Los corgis de la reina Isabel la despiden en las escaleras del Castillo de Windsor

·1  min de lectura
Reina Isabel II credit:Bang Showbiz
Reina Isabel II credit:Bang Showbiz

Las dos mascotas de la fallecida reina Isabel, cuidadas por dos ayudantes, recibieron la visita del príncipe Andrés, a su llegada al Castillo de Windsor, antes de la ceremonia de la tarde de este lunes en la que se bajó el féretro de la monarca a la bóveda de la Capilla de San Jorge.

Muick y Sandy, que fueron confiados al duque de York tras la muerte de la reina el pasado jueves 8, fueron vistos en las escaleras del Castillo de Windsor, tomados por dos ayudantes, donde se dice que despidieron a la monarca.

Los perros fueron un regalo del príncipe Andrés y sus hijas, la princesa Beatriz y la princesa Eugenia, para ayudarla a sobrellevar la muerte del príncipe Felipe del año pasado.

Los dos últimos corgis de la monarca, escoltados por los ayudantes reales que los paseaban con correa, se pudieron ver tranquilamente en un lateral del castillo de Windsor.

Por un momento, el príncipe Andrés fue captado hablando con los ayudantes y dando a los corgis unas palmadas en la cabeza, antes de volver a los eventos solemnes.

La BBC ha confirmado que Andrés y su ex esposa, Sarah Ferguson, cuidarán de los perritos en Royal Lodge, en Windsor, donde viven juntos.

La reina regresó a Windsor -y se reunirá para la eternidad con su esposo, el Príncipe Felipe- y fue recibida con una alfombra de flores mientras los dolientes llegaban a la Capilla de San Jorge para el servicio de entierro.