil y ya no es divertido”.

Un cambio de imagen de Hollywood

Si bien el anfitrión de los Globo a semanas de distancia sigue en duda, el salón de baile del Beverly Hilton podría presentar apariciones de los probables nominados Leonardo DiCaprio, Robert DeNiro, Martin Scorsese, Margot Robbie, Ryan Gosling, Meryl Streep, Selena Gomez, Emma Stone, Natalie Portman, Jennifer Aniston y Quinta Brunson. Los Globo de Oro servirán como inicio de una temporada repleta de premios en la que la industria del entretenimiento pretende devolver el brillo, el glamour y la celebración a Hollywood después de que las dobles huelgas paralizaran la mayoría de las producciones durante gran parte de 2023.

Los Globos de Oro pasarán de NBC a CBS este año después de la reforma de la organización detrás del evento. CNN

Los Globo de Oro también siguen trabajando para superar un escándalo que surgió en 2021, cuando Los Angeles Times documentó la falta de miembros de raza negra dentro de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA, en inglés), que entregó los premios, y posibles transgresiones éticas relacionadas con la enorme influencia de sus entonces lista de 87 periodistas internacionales.

Un grupo de publicistas pidió a la HFPA que implementara “un cambio profundo y duradero” por su “práctica generalizada de comportamiento discriminatorio, falta de profesionalismo, falta de ética y presunta corrupción financiera”. También aconsejaron a su talento que boicotearan el evento y NBC se negó a transmitir el evento en 2022.

Desde entonces, la HFPA se disolvió y los Globo de Oro tienen nuevos propietarios: Dick Clark Productions y Eldridge Industries adquirieron el programa. Los cambios han acallado los llamados a protestas esta vez, según varios publicistas de Hollywood que hablaron con CNN y dijeron que sus clientes famosos están emocionados de asistir a los Globo el próximo mes.

El hecho es que la ceremonia de enero pasado en NBC (presentada por Jerrod Carmichael) sufrió el segundo rating más bajo de todos los tiempos con 6,3 millones de espectadores totales, una caída del 26% con respecto a los Globos anteriores que fueron transmitidos por televisión. Al evento probablemente le vendría bien la ayuda de un anfitrión de renombre para mejorar eso... si los organizadores pueden encontrar uno.