Anuncios

El calvario que vivió Apio Quijano en los peores años de su vida por ser "muy femenino"

MEXICO CITY, MEXICO - JUNE 08: Héctor 'Apio' Quijano performs on stage during a press conference at Pepsi Center WTC on June 8, 2021 in Mexico City, Mexico. (Photo by Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images)
MEXICO CITY, MEXICO - JUNE 08: Héctor 'Apio' Quijano performs on stage during a press conference at Pepsi Center WTC on June 8, 2021 in Mexico City, Mexico. (Photo by Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images)

A André 'Apio' Quijano le ha costado aprender a defenderse de la vida. Con 46 años, 7 exitosos discos al lado de Kabah, innumerables presentaciones como parte del 90's Pop Tour, cientos de rumores relacionados con su vida privada, una envidiable participación en 'La Casa de los Famosos México', y su creciente carrera como terapeuta, sanador áurico y maestro de psiquismo, ‘Apio’ ha estado enfocado en evolucionar.

El cantante luce sonriente, se muestra entusiasmado y se expresa con afecto. Ha crecido y madurado, como él mismo ha dicho. Han pasado más de tres décadas desde que vivió los peores años de su vida. Las palabras le sobran para definir su niñez: "complicada", "espantosa", "apestada". Está claro que no guarda buenos recuerdos de sus primeros años de vida.

Pocos hubieran imaginado que el jovencito de ojos verdes y pelo rizado que cantaba ‘La Calle de las Sirenas’ había sufrido bullying durante su etapa escolar. Arriba del escenario parecía que todo era canto, baile, sonrisas, vestuario colorido y aplausos. Nada más alejado de la realidad: "No fui un niño feliz", mencionó en una entrevista en 2022.

Cuando el intérprete nació, sus padres se separaron; y entonces su vida se convirtió en un vaivén de con quién se quedaría. Al final se quedó con su papá, y comenzó la pesadilla "porque la verdad es que pocos hombres han sabido ser padres, creo yo. Y el mío pues no fue", declaró en la misma charla.

Además de su fracturada relación paterna, estaba el trato con otros niños.

En la escuela lo molestaban a tal grado que se escondía bajo el coche de Federica porque no quería ir. ¿La razón? Recibió mucho bullying por su "energía femenina".

El cantante rememoró sus años infantiles al hablar de que siempre fue "muy femenino". Aunque en principio le costó asimilarlo por el contexto machista en el que se desenvolvía, y la cultura masculina con la que se le educó, finalmente concluyó: "¿Pues qué crees? Así fui desde que nací. Desde el día uno he sido así", mencionó en entrevista con Yordi Rosado.

El cantante explicó que recibió mala vibra de sus compañeros hasta cerca de los 15 años, cuando en la secundaria y preparatoria sintió que por fin estaba encajando y conformó su grupo de amigos: "Ya al final de secundaria-prepa. Eso es lo que a mí me ayudó mucho: tener un buen grupo".

Esta no es la primera vez que ‘Apio’ habla de su "espantosa" infancia. En una conversación de julio de 2022 con Gustavo Adolfo Infante, el cantante ya había señalado que las agresiones que sufrió de niño vinieron a raíz de su vulnerabilidad, timidez y sensibilidad infantil. "Yo sufrí por muchos años, realmente de decir: ‘Ya no quiero vivir, porque la gente no me quiere’", confesó.

Sus compañeros lo acosaban por ser “el raro” que no convivía con los otros niños, y también por ser "el mari*%n".

En julio de 2022 celebró que el bullying esté siendo visto desde otra perspectiva en las escuelas "porque en mi época era: ‘Te molesta, golpéalo tal’".

A pesar de los avances, lamentó que las ofensas que recibió en la infancia sean las mismas "que no dejan de decirme (en la actualidad)". Lo único cierto es que todas estas ofensas han dejado de tener un significado real, gracias a su propio crecimiento personal: "Es un amor a mí mismo", expresó.

‘Apio’ es una persona que ha aprendido a conocerse en el camino, a descubrir quién es y a levantarse ante cualquier circunstancia. Finalmente, las únicas palabras que ahora le importan son las que diga la gente que lo quiere y a quienes les guste su trabajo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Florence Pugh luchó en secreto contra la ansiedad después de encontrar la fama