¿Tienes comezón en la zona íntima? Se llama prurito genital y no necesariamente se debe a una infección

·5  min de lectura

Es una sensación incómoda. Aparece de pronto, a veces puede ser temporal y aparentemente inexplicable, mientras que otras veces reaparece, insiste, y solo se alivia rascándonos. Sí, las mujeres también se rascan la zona íntima y es realmente incómodo.

Se llama prurito genital y no necesariamente responde a una infección. Además de esto, puede deberse a sequedad en la piel, alergias o a una infección, entre otras causas.

Las doctoras Sofía Herrera y Klara Senior, ginecólogas y fundadoras de Tu Salud Íntima, plataforma dedicada a proveer educación, productos y servicios para el cuidado de la salud femenina, especifican que el prurito puede aparecer en el área vulvar y en el área vaginal.

El prurito vaginal responde la mayoría de las veces a sequedad o infecciones vaginales, sean por hongos o bacterias. (Getty Creative)
El prurito vaginal responde la mayoría de las veces a sequedad o infecciones vaginales, sean por hongos o bacterias. (Getty Creative)

"Vale la pena recordar que vulva se refiere a la zona externa y vagina es adentro. En la zona vulvar se puede presentar picazón aislada sin ningún otro síntoma. La mayoría de las veces puede deberse a sequedad de la piel de la vulva, y también a reacciones alérgicas a productos cosméticos de aseo, limpiadores, desodorantes, o a productos menstruales como toallas interdiarias o toallas menstruales. También puede haber alergia a detergentes de la ropa interior, a suavizantes, al látex, en el caso de uso de condones", dice Herrera y agrega que también hay causas menos frecuentes del prurito en la zona vulvar.

"El prurito pueden deberse a dermatitis atópicas, al liquen atrófico que se puede presentar en la menopausia generalmente, o el crónico que es una enfermedad de la piel cuya causa no está definida. Otra causa poco común es el cáncer de la piel de la vulva".

El área interna también puede sufrir

El prurito vaginal responde la mayoría de las veces a sequedad o infecciones vaginales, sean por hongos o bacterias. En este segundo caso, según el Manual Merck, algunas de estas infecciones son vaginosis bacteriana, candidiasis y tricomoniasis, y son diagnosticadas por el médico, quien además recetará el tratamiento adecuado.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

"Si el prurito o picor se acompaña de cambios importantes en la piel, es decir, que se vea enrojecida, inflamada, con áreas muy blancas o engrosada; o cuando se acompaña de cambios en el flujo vaginal, es importante consultar al médico porque puede estar ante una infección”, explica Herrera.

Los cambios en el flujo consisten en aumento de volumen, y cambios en su color, olor y textura. Por ejemplo, un flujo que normalmente es blancuzco, se vuelve muy amarillo constantemente, o se vuelve muy espeso como leche cortada o cambia el olor suavemente ácido por un olor parecido a carne pescado descompuestos, es signo de alerta”.

Por otra parte, dentro de las causas no tan frecuentes del prurito en el área vaginal están la alergia al látex o la alergia al propio semen de la pareja. También están las alergias a algunos lubricantes, sobre todo los que tienen saborizantes o fragancias, así como también los que tienen silicón o glicerina.

En el caso del prurito vaginal por sequedad las expertas destacan que la principal característica es que aparece solo picor tanto en la parte externa como interna y se acompaña de dolor en las relaciones sexuales. “Esto puede ocurrir por diferentes causas: cuando la mujer está hormonalmente estable, el prurito por sequedad puede ocurrir por exceso de higiene y esta se hace con productos fuertes que contienen jabones o detergentes”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Este tipo de productos así como el jabón corriente pueden ser irritantes y barren el manto de grasa natural de la piel, que es lo que la mantiene hidratada, con lo cual aparece el prurito. Pero también puede aparecer cuando nuestras hormonas se alteran y nuestros niveles de estrógenos y progesterona están más bajos de lo usual.

“Esto puede pasar en diferentes situaciones de la vida, de hecho, la menopausia es la causa más común y normal de la sequedad vulvar y vaginal. Pero también puede suceder que haya una alteración hormonal por anticonceptivos de implante, inyecciones o parches, algunos dispositivos intrauterinos que tienen hormonas, o incluso algunas píldoras, todo esto podría ocasionar sequedad en la piel y en la vagina”.

Qué hacer

Si se ha descartado una infección porque no aparecen los síntomas anteriormente mencionados, es necesario revisar los hábitos de higiene. Más limpieza, más jabón y más frecuencia de lavado no necesariamente es sinónimo de salud. Lo correcto es llevar a cabo la limpieza adecuada sin exagerar.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

“Si estamos hablando de prurito a causa de sequedad, en primer lugar la mujer debe tener buenos hábitos de aseo. Hay que limpiar solamente la parte externa de los genitales una vez al día o máximo dos, con agua y un producto que no tenga detergente, específico para piel sensible, que no contenga fragancias ni silicón ni parabenos y si tiene ácido hialurónico mucho mejor porque hidrata la piel. En segundo lugar, después del aseo diario, es recomendable hidratar la piel de la vulva. Para esto existen productos en gel diseñados en base agua, sin silicon ni glicerina ni parabenos ni fragancia y, en este caso, también es recomendable el ácido hialurónico”.

Así como cuidamos nuestro rostro, nos preocupamos por hidratarlo y aplicarle productos para que se sienta y luzca mejor, debemos cuidar nuestra zona íntima. Herrera admite no cansarse de repetir frecuentemente que la mujer debe entender la importancia de no lavar su zona íntima por dentro, sino solamente por fuera, de forma delicada y con los productos adecuados en poca cantidad. “Cambiando este simple hábito, e hidratando la piel, el prurito causado por sequedad desaparece”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: La gigantesca escultura de la vulva de una mujer que desató polémica en Brasil

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.