Anuncios

Cuatro Palmas de Oro aspirarán de nuevo a premio en el 75 Festival de Cannes

París, 14 abr (EFE).- El Festival de Cannes está de aniversario y en su 75 edición ha convocado a grandes nombres de la cinematografía en su competición. Cuatro de ellos, Hirokazu Kore-eda, Cristian Mungiu, Ruben Östlund y los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne, distinguidos ya con la Palma de Oro, aspiran de nuevo a premio.

El japonés Kore-eda, galardonado en 2018 por "Un asunto de familia", entra en liza con "Broker"; los Dardenne, ensalzados en 1999 con "Rosetta" y en 2005 con "L'enfant", lo hacen con "Tori and Lokita", y el sueco Östlund, que en 2017 sorprendió con "The Square", vuelve a la Croisette con "Triangle of sadness".

Completa el grupo el rumano Mungiu, que en 2007 encabezó el palmarés con "4 meses, 3 semanas, 2 días" y este año intenta revalidar el máximo título con "RMN", sobre los efectos de las políticas europeas en Transilvania, según detalló este jueves el delegado general del certamen, Thierry Frémaux, al anunciar la programación de una edición que se celebrará del 17 al 28 de mayo.

Los organizadores hicieron su criba entre 2.200 películas e incluyeron en la competición a los franceses Arnaud Desplechin con "Frère et soeur", Claire Denis con "Stars at noon", rodada en Centroamérica, y Valeria Bruni Tedeschi con "Les amandiers".

El canadiense David Cronenberg, un habitual de Cannes y premio especial del jurado en 1996 con "Crash", regresa con "Crimes of the Future", una cinta que augura una de las alfombras rojas más codiciadas, con Kristen Stewart, Léa Seydoux y Viggo Mortensen entre sus protagonistas.

Igualmente esperada será la proyección de "Armageddon Time", del estadounidense James Gray, con Anne Hathaway y Anthony Hopkins, dentro de una competición que dio a conocer 18 títulos, ninguno de ellos español o latinoamericano, pero que será ampliado en los próximos días.

VUELTA A LA NORMALIDAD

Será una edición en la que, según Frémaux, se puede considerar que se vuelve de lleno a la normalidad tras la pandemia: en 2020 se anuló su celebración física debido a las restricciones sanitarias y en 2021 tuvo lugar en julio.

La competición oficial no es la única que da cabida a cineastas destacados. Ya se sabía que sin aspirar a premio llegarían el biopic "Elvis", de Baz Luhrmann, y la secuela de "Top Gun", "Top Gun: Maverick", de Joseph Kosinski, con un Tom Cruise que recibirá un "gran homenaje" por "la calidad de su compromiso con el cine", en palabras de Frémaux.

Este jueves se incluyeron, entre otros, el australiano George Miller con "Three Thousand Years of Longing", y la actualidad entra de lleno en el festival con "Novembre", del francés Cédric Jimenez, sobre la investigación de los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París, cuyo juicio tiene lugar actualmente.

No es el único guiño al actual contexto geopolítico, en plena guerra en Ucrania.

El ucraniano Maksim Nakonechnyi presentará en la sección Una Cierta Mirada, la segunda en importancia, su ópera prima, "Butterfly Vision", rodada hace solo unos meses en el Donbás, y el documentalista más importante de la historia reciente de ese país, Sergei Loznitsa, proyectará en las sesiones especiales "The Natural History of Destruction", la continuación de "Babi Yar. Context", estrenada el año pasado en Cannes.

El festival había vetado a las delegaciones oficiales rusas alineándose con las sanciones impuestas por la comunidad internacional, pero ha abierto sus puertas a Kirill Serebrennikov, que abandonó su país y compite con un filme sobre la mujer de Tchaikovski.

Ethan Cohen con "Jerry Lee Lewis: Trouble in Mind" en las sesiones especiales, Brett Morgen en las de medianoche con "Moonage Daydream", donde habla de hasta qué punto el David Bowie estaba interesado en el cine y fue pionero en sus videoclips, o Marco Bellocchi en Cannes Première con "Esterno Notte" dan igualmente peso a este 75 Cannes.

El certamen será inaugurado por el francés Michel Hazanavicius con "Z (comme Z)", con Romain Duris y Bérénice Bejo, y por el momento tiene solo un título hispano: "Domingo y la niebla", segundo filme del costarricense Ariel Escalante, seleccionado en Una Cierta Mirada.

"Es muy prometedor. Veremos si tenemos a una gran firma del futuro", dijo de él y de su director Frémaux, para quien si hubiera que elegir un hilo conductor a la selección de este año, que es en sí "un viaje a través del mundo", sería "el amor".

Marta Garde

(c) Agencia EFE