Anuncios

¿Cuánto más nos afectará el calentamiento global?, la pregunta que busca responder el autor que se anticipó una década a la pandemia

Sienna Miller, una de las víctimas del calentamiento global tal como lo muestra la nueva serie de Apple TV+
Sienna Miller, una de las víctimas del calentamiento global tal como lo muestra la nueva serie de Apple TV+ - Créditos: @Zach Dilgard

Extrapolations (Estados Unidos/2023). Creador y autor: Scott Z. Burns. Fotografía: Zack Galler, Matthew Jensen, Eigil Bryld. Música: Jason Hill, Dan Romer. Edición: Greg O’Bryant, Tim Streeto, Steph Zenee Perez, Hye Mee Na. Elenco: Sienna Miller, Daveed Diggs, Meryl Streep, Edward Norton, Marion Cotillard, Diane Lane, Eiza Gonzalez, Kit Harington, Mia Maestro. Disponible en Apple TV+. Nuestra opinión: Muy buena.

Extrapolaciones
Extrapolaciones

Además de funcionar como objeto de análisis de una comunidad científica cada vez más preocupada, el cambio climático puede convertirse en el villano perfecto de algunas ficciones audiovisuales interesadas en dibujar posibles futuros para nuestro planeta y quienes lo habitan.

Las llamadas de alerta sobre el aumento de la temperatura son asunto cotidiano del presente. Scott Z. Burns toma nota de ellas y convierte algunos de los potenciales efectos del calentamiento global advertidos por los expertos en la temible realidad expuesta en la flamante serie Extrapolations.

La suya es una distopía bastante cercana que unos cuantos hombres de ciencia podrían avalar sin problemas, por más que su narrativa se mueva en el terreno de la fantasía. Sobre todo porque Burns llega a este proyecto después de haber anticipado algunos de los estragos de la pandemia en Contagio, la película de Danny Boyle que escribió una década antes de la aparición del Covid-19.

Meryl Streep en uno de los episodios de Extrapolations
Meryl Streep en uno de los episodios de Extrapolations - Créditos: @Zach Dilgard

Y porque al mismo tiempo es reconocido como uno de los más hábiles creadores de historias muy convincentes sobre conspiraciones políticas que consiguen engañar a las instituciones y dejar un tendal de víctimas inocentes. Burns es el autor de la muy seria y lograda Reporte clasificado, película de 2019 que también dirigió sobre la investigación que llevaron adelante algunos senadores estadounidenses para comprobar que hubo torturas y toda clase de abusos tras los ataques terroristas de 2001, además de una voluntad sistemática por ocultarlos. Y también escribió el guión de La lavandería, la satírica (y mucho menos atractiva) visión del cine sobre el caso de los Panamá Papers.

En el caso de Extrapolations, Burns no se permite espacio alguno para la ironía, más allá de algún apunte más o menos risueño en el episodio inicial sobre los sueños de un inversor inmobiliario en la geografía sin hielos, glaciares y temperaturas extremas que presenta el Ártico en 2037. Con lucidez, Burns no nos muestra un futuro demasiado distinto de la actualidad en cuanto a modas, decoración de interiores o arquitectura urbana.

Para evitar los riesgos de aceleración en los que cayó, por ejemplo, Blade Runner, nos dice que el tiempo que nos espera en las próximas décadas contará como grandes novedades con la posibilidad de viajar en helicópteros guiados de manera autónoma y el uso de algunos gadgets que mejoran todavía más cierta tecnología de empleo cotidiano, como la que se usa en los celulares. También proyecta una mirada omnipresente para las redes sociales. Una de ellas, Alpha, parece ser dueña absoluta de cierto tipo de relaciones e interacciones sociales.

Kit Harington, de Game of Thrones a esta serie sobre los peligros del calentamiento global
Kit Harington, de Game of Thrones a esta serie sobre los peligros del calentamiento global - Créditos: @Zach Dilgard

La serie también toma distancia de ciertos planteos maniqueos sobre el futuro bastante comunes en el cine de ciencia ficción con ánimo distópico. Aquí hay poderosos empresarios, grandes corporaciones y políticos venales siempre dispuestos a aprovechar a su favor las ventajas del calentamiento global, a sabiendas de que sus conductas podrían dañar al planeta de manera irremediable. Pero a la vez sugiere que desde la misma ciencia es posible encontrar soluciones y hasta complicar todavía más las cosas, porque siempre hay personas dispuestas a aplicar soluciones extremas sin medir las consecuencias.

Todo este escenario resulta muy propicio para que Burns nos muestre primero los inquietantes efectos que el calentamiento global es capaz de provocar desde un margen de certidumbre difícil de cuestionar: hambrunas, catástrofes humanitarias, desplazamientos poblacionales, inundaciones, enfermedades nuevas o viejas provocadas por el calor extremo. Y sobre todo el impacto que todos estos cambios tienen a escala humana, la que mejor funciona en cualquier mecanismo narrativo más o menos clásico en la pantalla estadounidense.

Con mucha habilidad, Burns consigue darle un perfil autónomo a cada episodio. Pero a la vez se las ingenia para encontrar puntos de contacto y continuidad entre ellos a través de algunos personajes que aparecen más de una vez o recuperan historias previas en nuevos contextos. De esa manera construye algunas historias muy atractivas, como la de una bióloga (la excelente Sienna Miller) con especial sensibilidad para capturar muestras de la vida pasada mientras lucha contra los problemas de salud de su hijo, que necesita protección extrema en lugares donde el calor extremo ya es parte de la vida cotidiana. O la de un joven rabino surgido de una familia interracial (Daveen Diggs), atrapado entre los mandatos familiares, el compromiso por el medio ambiente y su lugar como responsable espiritual de una comunidad entera.

Se le podría cuestionar a Burns cierta frialdad en la descripción de algunas situaciones (presentar la realidad como si estuviéramos en un gigantesco laboratorio es un hábito muy frecuente en este tipo de retratos futuristas) o la presentación de un mundo demasiado prolijo para una realidad tan devastada, tal como la propia serie lo afirma, por hambrunas, olas de refugiados y actividades enteras de la economía real completamente destruidas. Pero Extrapolations nos entrega sobre todo preguntas muy pertinentes, llenas de inquietud y sobre todo muy fundadas sobre lo que nos espera en las próximas décadas. Y las propone desde una impecable factura técnica y artística, más el aporte de un amplio elenco, talentoso y comprometido, que incluye desde estrellas como Meryl Streep, Edward Norton, Marion Cotillard y Diane Lane hasta nuestra compatriota Mia Maestro.